Un portabebés es un sistema concebido para portear a los bebés/niños sobre nuestro cuerpo. Pueden ser más o menos elaborados, desde una  simple tela a una mochila con cierres y hebillas.
Los portabebés pueden ser nuestro mejor aliado como madres, padres y/o cuidadores de los pequeños.

Los portabebés nos  permiten, ente otras cosas:

  • llevar a nuestros hijos en brazos de una manera sencilla y cómoda
  • estar continuamente pendientes de nuestro bebé mientras hacemos otras actividades.
  • reconocer sus señales y responder prontamente a ellas
  • evitar dolores musculares y/o articulares por coger peso de forma inadecuada
  • facilitar la lactancia
  • evitar o ayudar a disminuir la incidencia y/o grado  de los cólicos
  • favorecer el sueño
  • contribuir a un mejor desarrollo del bebé debido al balanceo continuo
  • proveer estímulos ricos y variados  al bebé desde un lugar seguro
  • servir de refugio al bebé cuando está sobrecargado, aliviar el estrés y descargar tensiones
  • cuidar de su seguridad a nivel físico y emocional, lo que contribuye  a tener bebés más felices y seguros.

.

Porteo Seguro y Porteo Ergonómico

Antes de analizar los tipos de portabebés, asegúrate de entender bien qué es y qué implica el  Porteo Ergonómico, y conocer los consejos para portear de forma correcta y segura.

Preguntas Frecuentes sobre Porteo

En este enlace tienes un artículo con las respuestas a las preguntas frecuentes.

Escoger Portabebés

Para acertar en la elección lo mejor es conocer  los principales portabebés e identificar nuestras necesidades y características particulares.

Una vez que sabemos qué necesitamos y la oferta disponible podemos escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Hay varios factores  a tener en cuenta a la hora de escoger: Yo os recomiendo empezar por buscar entre los adecuados al nivel de desarrollo de vuestro bebé.

En el vídeo os doy unos cuantos consejos más para ayudaros a saber qué debéis considerar.

Tipos de Portabebés

FULAR

 

El fular es, quizás, el portabebés más versátil  ya que permite portear desde recién nacidos muy pequeños hasta niños grandes en diferentes posiciones con nudos muy variados.

Permite escoger en cada momento el grado de sostén y ajuste necesario.

Un fular es una pieza de tela  tejida con hilos entrelazados de unos 70cm de ancho y lo suficientemente largo para atarlo de forma que nos permita llevar al bebé como queramos sobre nuestro cuerpo: .al frente erguido o semi tumbado, a la cadera o a la espalda. Podemos incluso permite llevar 2 bebés a la vez con un único portabebés. La medida del fular dependerá del tipo de nudo que queramos hacer.

 

Aunque en principio cualquier tela valdría para “atarnos” a nuestro hijo, si queremos asegurarnos una postura óptima,  confort para ambos y la seguridad de ser un producto elaborado con seguridad para el uso con bebés, es mejor usar una tela especialmente concebida para ello.
Los fulares están tejidos de tal forma que la tela estire sólo en diagonal y que el nudo no se desplace.

Un buen fular no es un gran gasto, es una inversión que amortizarás si tienes en cuenta la cantidad de horas que lo vas a usar y los beneficios que os aportará, a ti y a tu bebé.

 

Se puede usar  con un bebé o 2, como portabebés o para un sinfín de cosas más.

El fular reparte el peso del bebé/niño por una zona muy amplia de la espalda, hombros, cintura y/o torso del portador lo que hace que la sensación de peso pueda ser menor que con otros portabebés y sea más cómodo, sobre todo en niños que ya pesan o para períodos largos. Al no ser preformado es el portabebés que mejor se adapta al bebé, sea cual sea su tamaño y/o peso.

Dependiendo del nudo utilizado necesitaremos un fular más o menos largo. Normalmente para una persona de talla media con un fular de 4,5m bastará para hacer todos los nudos.

Aunque atarlo bien puede requerir algo de tiempo, normalmente se recomienda empezar usando un nudo y cuando lo dominamos aprender otro. En realidad todos los nudos se basan en variantes de 4 técnicas principales de  anudado. Una vez dominadas esas técnicas las posibilidades son casi infinitas.

Para quienes empiezan en el porteo lo  importante es aprender la técnica de forma correcta y sentirse seguros y confortables.

Se van variando los nudos a medida que el bebé crece o dependiendo de nuestra necesidad o la suya en cada momento.

 

FULAR ELÁSTICO

El fular elástico es un tipo particular de fular. Tiene algunas cosas en común con los fulares tejidos pero por su elasticidad hay que tener en cuenta sus particularidades para sacarles el máximo partido.

Este tipo de fulares tiene amantes y detractores, lo importante es que sepas utilizarlo correctamente, de forma correcta y segura.

Su característica principal es que la tela estira (algunos a lo ancho y a lo largo, y otros solo a lo largo) por el tipo de tejido (llevan lycra o elastán en su composición). Esta característica permite los preanudados, nudos que se atan antes de colocar al bebé y permiten sacarle y volverle a colocar sin desatar el fular). Esta es la característica más atractiva para muchos padres, no tener que atar y desatar cada vez que colocan o sacan al bebé.

Son de talla única, aproximadamente 5m de largo. Es importante en este tipo de fulares que no sean muy estrechos para garantizar la sujeción adecuada.

Como punto a su favor, aparte de la posibilidad de preanudar,  está su suavidad y facilidad de ajuste. Parecen una segunda piel.
Como característica “negativa” a tener en cuenta está que su uso es más limitado que un fular tejido. En niños de cierto peso ya no resulta tan cómodo pues la tela tiende a rebotar con el movimiento y se deberán usar con nudos reforzados o  por menos tiempo.
Por lo general y aunque hay mucha diferencia de unas marcas a otras, suelen ser más calurosos que los fulares tejidos.

Pueden ser muy confortables para usar con recién nacidos, pero hay que vigilar que el bebé adopte la posición correcta y no se escurra por falta de tensión.
Algunos tipos de anudado como el canguro delante no es recomendable usarlos con este tipo de fular sin reforzar y si no se tiene experiencia en porteo.
Los evitaremos en caso de bebés nacidos prematuros, con hipotonía, hipertonía, displasia o alguna otra característica, como la trisomía, en los que hay que asegurar muy bien la postura y la sujeción.
Una de las cosas más importantes con este tipo de portabebés es asegurar que el ajuste es el correcto y que el bebé no está demasiado tapado o abrigado.

FULAR SEMIELÁSTICO

Como variante del fular elástico  están los semielásticos que son del mismo tipo de punto de algodón (algunos con otras mezclas como bambú o cáñamo) pero sin elastán y/o lycra lo que les hace menos elásticos pero más resistentes al peso y menos calurosos (Mameco, Wrapsody Strecht, Motherfree,  y similares).

Como los elásticos suelen medir 5 m de largo y en general suelen ser anchos, aunque algunas marcas como MamMeco son más estrechos lo que les hace tener una vida más corta, al no sujetar toda la espalda  cuando el bebé crece.

BANDOLERA

El porteo a la cadera es quizás la forma más extendida de llevar al bebé
En casi todas las culturas las madres han usado las telas disponibles para meter dentro a su hijo y llevarlos cargados a todas partes, bien a la cadera, bien a la espalda, con una banda de tela por encima de un hombro y el otro por debajo del otro brazo.
EL porteo tradicional se hacía anudando la tela, lo que hoy llamamos el porteo al estilo rebozo

Inspiradas en estos portabebés tradicionales, tenemos las bandoleras de anillas, en el que un par de anillas sustituyen al nudo facilitando el ajuste y desajuste del nudo.

La bandolera es un portabebés ideal  por varios motivos:

  • Es ligero y fresco, perfecto para las épocas y lugares de calor
  • Muy rapido de ajustar y desajustar
  • Facilita el colocar al bebé de posición erguido a semi tumbado para amamantar y recolocarse erguido al acabar.
  • Ideal para las épocas del sube-baja de los niños  que empiezan a caminar

Como desventaja es un portabebés no simétrico por lo que cuando el bebé va pensado más no es el más confortable para ratos largos. No obstante si se utiliza bien ajustado y con conciencia postural puede ser un portabebés que utilicemos por mucho tiempo, aunque sea para ratos cortos.

TONGA

Un portabebés concebido para porteo lateral, inspirado en los portabebés utilizados por algunas tribus selváticas.  Es una tela de malla que se abre en la parte de la bolsa para formar un asiento.

Recomendado para bebés que tienen control de su columna y se sientan solos ya que no provee soporte, sólo asiento, aunque puede utilizarse antes si se tiene experiencia en porteo

Es el portabebés más fresco y el preferido para tener siempre a mano ya que plegado cabe en un bolsillo.

El complemento ideal para portear en verano, incluso para el agua.

ENLACE A VIDEO DE INSTRUCCIONES DE USO

MEI TAI

El mei tai es uno de los portabebés más utilizados en distintas culturas a lo largo del planeta. Muy sencillo en su diseño consta de un panel que puede ser de tela, fibras  o de pieles de animal y 4 tiras para atarlo al cuerpo.
El más conocido es el que proviene de la cultura asiática, china, de ahí su nombre, pero vemos este tipo de porteo en zonas del norte de Europa y África también.

Es un sistema de porteo muy fácil de usar y muy versátil. Permite  llevar al niño al frente, a la cadera o a la espalda. Es el preferido por muchos padres para iniciarse en el porteo a la espalda, ya que el hecho de que el niño quede bien sostenido en el asiento que forma el panel y las tiras de abajo atadas a la cintura dan mucha seguridad.

La recomendación es utilizarlos con bebés que ya se sientan solos ya que es un sistema de carga pero no provee sostén punto por punto a la columna de un bebé que no se sienta solo.

Hay diseños de Mei Tais muy variados forma y  en materiales. Por lo general los realizados con tela de fular permiten un mejor ajuste. LAs tiras que van por encima del hombro pueden ser acolchadas o no. LAs hay con pliegues para que la tela se despliegue por una mayor zona del hombro y la espalda.  En general es muy importante llevar al niño bien pegado al cuerpo.

Para niños mayores, las tiras superiores pueden servir para ampliar el puente y recoger bien las piernas hasta las rodillas o incluso para reforzar el sostén bajo el culo cruzando las tiras debajo y hacia atrás.

 

Aunque en origen este sistema está pensado para atar las tiras inferiores a la cintura y las superiores por encima del hombro, cruzadas a la espalda y luego atadas a la cintura por delante, se pueden atar con otras variantes para conseguir por ejemplo, una variante de Porteo no Hiperpresivo® , o para atar al bebé más alto en la espalda.

MEI TAI EVOLUTIVO

Adaptaciones  de los mei tais  que permiten su uso con bebés más pequeños ya que permiten ajustar el ancho del puente y reducirlo, así como fruncir los laterales del panel para conseguir un efecto bolsa que mantenga mejor la postura de un bebé pequeño.

PODAEGI

Otro portabebés procedente de Asia, de Corea.
Concebido para portear en la espalda, es un sistema que consta de un panel grande te tela de tamaño rectangular y 2 tiras para atar  al torso o sobre los hombros.

ONBUHIMO

El tecer sistema de porteo muy utilizado proveniente del este, en este caso de Japón.
Es una especie de mochila simple, sin cinturón, concebido como el podaegi para portear a la espalda, que puede atarse con hebillas o con tiras de tela.
Se consigue portear  en la zona alta de la espalda, de forma rápida y sencilla.
Es una opción perfecta para practicar el Porteo no Hiperpresivo® ya que evita el anudado en la cintura.
Hay que pensar que todo el peso recae sobre los hombros del adulto.

Muchas marcas y artesanas de portabebés han creado sus propias versiones con variantes sobre los diseños antiguos como el
OmbuSad® de Siriñadas

PAÑO AFRICANO

Este tipo de portabebés no es el que nos resulta más cómodo en nuestra cultura, porque no tenemos ni la fisonomía ni el estilo de vida en el que estos portabebés son usados.
No obstante su sencillez y  accesibilidad los hacen interesantes para utilizar en momentos puntuales, como al hacer tareas en casa  o como porteo de urgencia.
El atado africano sencillo que se realiza originalmente con un paño, un retal de la tela que utilizan para hacer sus trajes, se puede hacer con cualquier tela. Puede anudarse o sólo enrollarse.

BAMBARA

El bambara es algo más elaborado ya que aparte del paño central tiene una tiras en los extremos que facilitan el anudado.EN general este tipo de sistema de porteo no son recomendados sin práctica.
Hay que tener especial cuidado las primeras semanas de lactancia ya que el sistema de sujeción del portabebé sobre el pecho puede resultar molesto y doloroso o ser causa de obstrucciones y/o mastitis.
En este video te muestro el atado tradicional del bambara y una variante mucho más cómoda para nosotras, con un tirante por encima del hombro, en lo que llamo variante rebozo, como ves en la imagen de la derecha

MOCHILAS ERGONÓMICAS

EL sistema de porteo preferido por muchos por su sencillez.
Son sistemas de porteo más o menos preformados que permiten el ajuste al cuerpo mediante tan cinturón, tirantes y broches.
Es importante saber que por lo general son sistemas concebidos para cargar peso, no para sostener a un recién nacido manteniendo su posición fisiológica.  Eso quiere decir que si nuestro bebé ya se sienta solo podemos elegir el sistema que más nos guste siempre y cuando el bebé y nosotros vayamos cómodos y confortables. En los niños hay que asegurarse que la mochila no le sostiene por los genitales, lo cual es molesto y puede resultar doloroso, y en el adulto que portea, vigilar que el peso quede a la altura correcta, pegado al cuerpo.
Como con el mei tai, hay modelos de mochilas  evolutivas que pueden ser usadas antes de que el bebé se siente solo porque permiten el ajuste del panel central al cuerpo del bebé para darle el sostén necesario, como la Emeibaby.
Por lo general los modelos de mochilas que traen reductores no son recomendables habiendo otros sistemas más ergonómicos. Buscamos un portabebés que se adapte al bebé, no que el bebé se adapte a la mochila.

SELENDANG

Un tipo de fular corto utilizado en Indonesia

MEI HIP

Una especie de Mei tai para porteo lateral que se ajusta con correas en vez de con nudos.

POUCH

La palabra inglesa “pouch” significa “bolsillo”. El pouch es un portabebés que nos permite llevar una bolsa de tela o  bolsillo donde colocar al bebé. Es una banda de tela cosida en forma de tubo, que se pliega y  se coloca en un hombro.
EL bebé dentro puede ir  semi tumbado, sentado al frente o a la cadera, según su edad.Su uso en recién nacidos está indicado siempre que no haya problemas de cadera (displasia) ya que en este portabebés los recién nacidos van con las piernas juntas.
Tampoco es fácil conseguir la postura correcta y que el bebé no quede demasiado hundido dentro de la bolsa.
Siempre hay que asegurarse que la barbilla del bebé toque no toque su pecho cerrando así sus vías respiratorias.
Ante la duda es preferible optar por otro tipo de portabebés para los primeros meses.
Si mayor ventaja es lo sencillo de su uso, y su mayor inconveniente es que has de acertar con la medida correcta.
Existen modelos regulables que permiten su uso a 2 o 3 tallas diferentes

HIP SEAT

 

Un cinturón asiento o  ayudabrazos.
Especialmente recomendado para quienes no se animan con el porteo pero necesitan una ayuda para cargar al niño.
Muy apreciado en lugares donde un cuidador tiene a varios niños que ya caminan, como las escuelas infantiles o madres de día.
También para las abuelas que no se aclaran atando portabebés o tienen limitaciones de movilidad con los brazos. Este sistema les ayuda a soportar el peso manteniendo una postura adecuada.
El bebé ha de sentarse solo para utilizarlo con seguridad

Teléfono

+34 606420529

Email

nohemihervada@gmail.com

9 + 13 =