abrazo eterno

Nuestro fular te abrazará eternamente

Este es el relato de una despedida amorosa. De cómo nuestros portabebés son mucho más que una herramienta para llevar a nuestros hijos. Gracias a Mónica y su familia por compartir con nosotros estos detalles íntimos de la despedida de su pequeña niña que no llegó a nacer viva. Mi hija Maia falleció a las[…]

Faro tormenta

El parto más feliz con el final más triste

Hay cosas que no deberían pasar. Pero cuando pasan sólo nos queda llorar, aceptarlas e incorporarlas a nuestra vida. Sentir la muerte de un hijo en el vientre es algo desgarrador, brutalmente desgarrador, devastador, desolador… Hoy, otra vez, como tantas demasiadas veces, he sabido de otra preciosa criatura que no pudo seguir viviendo. Hoy la[…]

Querida Elo: Ese miedo es…..

Últimamente hablo mucho del miedo. En los talleres “Empodérate” es imprescindible primero identificar a qué y por qué tememos… para poder trabajar sobre ello.
Hay miedos reales, miedos imaginarios, miedos autoimpuestos, miedos inconscientes, miedos personales, miedos colectivos…

Pero hoy no voy a escribir sobre eso…
Hoy no quiero hablar de miedos a vencer o a superar

HOy he leído esta entrada del  blog de mi querida Eloísa, querida de verdad, no de lo que se dice para quedar bien. O de esas “queridas” que se usan como fórmula al escribir… no… a Eloísa le tengo un cariño enorme… la he abrazado de verdad y es de esas personas que las recuerdo siempre con una sonrisa. Una sonrisa de verdad. Cuesta abarcarla con un abrazo, no por lo alta que es (que lo es) sino por lo grande que es como persona, como mujer, como madre, como compañera, como amiga, como empresaria, como escritora, como periodista, como bloguera… y podría seguir…

Hoy la he leído y me ha removido muchas cosas.
No quiero citar aquí todo su artículo porque es mejor leer el original en su propia casa, así que si no lo habéis hecho aún, dejad de leer mi blog, pinchad aquípara leerlo y luego volved :-).

Elo habla del miedo, del suyo, de que tiene y confiesa. Y yo quería responderle con una simple frase, porque sé que ella no necesita más. De hecho no necesita nada de lo que le aporten todos nuestros comentarios. Quien sufre una experiencia así con un hijo, sabe que no hay palabra en el mundo que consuele. De hecho, la primera reacción es que no te hablen, que no te digan, que no te animen… porque en el fondo sabes que ese dolor hay que vivirlo, y pasarlo. A pelo. […]

"Nueva comunidad online para profundizar en el estudio del duelo gestacional y perinatal" por Duelogestacionalyperinatal.com

Este fin de semana me invitaron a hablar de mi experiencia de parto en casa a un grupo de residentes de matrona. Para entender lo que supuso para mi este último parto, por supuesto tuve que hablar de los 2 anteriores, incluído el de Altair (aborto espontáneo a las 13 semanas de gestación). Me interesaba[…]