CONGRESO INTERATLÁNTICO SOBRE PARTO E INVESTIGACIÓN EN SALUD PRIMAL

Las Palmas de Gran Canaria, 26-28 de Febrero de 2010

El objetivo principal de este Congreso es formular nuevas preguntas en una época en la que los rápidos avances técnicos y científicos están llevando a la historia del parto y de la humanidad a una encrucijada. Nuestra historia se ve repentinamente empujada en dos direcciones opuestas: por un lado, la cesárea se ha convertido en una operación fácil y rápida; por otro, un gran cúmulo de datos científicos actuales sugieren el carácter crítico que el período perinatal desempeña en el desarrollo de la capacidad de amar.

Es perfectamente posible que dentro de algunas décadas la mayoría de los seres humanos nazcan por vía abdominal. Y en los casos de partos vaginales, la regla será el reemplazo de las hormonas naturales por sustitutos farmacológicos. La reciente aclaración de los efectos en el comportamiento de las hormonas implicadas en el parto, nos permite interpretar y resumir esta nueva situación afirmando que el ingenio humano ha convertido en inútiles las “hormonas del amor” altamente crítico en un periodo de la vida reproductiva. Esta inutilización de las hormonas del amor ocurre justamente en un tiempo en el que la humanidad se ve obligada a inventar nuevas estrategias de supervivencia basadas en el desarrollo de todas las facetas del amor, incluido el respeto por la Madre Tierra.

Idiomas oficiales: inglés y español.

Blog del congreso

Información sobre inscripciones:

http://www.obstare.com/congreso/InscripcionCongreso.html

Presidente: Michel Odent

Secretaria Ejecutiva: Heloisa Lessa

Director del Comité Asesor: Catedrático García Hernández

Comité Organizador: Eva Darias Esteban, Isabel Fdez. del Castillo, Laura Uplinger, Julia Gutiérrez Jeppesen, Antonia Solanes, Olga Soldado, Magdalena Villanueva, Robbie Davis-Floyd y Jan Tritten.

Comentarios

  1. Es hermoso sentir que hay muchos seres en el mundo compartiendo sus comprensiones para cualificar las practicas del nacimiento hacia una relaciones más amorosas. ya que son Ellos los encargados de dar la Bienvenida a los niños a este mundo.

    La fraternidad, calidez y confianza que reciban los niños y las niñas en su nacimiento les permitiran sentir, que han llegado a un lugar seguro donde son acogidos; creando el manantial donde su ternura y alegria creceran a lo largo de de sus vida.