Estivill afirma que su método no es para bebés

Me levanto, me hago el café, me dispongo a ver qué pasa por el mundo virtual en el que me muevo,  abro el facebook y veo que se comparte el enlace a una entrevista al Sr. Estivill  donde entre otras preguntas y respuestas está esta que copio:

 He leido el libro “Duérmete niño”, y tengo la duda de a qué edad se debe empezar a aplicar el método que propone. En un recién nacido con lactancia materna a demanda, ¿cómo es posible conjugarla con el método?

Recientemente hemos publicado el libro ‘A dormir’, que es la actualización de los conocimientos sobre el sueño de los niños. En él, explicamos unas normas para enseñar a dormir a los niños correctamente respetando la lactancia materna, de hecho los estudios científicos que hemos publicado en la revista española de pediatría han sido realizados en niños con lactancia materna a demanda. En el cerebro de los niños existe un grupo de células que es nuestro reloj biológico. Es el que nos indica que hemos de dormir de noche y estar despiertos de día. Como otras estructuras del cerebro de los niños, este reloj biológico es inmaduro al nacer. Por esto los niños duermen a trocitos y no pueden dormir de un tirón las horas nocturnas hasta los seis meses de edad. Las normas que explicábamos en ‘Duermete niño’ eran para los niños a partir de los tres años que tenían el denominado ‘insomnio infantil por hábitos incorrectos’. Estas norma no pueden ser aplicadas en los niños más pequeños por esta inmadurez de su reloj biológico. Hay que realizar otras rutinas respetando la lactancia materna a demanda para ir enseñando a este reloj biológico a sincronizarse con el medio ambiente y así llegar de seis meses con un sueño nocturno adecuado de unas once horas y tres siestas diurnas: una después del desayuno, una después de la comida y una después de la merienda. En nuestro libro ‘A dormir’ explicamos estos nuevos conocimientos científicos y damos las pautas adecuadas para que el niño, siguiendo la lactancia a demanda, pueda ir estructurando adecuadamente su sueño.
 Aún estoy en estado de shock O-O . Debe ser que no me había acabado mi café, o el hecho de estar de vacaciones y dormir hasta las 10.30 de la mañana… o igual es que me he hartado de oír a este señor decir una cosa que ahora desdice.
Que no es que no me alegre que por fin reconozca algo con un mínimo de sensatez, es decir, que su método  (entre otras muchas cosas) es totalmente incompatible con la lactancia a demanda.
Luego reacciono, me acabo mi café y me doy cuenta que al final es otra estrategia para vender su último libro… en el que según dice, se actualiza con estudios hechos con bebés que toman lactancia materna a demanda…
Yo ya de este señor me espero cualquier cosa.
Y lo que creo, que soy yo muy mal pensada, es que cada vez hay más padres con mucho sentido común a pesar de él y de sus libritos, y que este señor ha debido notar que han bajado sus ventas. Que antes todos los padres a punto de serlo recibían entre los regalos habituales de pañales y la colonia de turno, su librito de “Duérmete niño” , y ahora muchos de esos padres “primerizos” reciben otro tipo de libros o buscan y encuentran información contrastada antes de dejarse convencer por lo primero que les llega.
Sea como fuere, su libro con “tantos estudios” ha habido que actualizarlo. Que digo yo, que qué va a pasar ahora con esos miles de bebés de menos de 3 años, que no tenían insomnio infantil, sino un ritmo de sueño totalmente normal y necesario para su desarrollo y cuyos padres fueron convencidos, no sin lágrimas, de que o aplicaban el método o acabarían siendo gnomos (por aquéllo de no crecer) o psicópatas.
Y me pregunto cuántas lactancias ha contribuído a fracasar Sr. Estivill, repercutiendo así en la salud de esas criaturas y en la de sus madres, porque eso sí que no lo va a estudiar nadie, pero cada lactancia que se frustra repercute en la salud del bebé, de la madre, de la familia, del país y de la sociedad humana en conjunto. Por no hablar del gasto económico y de la sensación de fracaso de muchas familias cuando, quizás años después, descubren entre asombrados y enfadados, que les timaron.
Y me pongo a soñar en un mundo en el que todos esos bebés estivilizados le ponen a usted una demanda criminal, como en USA a las tabacaleras, no para sacarle el dinero que usted ganó a su costa, sino para que se dé cuenta de una vez, que con la salud no se juega.
Y más que con la salud, con el bienestar.
Que no sé si usted se para a pensar en que su método solo le hace feliz a usted y a su editorial. Porque digo yo: un método que hace llorar al bebé y a los padres… a quién beneficia salvo a usted???
¿De verdad le compensa?
Espero que tenga usted una bonita casa, de esas con jardín y piscina. Comprada con los beneficios de su “top ventas”. Jardín regado con todas las lágrimas de esos bebés que han llorado porque sus padres le creyeron Sr. Estivill, creyeron que era por el bien de sus hijos hacerle a usted caso. PAdres a los que Yo he visto llorar cuando me han contado cómo veían a su bebé llorar sin ellos hacer nada. Espero que su jardín sea muy bonito y le dé mucha tranquilidad Sr. Estivill…  tranqulidad que usted le ha robado a  esos bebés y a esos padres.
 Y por favor, pare ya, porque un día usted va  a ser responsable de que me dé un infarto. Que mire por donde, entre los antecedentes familiares que tengo de muerte prematura por infarto, mi ya sabida mala uva cuando le leo y  que fui un bebé que no tomó apenas teta, estoy en un grupo de riesgo (me salva que dormí con mis padres mucho tiempo). PAre usted ya de decir que un bebé de 6 meses ha de dormir 11 horas  nocturnas más 3 siestas diurnas, que usted no da puntada sin hilo Sr. Estivill.
Lo que me alegra el día es que cuando alguien teclea “Estivill” en Google, igual encuentra artículos como este o mucho mejores…que ya se sabe que yo escribo a base de calentones, y no me paro mucho a dar datos…  Sólo apelo al sentido común y a las emociones:
Me da igual lo que sean mis hijos mañana o en 30 años, Sr. Estivill. A saber qué mundo habrá entonces y qué les quitará el sueño. Lo que sé, es que su día a día, desde que nacieron han sido niños felices, con sueños tranquilos, con más o menos despertares, pero acompañados. Y lo que sé, Sr. Estivill es que yo seré una madre que no ha dormido 10 horas seguidas en más de 6 años, pero me he deleitado viendo a mis hijos dormirse en mi pecho, sabiendo que no les he causado un mal innecesario y sobre todo Sr. Estivill… que sus lágrimas no mantienen su jardín.

Comentarios

  1. Nohe eres la bomba tia cada dia estoy más agradecida de haberte conocido. Mi niña de 6 meses, 3 semanas y 1 dia aun no durme 11 horas seguidas y muchas personas me dicen es que tu no vez que tu leche ya no le alimenta para que duerma del tirón por eso despierta. Digo yo es que mi hija come cuando lo cree necesario y ya se ira acostumbrando es pequeña y quiero disfrutar de ella y que sea una niña feliz sin lagrimas injustas.

    1. Gracias por la difusiòn de este artìculo. Somos muchos los que sentimos así. Y digo sentimos, pk aquì el pensar sobra cuando hablamos de procesos bàsicos mamiferos y humanos.
      Sr. Estivill, Usted no me merece ningún respeto. Usted no respeta las bases de su especie, es un manipulador oportunista, Duerma Ustd un rato, ya que despierto sólo aporta sufrimiento a la sociedad.

    2. Que fácil es opinar y hacer juicios de valor, porque luego encima te hacen sentir mal y dudar de las cosas que haces, si tu bebe va cogiendo peso y el pediatra te aconseja que sigas con la lactancia matern porque no? , lo fácil es meterle biberón con cereales para que se encuentre mas saciado pero también puedes provocarle alergias o intolerancias ya que su aparato digestivo esta inmaduro, etc… Para esa gente que te aconseja mal u opinan recuerdales que la lactancia materna es a demanda.

  2. “En definitiva, no debéis ayudar a vuestro hijo a dormirse, es decir, no debéis tomar parte activa para lograr que concilie el sueño. Ha de aprender a hacerlo solo y CUANDO TIENE MENOS DE 6 MESES (los bebés mayores de 6 meses que aún no han adquirido un buen hábito del sueño suelen padecer insomnio. Si es el caso de vuestro hijo, no sufráis; en el capítulo IV “volver a empezar” os explicamos cómo enseñarles), se le puede enseñar a hacerlo de cualquier manera. Se conformará con que las cosas estén tal como estaban cuando se durmió: su cuna, su mantita, su muñeco, su chupete… Cuando se despierte, y ya sabéis que lo hará varias veces, notará que todo está como siempre (…) y volverá a conciliar el sueño sin más problema. Y vosotros, por supuesto, a dormir tan ricamente.
    Duérmete niño, ed Debolsillo, página 39

  3. Si veis un artículo de la blogesfera maternal escrito con rigor científico, pasión, rabia y a la vez elegancia.. casi seguro que es de mi comadre Nohemí.. enhorabuena, una vez más, la has clavao!

  4. Sabrá este señor de que habla? Un bebe con seis meses tomando pechina demanda, cuando desayuna, almuerza o merienda? Realmente sabe lo q es A DEMANDA? Que triste q tanta gente lean sus libros, y se los crean…..

  5. Soy una madre stivillzada, muy a mi pesar. Desgraciadamente no conocia otra forma de actuar, asta en la universidad o en el ciclo lo dimos como una biblia. Mi leche se fue antes d llegar a los 6 meses, y a los 5ymedio me pusieron biberon mañana y noxe. Gran error!!! Lastima no haberlas conocido antes!!! Estoy intentando recorregirme. He comenzado con el porteo y estoy leyendo mucho sobre la crianza positiva. Mi bb tiene 13 meses y solo quiero su felicidad.
    GRACIAS

  6. Un artículo fantástico, Nohemí!! Como todos!! Mi niña, que duerme con nosotros, se despierta infinidad de veces!! Muchos días me levanto muy cansada (Por lo general dormimos más de 2 horas seguidas desde hace casi 8 meses) pero a pesar de todo, nos sentimos felices y tranquilos de saber que estamos haciendo lo mejor para nuestra peque y que el día de mañana nuestras pocas horas de sueño se convertirán en autoestima, confianza, alegría y felicidad para ella. Me encanta saber que mi niña siente que no está sola y que nunca lo estará!!

  7. A mi este señor (por no decir lo que realmente pienso,ya que llamarle señor le viene demasiado grande) me pone de los nervios. En Sant Jordi estuvo firmando ejemplares de su anterior libro, y porque llegue justo cuando se iba y no le pille a tiempo, sino….sle digo de todo menos bonito! Ahora me estoy leyendo su “famoso” libro “Duermete niño”, ya que lo tenia mi tia perdido por casa desde hace más de 15 años, cuando en su primer embarazo,algun inconsciente desalamado sin conocimientos, se lo regalo. Ella jamás lo puso en practica, es más, cuando me lo dejo me dijo que ni siquiera lo habia leido (esta nuevecito oigan!) y yo lo estoy leyendo porque quiero saber exactamente lo que este personajillo dice en él. Os aseguro que es para mear y no echar gota!!

  8. Hola Nohemí, me encanta como te expresas, más claro el agua, … esa entrevista está claramente enfocada a la promoción de un nuevo libro.
    Mi niña de tres años duerme aún conmigo y por la noche se despierta, se me arrima lo más que puede y sigue durmiendo. Muchas veces ni siquiera me despierto, otras aprovecho para abrazarla, para disfrutar de su presencia, pues es un placer y una tranquilidad tenerla cerca, no un suplicio ni un acto contraproducente, como nos hace creer este señor en su libro. No se que nuevas ideas habrá publicado ahora, pero sabiendo quien las ha escrito, la verdad, no me interesan en absoluto.
    Pues lo dicho, muy buen artículo.

  9. En un principio mi intención era sacarla de nuestra habitación a los 4 meses….
    Ahora ni me lo planteo,será como tenga q ser….
    Pese a soportar ya las primeras criticas,nadie mejor q su padre y yo para criarla

  10. Fantástico artículo.
    Soy madre de dos preciosidades de 6 y 2 años, que no han dormido 11 horas seguidas en su vida, y cuyas lágrimas tampoco han regado el jardín del maléfico adiestrador de niños. Ojalá le llegue pronto la sequía.

  11. Lo de este hombre no tiene nombre. Lo que más me irrita es que yo también caí en su trampa. Una de mis mejores amigas se quedó embarazada cuando su libro era un éxito en ventas. Lo leyó mientras estaba embarazada y yo llegué entusiasmada el día que dio a luz con el muñequito que le pondríamos a su hijo en la cuna. Qué ascazo que no sea capaz de reconocer su error, que decida tirar para adelante como si tal cosa. No me merece ningún respeto.

  12. Fantastico Nohemi , garcias por pronunciarte a base de calentones emocionales , como dices tu.Ya es hora de poner las cosas en su lugar y lo has echo brillantemente.Agregaria q tambien ya es hora de q los papás y mamás, aceptemos que” no hay libritos”, que “no hay métodos”,en lo que respecta a toda la crianza, que se trata de aprender a relacionarnos con nuestros hijos , hoy, en este presente y para eso necesitamos TIEMPO, necesitamos PRECENCIA para conocernos, comprendernos y amarnos.Se trata de tomar la vida en nuestras manos, somos nosotros y nuestros hijos los que mas sabemos como queremos vivir nuestra vida……
    muchas gracias por el articulo…..

  13. Soy madre de un niño de 16 meses, que tomó el pecho a demanda hasta los 13 meses, momento en que por propia voluntad se destetó. Desde los 9 meses duerme toda la noche gracias al método stivill, se acuesta sonriendo y se levanta feliz y descansado, es un niño alegre, y muy sociable, muy cariñoso y tranquilo.
    No comparto ninguno de vuestros comentarios, y creo que no es natural criar hijos dependientes que no saben dormir solos y comen a cualquier hora de la noche, los hijos dejan de ser bebes cuando empiezan a comer, caminar, hablar, no entiendo por qué nos empeñamos en pretender que siempre sean bebes dependientes que no saben hacer nada si no es con mamá.

    1. HOla Lau:
      Felicidades por tu niño alegre, sociable y muy cariñoso. Sin duda no lo es “por” el método, sino a pesar de él. No es mi objetivo discutir con padres su forma de crianza. No suelo criticar a los padres, si te fijas mis artículos van contra quien lo promociona, por falso, por carente de rigor científico, por materialista, por embaucador y un montón de cosas más. De hecho, habrás visto que hasta él ahora se desdice, porque, según él, ahora hay estudios que demuestran que los bebés no duermen como él decía… ¡ Toma ya!!!
      Si tomaste esa decisión es normal que la defiendas… a no ser que de verdad te interese saber por qué funciona el método o qué mecanismos activa en el cerebro del bebé para que no haga algo natural: reclamar a su madre. Aviso que si hasta ahora no lo sabes igual te resulta duro de saber, en ese sentido es cierto que la ignorancia da mucha tranquilidad mental.
      Es curisoso lo de “muy tranquilo”… desde cuándo en la historia del ser humano un bebé ha sido “tranquilo”??? ¿Qué significa tranquilo? Los cachorros de mamíferos en general, sobre todo desde la etapa de movimiento autónomo suelen ser exploradores por naturaleza, activos, inquietos, desafiantes de sus propios límites… así aprenden… Un bebé que para unos es tranquilo, a mi a lo mejor me parece un bebé “resignado”. No digo que sea tu caso, he tratado a cientos de bebés de cerca, y he visto que no hay dos iguales… Lo que sí sé, es que si un bebé se quedó solo llorando en su cuna mientras nadie le atendía, eso deja secuelas… quieras tú o no.
      Si mi pareja me ignora ante un momento difícil, y nunca me pide disculpas o reconoce su mala actitud te aseguro que mi relación con él nunca sería igual… ¿O acaso tú sí podrías?? ¿Por qué tu hijo va a merecer menos respeto??
      Y sobre tu comentario de la dependencia… Siento decirte que por definición todos los niños, no solo los bebés, son dependientes… hasta que dejan de serlo.
      Un saludo y gracias por comentar en el blog.

      1. Querida Nohemí, no iba a contestar, pero presuponer mi “ignorancia” y la de mi marido, pues todas las decisiones que conciernen a la educación de nuestro hijo son previamente meditadas y consensuadas por los dos, me deja claro que este es otro de esos blogs en los que solo hay cabida para los que comulgan con tus ideas, dejando al resto en un saco de ignorancia, pobrecitos de nosotros que no sabemos más.
        Deberás saber, que antes de tomar la decisión de llevar a cabo, una versión light del método stivill, mi marido y yo leímos los libros del famoso pediatra Carlos Gonzalez, acudimos incluso a charlas suyas, leímos los libros de Elizabeth Fodor, y por supuesto el libro A Dormir del dr. Stivill; no contentos con esto, hablamos con padres y madres cercanos, con hijos de todas las edades y partidarios de ambas formas de educar a los hijos, y finalmente decidimos llevar a cabo una versión particular del método stivill, en la que antes de ir a dormir, le leíamos cuentos a nuestro hijo en el salón, acompañado de masajes y música relajante de fondo.. si, lloró un poco al principio, pero en seguida empezó a dormirse y a descansar.Si de noche despierta con hambre, se le da de comer, no somos unos padres desnaturalizados; cuando esta enfermo, como ha sido el caso recientemente, duermo abrazadita a él toda la noche, porque entiendo que cuando uno esta malito no quiere estar solo.
        Pero cuando todos estamos bien, él duerme en su cama y yo en la mia. Soy madre, sé que soy una buena madre, pero también soy mujer y esposa, dedico todo el día a cuidar y atender a mi hijo. Pero por la noche, él debe dormir y yo también.
        Antes de poner en marcha el método Stivill, mi hijo no dormia más de una hora seguida si mi marido y yo no estabamos ahi, durante el dia estaba irritado y cansado… Estoy cansada de oir amigas y familiares que duermen con sus hijos y se quejan de que no descansan, de que el niño se mueve mucho, de que toda la noche le busca el pecho, de que necesitan desacansar… no vivimos en una tribu, ni somos mamiferos como los demás…
        Mi hijo sabe perfectamente que estoy en la habitación de al lado, lo sabe porque todas las mañanas, cuando despierta, jugamos en mi cama un rato, pero también sabe que cuando está cansadito por la noche y llega la hora de dormir, mamá y papa lo acuestan, no sin antes darle masajes besos y abrazos, y él entoces tiene que dormir…
        Creo que es importante que las personas tengamos nuestro propio criterio, que nos documentemos y que seamos coherentes y consuecuentes con las decisiones que tomamos, ningún pediatra o psicologo tiene la verdad absoluta sobre nada, y nosotros, con toda la información en la mano, podemos hacer infinitud de variantes con aquello que más nos convenza.
        Así que, Nohemí, me parece triste, que sin conocerme de nada, presupongas que “la ignorancia me da tranquilidad mental”, cuando lo que me tranquiliza es todo lo que he leído, conocido y experiementado.
        Sin más recibe un cordial saludo.
        Te deseo mucha suerte con tu blog, y te invito a no ser tan radical en tus posturas, entre el blanco y el negro, hay una amplísima y hermosa gama de lindos colores.

        1. Gracias Laura por responder
          No es mi objetivo discutir con los padres de su caso concreto. Además, lo que cuentas no es el método Estivill, como tú misma dices fuiste creando una rutina para ir relajándolo antes de dormirse… y le alimentas de noche si pide y duermes con él cuando crees que lo necesita: eso es más bien tirando a lo contrario. De hecho si tanto defiendes el método es curioso que no lo aplicaste como este señor indica…. habría que preguntarse por qué ¿no crees?
          No suelo ser de blancos o negros… salvo en determinadas cosas puntuales y este tema evidentemente es uno de ellos. Yo SIEMPRE voy a ser radical en cuanto al maltrato o mal trato. Y siento que se ofenda el que se dé por aludido.
          EN cuanto al desconocimiento, no hablaba de las teorías del apego, que veo que conoces por los autores que comentas, sino de algo que va mucho más allá. Hablo de neurobiología, de la química del cerebro. De lo que ahora se conoce sobre las repercusiones del estrés en bebé y niños. Si eres de las que te gusta el tema te recomiendo leer “El Amor Maternal” de Sue Gerhardt.
          Evidentemente todos tenemos que tener nuestro propio criterio, pero cuando hablamos de menores y de sus necesidades (necesidades sí) estas deberían primar sobre las nuestras, ya que no tienen herramientas para satisfacérselas por sí mismos. Y si no somos expertos en una materia nuestro criterio no es completo si no recibimos información veraz.
          Y no es que te “presupusiera ignorancia” a ti, es que otro de los problemas del dichoso metodito es que su plagiador no explica los mecanismos que hacen que el conductivismo funcione, con lo cual el 99.9% de los padres lo aplica sin conocer estos procesos.
          Me niego a creer que haya padres que conociéndolos los apliquen y luego lo defiendan.
          Coincido contigo en que no hay verdades absolutas salvo una: “no quiero hacerle a mis hijos lo que no quiero que me hagan a mí”. El conductivismo no es bueno ni a corto, ni a medio ni a largo plazo.
          ME alegro que en vuestro caso seáis una familia feliz, y hayáis encontrado la fórmula que os va perfecta. Al menos a vosotros, sobre vuestro hijo, él no ha podido opinar. Igual hubiera preferido dormir más tiempo junto a vosotros… o igual no… eso ya poco importa.
          La cuestión final es que ester señor se forra vendiendo mentiras y enseñando métodos que ni los que le defendéis sois capaces de aplicar… y que ahora, cuando la evidencia científica trasciende los blogs “de los que comulgan con mis ideas” y llega a los círculos de científicos en universidades de prestigio, resulta que recula y donde dije “digo” digo “Diego”, pero entre tanto miles de niños han llorado en sus cunas solos y otros tantos de miles de padres han llorado en los pasillos escuchando tras la puerta.
          Y lo peor es que la mayoría de esos padres defenderán que fue lo correcto incluso cuando él mismo ya no lo haga…
          Un abrazo y sigo pensando que tengo más en común contigo que tú con Estivill, pero igual es una percepción mía… ya sabes cómo es internet

  14. Gracias Nohemí a ti también por responder, solo quiero añadir que no es que yo defienda a pies juntillas el método stivill, pero tampoco comulgo con dormir con los niños hasta que ellos quieran, ójala alguien publicara un libro con lo que marido y yo hemos hecho, y continuamos haciendo cada noche antes de ir a dormir, hay mil formas de conjugar la vida familiar, cubriendo las necesidades de nuestros hijos sin tener que renunciar a las nuestras. Con todo, yo respeto que cada uno haga lo que considere oportuno en su casa, del mismo modo que espero respeto para mi.
    Seguiré visitando tu blog de vez en cuando.
    Recibe de nuevo un saludo y un abrazo.

      1. Nohemi Buenas noches te escribo desde COLOMBIA, tengo un pequeño de 4 Meses, y llevo semanas leyendo y leyendo sobre que estrategia utilizar para que el duerma un poco mejor, pues bien en el día no me toma siestas de mas de 30 minutos, en las noches no duerme mas de dos horas y se levanta a pedir su leche del seno, la pediatra me regaño y argumenta que si mi hijo no duerme mas de 10 horas seguidas no tendrá un buen desarrollo del cerebro he consultado tanto y estoy MUY MUY SEGURA que no voy a seguir el metodo stivill como ella me lo sugirio, pero si quisiera algunas estrategias que me ayuden a mejorar un poco tanto el descanso de él como el mio, seria de un gran valor saber un concejo tuyo o algun link que me recomiendes leer, un gran abrazo.

  15. […] explicándoles, en medio de su angustia, que todo es "por su bien" (aunque recientemente se contradijo, pero esa es otra […]