parto programado

Partos programados

Vas a llevar a tu hijo al colegio, con tu pequeño en brazos, a la teta y no puedes evitar oír la conversación que tienen otras madres cerca de ti. “Esto de los partos programados es una maravilla. Vas ahí ya el día que te dicen… Es ¡¡¡el futuro!!!!!” Son madres, como tú. Viven en[…]

sara carbonero

Yo también fui Sara Carbonero

La gran portada será el día que una famosa dé a luz en la Ruber sin que la rajen… Su estadística es alucinante — me siento decepcionada. Ese fue mi comentario ayer en mi muro de Facebook. A raíz del mismo surgió un debate, sobre juicios, derechos, libertades, decisiones, miedos, elecciones, intereses, mentiras, estadísticas, duelos,[…]

Nuevas recomendaciones para reducir las cesáreas."ElMundoSalud"

Tener dos cesáreas previas no obliga necesariamente a una tercera Artículo publicado en ElMundo.esSalud Los partos por cesárea han aumentado notablemente en la mayor parte de occidente. En EEUU, por ejemplo, casi un tercio de los niños viene al mundo mediante esta intervención. Ahora, el Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia ha decidido flexibilizar las[…]

El hospital 12 de Octubre de Madrid permite al padre estar presente en la cesárea

Noticia publicada en www.20Minutos.es Es una experiencia pionera en la que el padre está al pie del quirófano. El hospital defiende la “mínima intervención” en el parto. Mª del Carmen nació el 20 de enero arropada por su mamá y su papá. BLOG: Bienvenidos a la vida (las fotos pueden herir su sensibilidad). Vídeo: Nacer en[…]

La cesárea sólo debe realizarse si hay indicación médica

Artículo publicado originalmente en El Mundo.es Salud

NUEVA ADVERTENCIA DE LA OMS

  • Un estudio realizado en Asia pone de relieve los riesgos asociados con esta práctica
  • Más de una de cada cuatro mujeres tuvo un parto por cesárea
  • El 62% de los centros consultados incentivaban el uso de esta técnica

CRISTINA DE MARTOS

Una mujer filipina sostiene a su bebé tras dar a luz. (Foto: Jay Directo | AFP)

MADRID.- Muchas personas consideran que las cesáreas sonseguras, exentas de riesgo. Sin embargo, no es así, tal y como refleja el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre esta práctica. Baste un dato: el riesgo de ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos es 10 veces mayor tras una cesárea selectiva planificada que después de un parto vaginal natural. […]

El abrazo materno no es un método-Casilda Rodrigáñez

El pasado 2 de junio salió en El Pais un artículo que adjunto y que está circulando por nuestras redes.   Las personas no informadas pensarán, que qué bien, que la criatura esté con su padre y no en manos de un personal sanitario que le aplica un protocolo de inspección clínica.   Y yo creo desde luego que es un mal menor para la criatura.  La pregunta es ¿por qué no se hace el tipo de cesárea con anestesia epidural que se ha comprobado permite estar consciente y recibir ella misma a su bebe?

Piel con piel

Nils Bergman (2002) dice que para la criatura al nacer sólo hay dos situaciones posibles, que resume con un juego de palabras:  ‘mother’  y  ‘other’ (‘madre’ y ‘otros’);  y lo hace para trazar una  línea divisoria que deja claramente definido el único hábitat que la criatura reconoce como adecuado y tranquilizador, el cuerpo de su madre;  y que el estar sobre cualquier cosa o persona que no sea su madre no lo reconoce y le produce stress.   Bergman insiste en ello aunque es obvio que los grados de stress pueden ser muy diferentes,  y la gravedad de los impactos correspondientes también; y que es mejor que escuche voces familiares, aunque su principal fuente sensorial, el olfato, esté recibiendo señales irreconocibles.

Creo que si Bergman centra su explicación en la dicotomía mother/other (madre/otros), es porque si dedicamos nuestro esfuerzo y nuestro trabajo a reducir el mal menor del  ‘other’,  podremos incluso sin quererlo,  estar de hecho participando en el mantenimiento del mal esencial,  la eliminación de la madre, por utilizar una expresión de Odent. […]

Una reflexión sobre el artículo "En la Piel del Padre" de El País

HAce un par de días copiaba aqui un artículo de El País mostrando cómo el “Piel con piel”  es la mejor forma de recibir a un bebé, y esto es cierto incluso en el caso de cesárea.

No tuve tiempo de escribir nada al respecto y creo que es bueno que se conozcan este tipo de inicativas… pero tengo algunos reparos a cómo está planteada esa noticia.

-¿Dónde está la madre?

-¿Por qué no se aplica el método madre canguro con ella?

-¿Por qué no se deja que el bebé se agarre espontáneamente al pecho?

Hoy en día las cesáresas se practican con anestesia local casi en todos los casos, con lo cual el bebé puede y debe estar junto al cuerpo de su madre…  Ambos necesitan ese estímulo. No entiendo que se haga con el apdre salvo en los casos en que realmente sea imposible hacerlo con la madre… Y eso no es frecuente porque la recuperación normal de la cesárea se puede hacer perfectamente con el bebé sobre el cuerpo de la madre (evitando la zona de la cicatriz) o recostado en un lado pegado a ella, de hecho es necesario para la correcta instauración de la lactancia y para el correcto desarrollo del bebé  no separarlo de la madre. […]

Cómo evitar la cesárea o lograr un parto vaginal después de una cesárea

Parir vaginalmente supone una serie de beneficios muy importantes:

  • la mujer siente satisfacción por su trabajo,

  • se reduce de 2 a 4 veces la muerte materna,

  • se reduce en la madre la pérdida de sangre,

  • facilita la lactancia,

  • minimiza las infecciones,

  • baja la posibilidad de lesiones en ambos

  • reduce los costos de hospital.

Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que cada país debería tener no más de un 10 a un 15 % de cesáreas al año. […]

CONGRESO INTERATLÁNTICO SOBRE PARTO E INVESTIGACIÓN EN SALUD PRIMAL

Las Palmas de Gran Canaria, 26-28 de Febrero de 2010 El objetivo principal de este Congreso es formular nuevas preguntas en una época en la que los rápidos avances técnicos y científicos están llevando a la historia del parto y de la humanidad a una encrucijada. Nuestra historia se ve repentinamente empujada en dos direcciones[…]

El parto medicalizado-Isabel Fdez del Castillo

La ciencia médica tecnifica lo más hermoso y visceral de nuestras vidas: el parto. Esta medicalización es una forma de violencia que aleja a las mujeres de la naturaleza y de su prole y las somete al control de lo que Vandana Shiva denomina el patriarcado occidental. Así lo afirma Isabel Fernández del Castillo, autora de La revolución del nacimiento.

(Mujeres hoy)

Isabel Fernández del Castillo, autora de La revolución del nacimiento (Editorial Edaf, España) plantea en un artículo resumen de su libro de qué forma una tecnología mal empleada y basada en mitos obstétricos obsoletos, sustituye los recursos que toda mujer tiene para parir, tecnificando el momento más hermoso y visceral de nuestras vidas: el parto, el nacimiento.

La autora está de acuerdo, además con la afirmación del reconocido obstetra europeo Michel Odent, quien ha señalado que “La obstetricia, disciplina dominada por el hombre médico, nunca ha comprendido la fisiología del parto”. Para nuestras lectoras y lectores de Mujereshoy, he aquí el artículo de Isabel Fernández del Castillo.

La medicalización del nacimiento. Partos tecnointervenidos

La medicina, y la obstetricia en particular, comparten con el resto de las ciencias su propósito de control sobre la naturaleza y sus procesos. Las prácticas de rutina en el paritorio (sala de partos), en sí mismas neutras si se aplican cuando son oportunas, adquieren una cualidad negativa/violenta cuando se imponen de forma sistemática para someter a la totalidad de las mujeres a una concepción del parto puramente mecanicista y medicalizada.

Es una realidad que la actual atención al parto no busca tanto facilitar el proceso natural sino sustituirlo, esterilizando de paso la dimensión emocional y espiritual del nacimiento, que no tiene ocasión de producirse. Una vivencia que constituye la base de nuestra capacidad de experimentar esos ámbitos de la vida, el troquel de todos los vínculos posteriores, incluido nuestro vínculo con Gaia (1).
[…]