Entrevista a Jesusa Ricoy por Kebuskas

Con el permiso de Jesusa , amiga doula, os copio la entrevista que le hizo Merche  del blog Kebuskas, que os invito a visitar.

Jesusa Ricoy-Olariaga, desde Londres para Kebuskas
Es educadora de preparación al parto, doula y voluntaria para la linea Birth Crisis de Sheila Kitzinger, además de madre.
www.rompiendoaguas2.blogspot.com

La intelectualización del parto

En mis entrevistas con embarazadas y en mis clases de preparación al parto me fascina observar una y otra vez (salvo en muy contadas ocasiones) cómo las mujeres en su huida por evitar el dolor de parto eligen formas de analgesia y anestesia asumiendo y aceptando todo tipo de efectos secundarios, intervenciones y riesgos.

Sigo sin entender por qué confiamos más en las drogas sintéticas que en las que nuestro cerebro produce.

Qué nos hace preferir una manipulación externa del feto para darle la vuelta en una presentación podálica, con sus riesgos y pocas probabilidades de éxito, antes que un remedio chino como la Moxibustion, que es menos arriesgado y más efectivo.

Por qué una mujer acepta un supositorio vaginal que contiene esperma de cerdo, prostaglandina, antes que quedarse en casa haciendo el amor con su marido, cuyo esperma también contiene prostaglandina.

Por qué una inyección de oxitocina artificial habría de ser más efectiva que dar el pecho a un recién nacido con todo el amor y la oxitocina que nuestro cerebro produce al sentir y oler a nuestros hijos por primera vez.

¿En qué momento perdimos la confianza? Me pregunto una y otra vez mientras miro un anuncio que cubre repetidas veces las paredes de un autobús londinense. El anuncio forma parte de una campaña para promocionar una página web de la sSeguridad Social británica(*) para madres primerizas. En él una madre con cara de preocupación y un bebé en brazos, se pregunta: “¿Lo estoy haciendo bien?”
De pronto cuidar de nuestros hijos es algo ajeno que necesita de la supervisión de los profesionales.

Si les parece que exagero hay una pregunta que empieza a aparecer en mis clases: ¿Podemos pedir que nos laven al bebé antes de dárnoslo?

Les explico que sabemos gracias a diferentes estudios de la importancia del contacto inmediato con la madre, que cada vez más profesionales respetan ese primer momento de contacto, que ayuda a establecer un vínculo con el bebé, a estimular la producción de oxitocina y por tanto ayuda a establecer la lactancia y prevenir problemas. Aún así me preguntan si pueden pedir que se lo limpien antes. Y yo me pregunto cómo van a cambiar pañales o recoger vómitos… y mi corazón urge a mi mente a confiar en que una vez tengan a su bebé en sus brazos la “limpieza” les importe un comino.

Pero lo que para mí encierra esta pregunta o ansiedad, es la absoluta desconexión de los instintos, la intelectualización del parto.

Suprimimos los instintos y al hacerlo vamos creando un proceso intelectual de elección semejante a tantos otros, como el que elige un móvil por internet, y añade la cantidad de minutos, textos y otros extras. Yo me enfrento a la realidad de que hay varios “paquetes” de parto. Mientras intelectualizamos suprimimos nuestra habilidad de mamíferos, nuestra necesidad instintiva de amar y reproducirnos, nuestra característica más importante, el rasgo común de nuestro grupo animal, así como nuestra capacidad de producir el alimento de nuestras crias.

¿Es la madre que teme coger a su bebe cubierto de vérnix y de su propia sangre más proclive a dejarlo en una guardería a los tres meses? ¿O esta madre es ya el producto de una sociedad menos mamífera?

Necesitamos entender el porqué del parto, necesitamos explicarlo y conectarlo a nuestra identidad, sólo así tendrá sentido el reducir las cesáreas, el reducir las intervenciones, el aceptar el amamantamiento como única opción. Nuestra defensa corre el riesgo de ser tan intelectual como el parto medicalizado del que huímos.

Quizá somos las doulas, las comadronas, los educadores y obstetras los primeros que necesitamos reconectar con nuestros instintos y entender el parto como la parte más animal de nuestro comportamiento humano.

  • www.babylifecheck.co.uk/

Comentarios

  1. preciosa entrevista, estoy muy de acuerdo con lo que dice esta mujer. nos han “aritificializado” tanto a nosotras, las mujeres, que nos han hecho creer que no servimos ni para parir, ni para dar el pecho.. y nuestr@s bebés se nos antojan objetos extraños a nosotr@s.. espero que no perdamos el tiempo en re-conectar con nuestra madre, quiero decir, con la que llevamos dentro, con nuestro cuerpo, tenga la apariencia que tenga, con nuestro útero.. y con nuestra mujer en general..

  2. Enhorabuena Nohemi por tu fantastico blog y gracias por “colgarme” por aqui, que gran honor!
    Y gracias a melymelhoneymiel de parte de la mujer que escribio el articulo 😉