"El pecho no tiene horario"

Comentarios

  1. […] | Google Video Vía | Mimos y teta trackback ¿Recomendarías este post? Más noticias sobre: Lactancia Tags: lactancia […]

  2. Hola Martha:
    Primero: enhorabuena por haber llegado hasta aquí…ojalá todos los bebés disfrutaran de todo ese tiempo de lactancia!!!
    Del mismo modo que hay “huelgas de lactancia” en las que el bebé parece perder interés por el pecho, hay otras temporadas en la que lo demandan mucho más. Eso puede agobiarnos a las madres, sobre todo porque todavía no es frecuente ver niños “tan grandes” mamando, y eso nos hace sentirnos cuestionadas. Si ése es el caso, te diría que recuerdes que lo que haces tú y lo que pide tu niño es lo normal…de hecho las autoridades sanitarias recomiendan dar el pecho mínimo hasta los 2 años…
    ¿Ha habido algún cambio importante en vuestra vida? ¿Reincorporación tuya al trabajo o mayor tiempo de ausencia por tu parte, guarderías, personas nuevas en vuestro entorno, enfermedades…? Estas cosas suelen hacer que el niño reclame más a la madre…el pecho no es sólo alimento y puede que tu hijo te reclame a ti…no sólo a la lactancia en sí…
    De todos modos como la lactancia es cosa de 2, puede acabar cuando cualquiera de las 2 partes lo decida…si realmente quieres destetar, ten en cuenta que esto puede hacer que tu niño te reclame aún más. Si a alguno de los sucesos anteriores le sumamos quitarle el pecho, el niño se sentirá aun más confundido…
    Las pautas generales para un destete no traumático son : “no negar, no ofrecer”. Habrás de compensar la falta del pecho con mucha más atención hacia él y anticiparte a su demanda de pecho con otro tipo de actividades con él: juegos, caricias, acunarle, etc…
    De todos modos te mando información más detallada por email.
    Un fuerte abrazo :-)

  3. Me gustaría hablar sobre como quitarle el pecho a mi bebe de 1 año y 8 meses. es un varon y parece que cada día le gusta más. Como se hace para que ya no quiera más….

  4. Nohemi, ese video me lo dió mi matrona en la primera consulta tras el parto, tiene un sitio de honor en mi videoteca 😀

  5. Hola! Mi hija tiene 1 año 9 meses y le he dado pecho hasta ahora y me agradaba que fuera así, aunque el pediatra dijera lo contrario, el problema es que tengo 2 meses de embarazo y la lactancia me ocasiona contracciones.
    Quiero saber si puedo seguir igual dando pecho o como quitárselo. Muy angustiada.
    Norma

  6. Hola Norma :-)
    Ehorabuena por vuestra lactancia y por el nuevo embarazo!!!
    Sobre todo si no has tenido mucho apoyo por parte de tu entorno… por lo que cuentas del pediatra de tu hija… desgraciadamente esa es una realidad con la que nos enfrentamos a diario…
    Sobre el tema de lactar durante el embarazo… te habrás dado cuenta que la mayoría de médicos lo desaconsejan de plano aunque casi ninguno te pueda citar un estudio sobre el tema.
    Yo no soy profesional médico con lo que no te puedo aconsejar sobre tu caso particualr… pero te puedo dar información que puedes compartir con tu médico y luego decides.
    Es cierto que la oxitocina puede provocar algunas contracciones pero cuando la lactancia está tan establecida no suele provocar grandes contracciones ni durante un rato muy largo.
    Normalmente si el tocólogo no te ha contraindicado tener relaciones sexuales no debe haber problema… porque durante el orgasmo también segregas oxitocina que hace que tengas contracciones…
    Muchas embarazadas (sobre todo en segundos embarazos o posteriores) experimentan contracciones aunque no lacten… las llamadas de Braxton Hicks, contracciones que el útero experimenta periódicamente a través del embarazo para facilitar un mejor flujo sanguíneo hacia la placenta y el feto.
    Si no has tenido historial de parto prematuro no tienes por qué tener problema de todos modos apunta estas recomendaciones:

    “Si sientes que tu abdomen se tensa, descansa y relájate. Acuéstate de lado y monitorea las contracciones por una hora, cambiando de posición. Resulta muy útil también levantarse y dar un paseo.

    Atención, observa:

    * Más de 4 contracciones por hora si tienes menos de 36 semanas de embarazo o más de 5 contracciones si tienes más de 36 semanas.
    * Contracciones acompañadas de dolor abdominal, de espalda o pélvico.
    * Contracciones acompañadas de cualquier tipo de flujo vaginal inusual.
    * Historial de parto prematuro.

    Si presentas cualquiera de estos síntomas o tienes dudas, consulta de inmediato a tu médico.”
    (extraído de http://www.bebesymas.com/2006/02/02-contracciones-de-braxton-hicks)

    Si de todos modos decidieras que el destete es vuestra mejor opción recuerda que cuanto menos brusco, menos traumático…
    También has de saber que algunos niños se destetan solos durante el embarazo del siguiente bebé porque en el tercer trimestre la leche vuelve a convertirse en calostro… y los niños notan el cambio de sabor y de cantidad… aunqeu también es cierto que muchos de ellos se “reenganchan” una vez nace el bebé… lo que le supone a la madre una gran ayuda para descongestionar los pechos.
    Decidas lo que decidas seguro que haces lo mejor para tus dos hijos…
    Te copio un par de enlces con información sobre embarazo y lactancia… por si quieres enseñárselos a tu médico:
    http://www.terra.es/personal7/eulalia1/tandem.htm
    http://www.unizar.es/med_naturista/lactancia%203/LACTANCIA%20EN%20CASO%20ESPECIALES.pdf

    Un fuerte abrazo y espero que todo os vaya muy bien. Si necesitas más información no dudes en preguntar 😀

  7. !Hola¡ Tengo un niño de 1 año y 11 meses, todavía lacta y sólo se dedica a eso y casi no come. sólo quiere pecho y si le niego algo hace berrinche, se tira al piso y no le importa si se golpea o algo; tiene ese caracter bien feo, siempre hace berrinche, parece que no me escuchara y lo peor, no tengo con quién dejarlo como para ir a trabajar ayudenme ¡¡¡

    1. Hola Iraida:
      Felicidades por tus casi 2 años de lactancia.
      Como sabrás se recomienda introducir los alimentos a partir del 6º mes del bebé, pero siempre respetando el ritmo del niño. Muchos bebé alimentados con el pecho tardan mucho en querer comer algo más… eso es señal de que no lo necesitan. De hecho tu leche es el alimento único más completo que existe… PAra poder responderte necesitaría saber algo más:
      ¿Sólo come teta? ¿No come algún trocito de pan o alguna galleta o un poco de comida? Es que a veces las madres decimos que “nuestro niño no come nada” cuadno en realidad queremos decir que no come lo que nosotros esperamos que coma…
      He oído de bastantes casos de niños que apenas comen nada más que teta hasta la edad del tuyo… Para saber si tu caso es perfectamente normal y no preocupante habría que valorar si está sano (algunas enfermedades hacen que los niños pierdan el apetito) y crece a un ritmo adecuado.
      El tema de las rabietas no tiene nada que ver con el pecho… es decir… casi todos los niños de esta edad experimentan esta etapa… Es frustrante y agotadora… pero es normal… Yo misma he vivido (y aún hoy algunas veces) lo que cuentas de una rabieta en la que se tira al suelo y se da contra él… En esos momentos lo que te recomendaría a título personal es que vigiles que no se golpee y que intentes no enfadarte tú más… es difícil pero recuerda que nosotras somos las adultas y hemos de mantener el control… hazle saber que le quieres a persar de su enfado y que no quieres que se haga daño… Con el tiempo esas rabietas se van atenuando a medida que el niño se expresa más y mejor hablando y aprende a gestionar sus enfados y frustraciones.
      Léete esto:
      http://www.dormirsinllorar.com/foro/viewtopic.php?t=3655&sid=a232e2c716d8534a8f5f4e82bef909aa
      El tema del cuidado de tu hijo y el trabajo ya es más complicado… Ojalá algún día podamos compaginar perfectamente maernidad y trabajo… o mejor aún… tengamos un sistema en el que las madres no tengamos que escoger entre una cosa u otra…
      Un abrazo y ánimo

  8. Hola me parece muy bueno que contestes las preguntas, bueno pido por favor contestes la mia

    Estoy casi al borde de la desesperación con mi hija, ella tiene 1.8 está baja de peso tiene 10 kilos y eso ya que pesaba 9 ha subido de peso a raíz que le he dejado de dar de lactar hace ya como 2 semanas y media porque su pediatra lo recomendó pero es que me da penita porque ella tiene ansias todavía de lactar.
    Pero el problema es que no quiere comer. Cuando le daba de lactar no me comía casi nada a excepción de un poco de pan, leche y a lo sumo 2 cucharas de comida. Todo es con cuchara, ella nunca me toleró el biberon y ahora que le he dejado la teta come un poco mejor que antes pero poco y me hace mucha pataleta porque quiere que la cargue y sólo que la tenga cargada. No sé si hacerle caso o dejarla llorando pero es que me da pena por que no sé si está en edad para destetarla .

    Te pido me aconsejes qué puedo hacer. Sólo le doy de lactar en las noches, imagino que es por eso que sigue con su ansiedad de lactar y no sé si quitarle la teta definitivamente o dársela otra vez y qué hago con el tema de sus pataletas porque la cargue me voy y llora.

    Ahora su pediatra me ha recetado una medicina para el apetito pero es un sufrimiento darle eso, llora horrible, siento que la estoy traumatizando y es que el sabor es feo.
    Me puedes recomendar un remedio para el apetito que sea bueno y que tenga buen sabor…?

    o qué me aconsejas?

    Ojo a la hora de comer la llevo donde sus primitas para que vea como las otras comen y ella se anime también o la hago jugar pero muchas veces ni así quiere comer al almuerzo. A veces se pasa todo el día sin desayunar y almorzar y mas come una fruta pero cuando le daba de lactar era peor ya que ni desayunaba ni almorzaba ni la fruta soóo lactaba y se me enfermó de anemia. Ante todo esto que dicen que no debo dejar de dar de lactar a mi hija ¿qué puedo hacer?
    Despeja mis dudas urgente por favor.

    1. Hola Gabriela:
      Ante todo decirte que yo no soy médico con lo cual no puedo hacerte ningún diagnóstico ni recomendarte que tomes o suspendas ningún tratamiento. Con la salud, y sobre todo con la de los niños, hay que ser muy cuidadoso. Eso no quiere decir que no opine sobre lo que hacen muchos médicos desinformados completamente sobre lactancia materna. No hay ningún motivo para recomendar a una madre que destete a su hijo…al menos en este caso… Si tu médico sospecha o tiene la certeza de que la niña está enferma pues tendrá que tratarla… pero si la niña come poco y encima le quitamos su fuente de alimento principal… pues mal vamos…
      Para empezar te diré que si he entendido bien tu mensaje y tu niña tiene 1 año y 8 meses y pesa 10 kgs… no veo el problema… Mirando las tablas de peso de la OMS de niñas alimentadas al pecho, tu niña está en el percentil 25… Eso quiere decir que si cogemos a 100 niñas sanas y las pesamos para ver la media… de esas 100, 25 pesan menos que tu niña y siguen estando sanas… Cuando dices que tiene anemia… ¿es algo que se ha visto en un análisis ? ¿Me puedes mandar los valores de hierro y ferritina en sangre? De cualquier modo, si tiene anemia pues se le da hierro y ya está…
      Muchos niños no aceptan casi nada de comida aparte del pecho y están bien alimentados… Te explico: Si no le das teta pero le das una manzana… ¿qué crees que tiene más calorías?? Pues tu leche, además de muchos otros nutrientes y defensas que necesita. La leche materna es, con diferencia, el alimento único más completo que existe nutricionalmente hablando, y aporta otras cosas igualmente importantes para el desarrollo de los niños.
      Dices que tu niña aceptaba un par de cucharadas de comida, y sólo con cuchara… pues muy bien!!! Lo que debes intentar es que la poca comida aparte del pecho, que le das, sea comida nutritiva y a ser posible rica en hierro, que al parecer es lo que le falta… Tú eres responsable de lo que le ofreces y tu niña de cuánta cantidad come. Y por cierto, el hecho de que coma con cuchara es fantástico… ¿para qué le vas a dar un biberón?… La idea es ir preparando a los niños para que coman y beban como nosotros… con cubiertos y vasos… no con biberones durante años.
      El tema de las medicinas estimulantes del apetito voy a permitirme copiarte lo que dice un pediatra experto en lactancia, Carlos González, en su libro “Mi niño no me come”:

      “Existen en el mercado dos tipos de estimulantes del apetito: los que funcionan y los que no.
      1. Los que no funcionan son combinaciones más o menos fantasiosas de vitaminas y cosas raras, habitualmente con un nombre impactante que hace referencia al metabolismo, al cre­cimiento, al dinamismo, a las transfusiones o a algo por el esti­lo. Son el equivalente moderno de aquel «Tónico Curalotodo del Doctor McFulano» que venden los charlatanes en las pelí­culas del Oeste (de hecho, algunos también llevan alcohol). En general, en dosis pequeñas y durante periodos cortos son bas­tante inocuos; pero no siempre están exentos de peligro. Siem­pre puede haber una alergia a alguno de sus componentes o a sus excipientes y colorantes, y se han descrito efectos tóxicos de algunas plantas «estimulantes», como el ginseng. Además, algunas vitaminas y minerales pueden ser tóxicos si se consu­men en exceso.
      Casi todos los médicos están de acuerdo en que estos «tóni­cos» son absolutamente inútiles, pero muchos los recetan como placebo. Un placebo (en latín ‘complaceré’) es un falso medica­mento que se da al paciente para que esté contento. A veces, dar una receta «y que se calle» es más fácil y rápido que expli­carle al paciente la verdad. También es cierto que algunos pacien­tes exigen un medicamento sea como sea, y a veces el médico tiene que rendirse y recetar un placebo inofensivo por temor a que el paciente se compre por su cuenta un medicamento más peligroso (en España, por desgracia, es muy fácil conseguir medi­camentos sin receta). Por cierto, si quiere que no le manden pla­cebos, en ésta o en otras situaciones, es buena idea decírselo al médico desde el primer momento, y recordárselo de vez en cuando: «No me gusta darle medicamentos al niño sin necesi­dad; si usted cree que lo que tiene se le curará solo, no hace falta que le recete nada». Muchos pediatras responderán con una amplia sonrisa de alivio.
      2. Los que sí funcionan son harina de otro costal. Casi todos contienen ciproheptadina (mezclada con diversas vitaminas para distinguir unas marcas de otras).
      Es preciso tener en cuenta que las «ganas de comer» no están en el estómago, como el amor no está en el corazón. El apetito está en (o está controlado por) el cerebro. La cipro­heptadina (y algún pariente, como la dihexazina) actúa sobre el centro cerebral del apetito, lo mismo que las pastillas para dormir actúan sobre el cerebro. La ciproheptadina es, en rea­lidad, un psicofármaco; y sus principales efectos secundarios van en este sentido: somnolencia (un efecto frecuente, que puede afectar al rendimiento escolar), sequedad de boca, dolor de cabeza, náuseas; y más raramente, crisis hipertensivas, agi­tación, confusión o alucinaciones, y disminución de la secre­ción de hormona de crecimiento (¡bajito y gordo, para redon­dear el éxito del tratamiento!). La intoxicación (si el niño pilla el frasco y decide tomárselo todo) puede producir sueño pro­fundo, debilidad e incoordinación muscular, convulsiones y fie­bre.
      Por supuesto, estos efectos secundarios graves son muy raros; no los explicamos para que se asuste si alguna vez le ha dado uno de estos jarabes a su hijo (si le contásemos todos los posi­bles efectos secundarios de medicamentos tan habituales como la amoxicilina o el paracetamol, también se llevaría un buen sus­to). Siempre que se toma un medicamento se está asumiendo un riesgo; lo importante es que, cuando uno está enfermo y necesi­ta tratarse, el riesgo es muy inferior al beneficio. El problema de los estimulantes del apetito es que los niños que lo toman ni están enfermos ni necesitan tratamiento; el beneficio es nulo, y cualquier riesgo, por pequeño y remoto que sea, resulta inadmi­sible.
      Pero, sin duda, el mayor peligro de la ciproheptadina es, pre­cisamente, que sí funciona: el niño come más. Más de lo que necesita, más de lo que le conviene. Por suerte, el efecto desapa­rece tan pronto como se deja de tomar el medicamento, y la mayoría de los niños vuelven a perder en pocos días el peso que habían ganado (si habían ganado algo). Este «efecto rebote» sue­le demostrar a la familia que el medicamento es inútil, y lo dejan de usar. Pero algunas caen en la tentación de seguir usándolo de forma continuada, durante meses e incluso años. ¿Qué efecto puede tener sobre un niño el comer más de la cuenta durante meses o años, y además hacer menos ejercicio físico debido a la somnolencia? Nada bueno, seguro.
      También se han usado hierbas y diversos productos «natura­les» para hacer comer a los niños. Todos ellos, por muy «natu­rales» que sean, pueden clasificarse en uno de los dos grupos anteriores: los que funcionan y los que no (el problema es que a veces no tenemos datos suficientes para distinguirlos). Si no funcionan, ¿para qué perder el tiempo y el dinero? Y si funcio­nan, sus peligros serán similares a los de la ciproheptadina. Pri­mero, porque si de verdad aumentan el apetito, probablemente actúan sobre el cerebro. Segundo, porque no se puede hacer que un niño coma más de lo necesario sin que, a la larga, eso per­judique su salud.
      Afortunadamente, parece que ya han pasado de moda las qui­nas y otras bebidas alcohólicas que se usaban hace unos años para abrir el apetito. Ni que decir tiene que nunca debe darse alcohol a un niño.
      En definitiva, los estimulantes del apetito son inútiles cuando no funcionan y peligrosos cuando funcionan, su efecto es pasaje­ro y tienen efecto rebote. No se han de usar jamás.”

      Después de esto mi consejo es que cambies de pediatra.
      Sobre cargarla en brazos, si has visto los otros apartados de mi Blog verás que soy de las que pienso que cuando los bebés y/o niños piden brazos…hay que dárselos… usa algún portabebés que te ayude a hacerlo cómodamente… A veces un simple pañuelo largo anudado o con anillas hace maravillas…
      Y del tema de las rabietas… creo que va todo relacionado… tu niña no entiende por qué su mamá no le da teta y la quiere obligar a comer otras cosas… Aparte de que está entrando en la edad típica de los berrinches… Lee la respuesta al comentario anterior al tuyo en esta misma página y mira los enlaces que le puse a la otra mamá…

      Espero haberte, al menos, tranquilizado en cuanto al tema del peso, que ya te digo que es perfectamente normal y sobre todo que conocieras la opinión médica de alguienque sí sabe de este tema… no obstante te mando algo más de información al email.
      Un fuerte abrazo 😀

  9. mi hijo ya tiene 2 años y no deja el pecho y e intentado de todo. quiriera toda la ayuda que me puedadn dar……………

    1. Hola Deilix:
      Perdona el retraso en responder… mi embarazo me tiene un pelín indispuesta 😉
      El destete es un proceso muy personal… y es difícil dar ayuda sin conocer el caso… lo que sí es cierto es que cuanto más desea la madre dejarlo… a veces más se aferra el bebé… Yo lo primero que te preguntaría es por qué lo queires destetar?? Me explico: para que un niño deje el pecho sin traumas se suele aconsejar “compensar” ese tiempo al pecho con más atención… con lo cual muchas madres pensando que van a estar más “liberadas” se ven que es justo lo contrario… el niño les demanda más…
      No hay una regla fija qpeor en general se recomienda “no negar, no ofrecer”… es decir, si te lo pide no se lo niegues porque suele ser contraproducente… pero puedes adelantarte a su petición ofreciéndole otras cosas, jugar juntos, comer otra cosa o que te ayude a preparar su comida… La idea es que no asocie que perder el pecho es perderte a ti…

      Por otra parte te recuerdo que con esa edad los niños aún necesitan leche… y no hay ninguna como la tuya… Sé que mucha gente ve raro que un niño de más de 2 años mame… pero mira… también es raro ver gente feliz y sonriente… y no cabe duda que es algo que todos queremos…
      Si me das más datos igual puedo concretar más…
      Un abrazo

    1. Hola Cecilia:
      Me imagino que tu niño toma leche materna ¿verdad??? Cuando decimos que la edad de introducción de alimentos es a los 6 meses… estamos hablando en líneas generales… Muchos bebés no tienen interes ninecestian otros alimentos hasta el año o bastante más…
      Léete la respuesta que le doy a Carmen a su comentario tras este artículo del Blog.
      Si puedes te recomiendo que leas el libro “Mi niño no me Come” del pediatra carlos González. Te tranquilizará bastante.
      Si tienes cualqueir otra duda, escribeme sin compromiso.
      Unbeso :*

  10. mi nño tiene un año y medio y no kiere dejar elpècho. y estoy desesperada por k no lo kiere dejar. necesito ayudaalgun consejo.te mando mo correo para k me escribas.gracias

  11. Hola Leticia:
    Enhorabuena por haber alimentado a tu bebé como lo has hecho hasta ahora…
    El título del vídeo que está en esta entrada es “El pecho no tiene horario”… y yo añadiría… “…y no tiene edad”… al menos no la que la mayoría piensa. Un niño de un año y medio aún es un lactante y necesita leche… y si toma la tuya es superior a cualquier otra… Si aún así quieres destetar en el apartado “Guías sobre Lactancia materna” tienes varios documentos que hablan sobre el Destete… échales un ojo, léete las respuestas anteriores en este mismo artículo y si tienes dudas escríbeme…
    Un abrazo

  12. hola bueno yo tengo un bebe de un año y un mes le doy e lactar acadarato me pide la teta y le doy quisiera destetarlo ya que me e bajado mucho de peso y se e cae el pelo quisira que me acosejen que hacer gracias

    1. Hola Claudia:
      Felicidades por tu peque y por darle aún el pecho. Quería cometnarte que el que pierdas peso no es sólo por la lactancia, aunque ésta ayuda a quemar las grasas acumuladas durante el embarazo… Normalmente lo que ocurre es que tener un hijo, sobre todo despu´ñes del año, cuando ya caminan, es muy estresante y agotador… Has de cuidarte y comer bien y sano… Mientras lo hagas, no tiene por qué afectar la lactancia a tu salud… Por otro lado que se caiga el pelo es normal que ocurra algunos meses después del parto… porque durante el embarazo de hecho el pelo deja de caerse. Te copio la respuesta de un pediatra experto en lactancia sobre el tema:

      Lo que tiene esta madre es el efluvio telógeno. Durante el embarazo gran parte de los cabellos se ponen en fase de crecimiento, y unos meses después entran todos a la vez en fase de caída (telógeno). Es algo transitorio, y probablemente ya empezarás a ver que están brotando nuevos pelos pequeñitos, hay que esperar a que crezcan.

      Encontrarás una buena explicación en:
      http://www.intelihealth.com/IH/ihtIH/WSIHW000/408/10086.html (inglés)
      http://www.aad.org/PressReleases/baby.html
      http://www.aad.org/PressReleases/hairloss.html
      http://medscape.elmundo.es/medscape/clinicas/19/seccion_2.html (español)

      No se debe a la lactancia; de hecho verás que en ese artículo dice que se produce “cuando ha terminado la lactancia”, porque se produce a los 3 o 6 meses del parto, y en occidente la mayoría de los niños ya están destetados para entonces. No se debe a falta de ningún nutriente, y específicamente no es falta de hierro ni “desgaste” por dar el pecho ni nada por el estilo.
      Carlos González

      Recuerda que aún tu leche es el mejor alimento para tu bebé… y que además dar el pecho durante años ayuda a la mujer a evitar el cáncer de mama y de ovario…así que no sólo no afecta a tu salud, sino que contrbuye a mejorarla…

      Si aún así quieres destetar en el apartado del Blog “Guías de Lactancia Materna” tienes documentos con indicaciones para un Destete no brusco.
      Un saludo :-)

  13. hola a todos estoy desesperada mi hija de 20 meces no quiere comer si no solo teta no me deja dormir se acusta a las dos de la mañana me hace berrinche si no le doy teta me tiene destrosada ayudenmen por favor…..
    estefania

  14. hola, soy mama de un niño de dos años y dos meses, el ya habia dejado los pañales por eso decidi con todo el dolor del alma que ya era hora que deje su tetita, la esta dejando pero ahora no pide mas, ni pis ni caca que hago vuelvo a los pañales espero su urgente respuesta muchas gracias.

    1. Hola Sabrina:
      Perdona que para responderte te haga unas preguntas:
      ¿Por qué le has quitdo el pecho? ¿Porque ha dejado el pañal? ¿Por qué si esa decisión tú misma dices que te causa dolor en el alma??
      Te lopregunto porue no hay relación entre una cosa y otra… Si tu niño ha alcanzado el punto madurativo necesario para controlar el pis es normal que deje el epañal, pero eso no significa que no necesite más leche… El pecho no tiene edad… sobretodo si ambos (madre y bebé) disfrutan de ello y quieren seguir…
      Por lo que entiendo ¿al quitarle el pecho ha vuelto a hacerse pis y caca…? QUizás es su forma de demostrarte que no quiere dejarlo…
      Si es necesario volver a poner el pañal a un niño no pasa nada… se hace… notodos los logros que conseguimos en la vida son lineales… a veces damos pasos hacia atrás… tu hijo también tiene ese derecho..
      pero ante todo no tomes la decisión de quitarle el pecho por lo que oigas o digan otros.. es evidente que ni tu hijo ni tú estáis bien con esa decisión…
      Un abrazo

  15. hola mi hijo tiene dos años de edad y no se como destetarlo sin hacerlo llorar el problema es q duerme con nosotros la verdad amo a mi hijo pero ya me molesta darlo de mamar porque me duele, tengo firo en la noche porque paso descubierta, me da calambres en los brazos, e incluso me duele el seno cuando pasa mucho tiempo “colgado” que puedo hacer no quisiera hacerlo llorar pero ya creo q es suficiente porque lo hace muchas veces en el día y mucho más en la noche… Gracias

    1. Hola Andrea:
      BIenvenida al grupo de madres de niños que a los 2 años de pronto piden teta más que antes… Los niños pasan por etapas en las que están más demandantes y hay muchas causas para ello (necesidad de seguridad, crecimiento, incuban alguna enfermedad o la tienen ya…). Cuando es la madre la que empieza a sentir desagrado por el hecho de amamantar al niño hay 2 opciones: o desteta o se para a analizar el por qué de ese rechazo y trabaja sobre él. Si quieres destetar tendrás que suplir las tomas de pecho con más atención para no lograr el efecto contrario: si un niño se siente rechazado se volverá aún más demandante. Mira los artículos de destete en el apartado Lactancia materna del blog.
      Por otro lado al tema del dolor o frío se pueden encontrar soluciones… pero sólo si lo deseas. No te sientas obligada o frozada, porque nada de lo que ahcemos de ese modo acaba bien… al final tendrías un conclicto interno que no ayudaría en nada… y la etapa de los 2 años en adelante requiere mucha paciencia por parte de los padres… los niños empiezan a experimentar emociones y sensaciones nuevas que no siempre consiguen canalizar, y al no expresarse bien se convierten en rabietas… Es una mala época para que las madres estemos malhumoradas o con poca paciencia. Lo que sí es cierto es que las que hemos pasado esa etapa y hemos seguido amamantando podemos contarte que esa etapa de gran dependencia pasa… igual que pasan todas las demás de la crianza de un hijo.
      Lo que sí te animo es que busques la forma de hacer lo que creas respetando los sentimientos de tu hijo y no dejándolo llorar… Habla con él y explícale si has decidido dejar de darle el pecho por qué, pero dile que igualmente tendrá a mamá siempre que la necesite… sea de día y de noche. La maternidad de niños pequeños es cansada porque no hay horario… pero cuando pensamos que estamos contribuyendo a que nuestros hijos sean personas felices y seguras se nos hace más fácil todo…
      Un abrazo fuerte

  16. hola!
    felicitaciones por tu blog, encontre informacion muy interesante…
    en cuanto al destete, mi hijo tiene 2 años y la sensacion de cuestionamiento constante empieza a resultarme muy pesado, te agradeceria si me pasas alguna informacion para reafirmarme en mi postura de lactancia prolongada…
    Gracias!
    Paloma y yum

  17. Hola. Escribo para contarte mi caso. Tengo una niña de 23 meses, a la que sigo dando el pecho. Después de seis meses de lactancia exclusiva, pasamos a introducir alimentación complementaria. Me pareció muy positiva la idea de darle los alimentos sin triturar y dejar que la niña comiera sola, experimentando, como un juego. El resultado es que mi niña ahora sabe perfectamente comer sola, utilizando cuchara y tenedor de forma autónoma. Esa es la parte positiva.

    En el lado negativo, apenas come comida. Nunca le he obligado a comer. Nunca me ha parecido adecuado hacerlo. Sin embargo, ahora me doy cuenta de que soy incapaz de que cuando se siente a la mesa a la hora de la comida haga realmente una comida decente. Y no me refiero a que coma todo lo que le pongo. No, hablo de que siquiera pruebe más de una cucharada. Es imposible hacerle comer dentro de unos horarios, no come si no le entra por los ojos, no se le puede forzar.

    Para que veas que no exagero, te cuento lo que ha comido hoy en todo el día: un mordisco a una manzana; una galletita integral; un trozo de pan… y mucha teta. En cambio, ha sido imposible que probara los garbanzos que le hizo su abuela, ni la longaniza que les acompañaba; no quiso tampoco cenar sopa. No quiso nada para merendar….

    Yo no quiero destetarla. No me apetece. Me siento muy feliz dándole el pecho a mi hija. Y ella lo adora. Pero me gustaría que comenzara a tener unos horarios, que comiera normalmente, además de la teta.

    ¿Qué puedes recomendarme?