El fular elástico

El fular elástico

El fular elástico es el preferido por muchos padres escogen para iniciarse en el porteo.

¿Por qué? ¿Que lo hace tan atractivo para los padres primerizos?

  • Son económicos
  • Muy suaves
  • Muy adaptables
  • Unitalla
  • Permiten preanudar

Casi todas las marcas de portabebés más o menos reconocidas tienen un modelo de fular elástico. Últimamente muchas marcas de mochilas también han incorporado este tipo de fulares a su catálogo.

Mi relación con los fulares elásticos

 .

En el porteo en España fui de las primeras defensoras de este tipo de portabebés en nuestro país. Cuando muchos argumentaban que no era un buen portabebés, yo explicaba que si se usaba un producto de calidad, con  la técnica de anudado  correcta y sin contraindicaciones particulares, no había problema en utilizar este tipo de fular.

Nunca entendí la reticencia de algunos sectores a este tipo de porteo  y he de decir que el tiempo me ha dado la razón porque he visto a quienes los criticaban, acabar vendiéndolos y recomendarlos. Lo que por otro lado demuestra que muchas veces juzgamos sin conocimiento de causa o lo que es peor, nos dejamos llevar por las modas más que por un criterio objetivo y profesional.

 

El peligro de los fulares elásticos

Posición ranita no lograda

.

Lo cierto es que todas las cualidades de los fulares elásticos se pueden volver en su contra cuando se utilizan mal.  Siendo honesta, el fular elástico  es un portabebés que hace que portear mal y de forma insegura sea muy fácil.

En redes y foros, vemos a diario fotos de bebés porteados horriblemente mal con estos fulares.  Venderlos como “muy sencillos” hace que no siempre se preste atención a los consejos para portear de forma ergonómica y segura y no se le dedique un mínimo de tiempo a aprender a hacerlo bien.

A veces la responsabilidad es de las propias marcas  que usan imágenes como estas en sus webs y en sus folletos de instrucciones.

Uno de los objetivos de la publicidad es resaltar lo positivo del producto, hacer ver al consumidor cómo mejorará su vida adquiriéndolo.  En ese sentido es comprensible que al vender este tipo de fular se recalque su facilidad de uso.
Eso no quiere decir que no se necesite un mínimo de atención para corregir los errores frecuentes que se comenten debido a las carácterísticas del producto.

Su elasticidad, que es su gran baza, puede convertirse en su gran problema.

 

FULAR ELÁSTICO MUY MAL COLOCADO

No sólo es que la posición “cara al mundo” no sea ergonómica, sino que toda la técnica de anudado parece hecha mal a propósito. Es como si supieran que necesitábamos una foto para ilustrar este artículo.

La cara y cruz de los preanudados

 .

Llevo tiempo preguntándome por qué todas las marcas de elásticos usan el mismo nudo preanudado en sus folletos y catálogos: la  cruz envuelta con las tiras por dentro.

.

La responsabilidad de que muchos padres sólo sepan ese nudo y no lo hagan correctamente es principalmente de la industria del sector.

.

Si siempre se ofrece esa opción como la primera, y casi siempre la única, es lógico que los padres no sepan sacarle partido a su fular optimizando sus características para conseguir aspirar al porteo óptimo.

.

Hay nudos muchos más correctos  e igualmente fáciles de hacer.

.

En mi Escuela de Porteo las alumnas deben desaprender esta corriente general de enseñar siempre esa técnica y aprender a identificar otras mucho más versátiles y respetuosas con la fisionomía del bebé y del adulto.

.

Estas imágenes son un ejemplo de cómo los tutoriales que adjuntan algunas marcas a sus fulares están, demasiadas veces, repletos de fallos:

 

  • Piernas colgando
  • pelvis no basculadas
  • poca tensión
  • bebé demasiado bajo
  • imágenes de bebés con las vías respiratorias no despejadas
  • etc.

 

 

 

comparativa portabebésAlgunas marcas han utilizado las características de los fulares elásticos como negativas frente a su producto, aunque no siempre con muy buen resultado.  En este vídeo  por ejemplo, esta marca pretende mostrar las ventajas de su sistema frente al “inconveniente” de atar una tela muy larga.
Fijáos que, además, ponen a una chica muy bajita y delgadita con el fular para que así parezca que sobra aún más tela, mientras que la de esa marca es más grande y disimula la falta de tensión que puede causar el baby k tan al no poder ajustar (nada es casual en marketing).

La realidad es que el resultado de ese sistema de porteo es pésimo y un fular elástico bien ajustado es mucho más cómodo y seguro que el otro por muy fácil que lo quieran vender.

 

 

¿Se puede usar un fular elástico de forma segura y ergonómica?

 .

Por supuesto que sí.

La clave  es entender cómo son y cuáles son sus características particulares y en base a eso aprender a  usarlos de forma correcta.

Cualquier asesora de porteo bien formada debe conocer bien las peculiaridades de este tipo de fulares

y saber cuándo recomendarlos y cuándo no.

Mi consejo es que si os apetece portear con este tipo de fular lo hagáis, teniendo en cuenta que no está recomendado en algunas situaciones. Que busquéis uno de calidad y que invirtáis también tiempo y recursos si es necesario en aprender a usarlo bien.  Sea que os decidáis a  aprender por vuestra cuenta  o a contratar una asesoría  de porteo, escoged bien:

No se puede uno fiar ni de todos los folletos de instrucciones, ni de todos los vídeos de youtube,
ni de todas las instructoras/asesoras de porteo

 

 

¿Qué pasa con las empresas que siguen dando una mala información sobre su producto?

.

Falta tensión por todos lados

A las empresas que fabrican y/o comercializan portabebés  les recomendaría que contraten a una Consultora de Porteo .

 

Esta... en fin... ya sabéis lo que opino: la colgona del mundo ergonómico

Esta… en fin… ya sabéis lo que opino: la colgona del mundo ergonómico

Una profesional que les asesore  a la hora de preparar su manual de instrucciones y/o las fotos de su producto.

 

Es preferible invertir en ese trabajo profesional que repercuta en la buena reputación de la marca a ser conocida por justo lo contrario.

A ver si dejamos de ver folletos de instrucciones y anuncios para comprar portabebés con imágenes como estas:

Normal que lo agarre con los brazos...

Normal que lo agarre con los brazos…

 

Las imágenes están sacadas de las webs  y/o hojas de instrucciones de los fabricantes o distribuidores de esos portabebés.

NOTA: A 24 horas de la publicación de este post, recibo una llamada de la abogada de una de las empresas que comercializa portabebés y que usa en su web una imagen con una postura totalmente antiergonómica “invitándome” a que retire la imagen. Cada vez más claro quién es quién en el mundo del porteo.

4 semanas usando fular elástico

4 semanas usando fular elástico

Samuel ha cumplido cuatro semanas. Estoy dándole el pecho y, francamente, el fular me ha parecido fundamental para que nos esté yendo tan bien.

Independientemente de las ventajas afectivas y físicas que tiene, es muy práctico. Vivo en el campo y salir a dar una vuelta supone siempre coger el coche con el consiguiente acarreo de capazo arriba y abajo, monta y desmonta del coche, etc. Aparte de que si voy a la compra con el chiquitín ¿con qué mano llevo el carro, lo lleno y lo descargo?

Me siento muy libre de entrar y salir: en cuanto da señales de hambre, ala, posición cuna y a engancharse a mamar mientras paseo viendo escaparates o me tomo algo con amigos en una terracita o hago la compra. No estoy atada a horarios… ni siquiera a la demanda de Samuel!!. Sólo me limita lo cansada que pueda estar después de alguna noche especialmente “lactada” 😉 no me da pereza salir, puesto que no tengo que desmontar el capazo del coche para nada ni depender de si Samuel ha comido o ha dormido

Desde luego llama mucho la atención. Mucha gente me para y me pregunta dónde lo he comprado, me dicen qué práctico parece o simplemente se quedan mirando 😀 Claro que el niño es un bebé, jeje, cuando tenga tres años supongo que otro gallo me cantará!!

En casa puedo hacer muchas cosas sin dejar de darle el pecho, lo que en estas primeras semanas de tanta demanda se agradece mucho: recoger un poco, hacer camas, escribir e-mails… Como él está tan tranquilo, yo estoy muy relajada y disfrutando muchísimo de este pequeño

Aparte: es COMODISIMO para la espalda. Camino más derecha, apenas noto el peso (casi 4 kg ya) en comparación con la bandolera de anillas (la uso para “recados cortos”) que ya tenía y nunca terminé de aprender a usar (ahora me atrevo con todo).

Tus vídeos han sido básicos para aprender a usarlo, pero insisto en que antes o después acabaré yendo a un taller.

Por último una duda ¿qué grado de sujeción es el idóneo? A veces me parece que lo aprieto demasiado (aunque Samuel va encantado de la vida: es meterse en el fular y caer frito) y otras demasiado poco.

Por cierto, estoy encantada con el grupo de lactancia de Tías.

Te paso foto de Samuel a la teta 🙂

Un enorme beso desde Lanzarote y muchísimas gracias

Isa

Mitos  sobre  fulares elásticos

Mitos sobre fulares elásticos

nuestro primer fular

nuestro primer fular

Mis inicios en el porteo fueron una colgona que utilicé una sola vez y después un fular de bastante mala calidad.

No obstante, a pesar de no ser demasiado confortable para mí, una buena técnica hacía que mi hijo fuera bastante bien sujeto.
Apenas conocía madres que portearan en mi entorno y las únicas que lo hacían utilizaban fulares elásticos en su mayoría.

En principio no me gustaron demasiado porque veía a los niños  prácticamente colgados por la tela, en posturas basta mejorables.

El caso es que tuve oportunidad de probarlos y de ver por mí misma que muchos de los tópicos que hay sobre ellos en el mundo del porteo son infundados.

 

¿Son iguales todos los fulares elásticos?

Lo primero para hablar de un producto es haberlo probado y conocer todas sus variedades. Fulares elásticos hay muchos, con diferentes composiciones y mezclas, lo que hace que generalizar sea un poco temerario.

No es lo mismo un fular 100% algodón, que otro con lycra o con cáñamo  y dentro de éstos los hay de diferentes tipos. Por lo tanto, criticar estos fulares a priori diciendo que no son idóneos para los bebés, me parece tan poco acertado como decir que no lo es un jaquard o un rebozo.

Con un fular elástico adecuado, de calidad
y una buena técnica de anudado adecuada al peso y tamaño del niño,
el porteo puede ser ergonómico y seguro. 

Mitos sobre fulares elásticos

 

 

  • “Un fular elástico obliga a usar los nudos con tres capas de tela encima del bebé”FALSO
    Un buen fular elástico permite sostener al bebé perfectamente con una sola capa de tela.

  • “Los nudos con tres capas encima del bebé dan mucho calor ”
    FALSO
    Dependiendo la zona donde vivamos, si hace frío,  podemos utilizar  2 o 3 capas para abrigar al bebé. Esto siempre es más cómodo que cargar con abrigos. La posibilidad de ir regulando las capas que cubren al bebé dependiendo de la temperatura  es una de las ventajas del porteo.

fular elástico recién nacido

 

 

 

  • “Solamente dan suficiente soporte hasta los 9 kg”
    FALSO
    Dependiendo el tipo de fular, su composición y su densidad puede ser utilizado con más peso. E incluso cuando ya no es cómodo por el peso con niños grandes para salir a la calle, sigue siendo el fular preferido para los ratos de porteo en casa, por su versatilidad.

fular elástico niño grande

 

 

  • “Con estos fulares sólo pueden hacerse cruces”
    FALSO
    Pueden hacerse canguros reforzados, o dobles hamacas sin problema.

fular elástico canguro

  • “La única ventaja del fular elástico es que resulta más fácil colocarlo con los nudos preanudados”
    FALSO
    Muchas encontramos en estos fulares características que nos gustan aparte de poderse preanudar. Es cuestión de conocerlos bien y sacarles todo el partido.
    Por ejemplo, los padres de múltiples, siempre que las condiciones de sus bebés no desaconsejen este tipo de sistema, encuentran muy cómodo este fular para las primeras semanas

 

  • “Es una desventaja que no sirva para cuando los niños ya pesan bastante”
    FALSO
    Es prácticamente imposible tener un sólo portabebés que sea perfecto para cada etapa del porteo y del desarrollo de nuestros hijos. Lo habitual en las familias que porteamos habitualmente es tener varios portabebés que vamos compaginando dependiendo de la actividad a realizar, del momento y  de cómo sea nuestro hijo. Hay portabebés que sirven para muchos años y otros que quizás solo usemos unos meses pero nos compensa porque nos gusta lo que nos aportan. Ese es el caso de los elásticos para muchas de nosotras.
    Cuando llega el momento de pasar a otro tipo de portabebés más adecuado a la edad de nuestro niño o que nos resulte más confortable, no pasa nada. Yo misma usé mucho el Mei Tai hasta que mi hijo me pesó demasiado y volví al fular de sarga, casi en exclusiva. Eso no convierte al Mei Tai en un mal portabebés. No hay nada malo en usar un portabebés un tiempo limitado. Lo importante es que durante ese tiempo se use correctamente y vayamos cómodos y seguros.

 

¿Dogmas en Porteo?

Dentro del porteo hay “corrientes de opinión” diferentes.

Algunos no soportan ver un bebé en una mochila colgona. Yo, personalmente, prefiero verles ahí que tumbados todo el día, durante meses, en carritos sin contacto físico ni campo visual más allá del techo. Siempre digo que unos padres que empiezan con una mala mochila es más fácil que acaben usando un buen portabebés que aquéllos que no cogen nunca en brazos a su bebé. Lo que diferencia a esos padres de mochilas colgonas de nosotros es simplemente que les faltó información,  pero el deseo de llevar a sus bebés cerca es el mismo. Ellos ya han dado un paso hacia nuestra dirección. Sólo queda, con respeto, empatía y cariño informarles del resto.

El tema de los fulares elásticos es otro motivo de disparidad de criterios.  Algunos dirán que a los padres con recién nacido hay que enseñarles  siempre, primero, el nudo canguro con un fular de sarga.  Para mí lo más importante es ofrecerle a los padres la herramienta que sea más apropiada en su caso particular. Para algunos un punto necesario es la facilidad de uso, no para todos, así que darle a esos padres una herramienta que les permita iniciarse fácilmente en este mundo con las garantías de que el bebé va bien es una forma de garantizar que portearán.

Si unos padres se “enamoran” del porteo por usar un fular “amoroso”,  que respeta la fisiología del bebé, aunque sólo lo usen 6 meses, pues BIENVENIDO SEA.  He conocido madres que compraron hace años un fular de sarga por internet, no superieron usarlo bien y lo aparcaron. Que le dieron al elástico una oportunidad por verlo fácil y hoy son expertas en todo tipo de portabebés. Con eso me quedo.

 

No perdamos de vista la meta por mirar demasiado el camino

Seguro que las mamás de África o las indígenas del amazonas alucinarían con nuestras disertaciones sobre telas y nudos.  Para todas las mujeres, hombres y niños que a lo largo del mundo y de la historia han cargado a sus bebés con lo que tenía a mano (telas, fibras de árboles o cestos…), para todas estas personas estas “discusiones” serían totalmente frívolas. Ellas que no han leído un libro sobre cuidado del bebé o crianza o porteo en su vida pero que saben llevar a sus crías constantemente pegadas a su cuerpo mientras siguen con su vida (recordemos que estas mujeres no tiene baja maternal), que reconocen todas y cada una de las señales de sus bebés (hambre, sueño, necesida de orinar y/o defecar…) verían en nosotras a unas auténticas inexpertas.

 

Creo que lo más importante es contribuir a que los padres recuperen el instinto de cuidar de sus bebés  y mostrarles que pueden hacerlo bien,  que sólo hay que darles algunas pautas para contrarrestar la des-información que nos llega por todos los medios.

Por eso muchas apasionadas del porteo, como yo, asesoramos cada caso particular, teniendo en cuenta todos los aspectos. Asegurándonos que entienden cómo usar el portabebés, cómo conseguir la postura correcta y también, por supuesto, dándoles confianza a los padres con un portabebés que se vean capaces de usar cuando estén solos, con su bebé en los brazos.

Por todo ello sigo recomendando a muchos padres usar este tipo de fulares si les gusta esa sensación de llevar cerca a su bebé desde el primer intento  de una forma cómoda, correcta y segura.

Creative Commons License