Cólicos del Lactante

¿Qué es el cólico del lactante?

El cólico del lactante es un problema común que puede afectar a los bebés en sus primeras semanas de vida y uede durar entre 3 y 4 meses. El niño con cólico llora de manera intensa e inconsolable alrededor de 2-3 horas al día más de 3 días a la semana y que suelen aparecer por la tarde-noche. El bebé estira y encoge las piernas, muestra una expresión de dolor, ventosea (lo que, a veces, le alivia)… El niño con cólico es un niño sano cuyo llanto es percibido como excesivo por los padres que no encuentran la manera de evitarlo.

 

Causas

No se conoce todavía su causa exacta. Se suele decir que son dolores abdominales pero no se sabe a ciencia cierta y se han intentado relacionar con alergias, gases, hipermotilidad intestinal, temperamento, sobrecarga de estímulos… Puede que tenga importancia el temperamento del bebé o de sus padres.

Siempre hay que descartar alguna enfermedad y comprobar que la técnica de lactancia es correcta ya que esto puede ser causa de llanto. Si todo está bien, los medicamentos no suelen ser eficaces, tampoco las infusiones.

Recomendaciones

  • Ante todo procure tranquilizarse y conservar la calma.
  • Recuerde que el llanto es una manera de comunicación del lactante que indica una necesidad pero no siempre significa hambre.

Además de hambre el niño puede tener sueño, cansancio o, simplemente, necesidad de contacto o de estar en brazos. Responder precozmente al llanto y tomarlos en brazos mejora los cólicos más que el tipo de alimentación o cualquier otra intervención y no malcría al niño. Es más fácil prevenir el llanto llevando al bebé cargado a menudo que intentar consolarle una vez ha empezado a llorar. Quizás le sorprenda saber que en las culturas en los que los bebés van siempre cargados, desconocen los cólicos.

 

 

  • Si lo toma la madre, lo pone al pecho y se calma, ya está solucionado. Tomar el pecho no produce obesidad y ofrece algo más que alimento.
  • Intente encontrar las medidas que más calmen a su bebé en particular:
    • balancearlo y acunarlo con suavidad
    • pasearlo
    • cargarlo en un fular o bandolera portabebés
    • buscar una posición que le alivie, sobre todo en la que su barriguita está apoyada sobre el cuerpo de la madre o el padre
    • hacerle escuchar sonidos rítmicos  relevantes como las canciones de cuna
    • darle un baño
    • Un exceso de movimiento puede ser contraproducente, por lo que siempre debe hacerse de forma tranquila y pausada. Nunca hay que sacudir al bebé, él no intenta “manipular” ni “llora por llorar”

 

  • MASAJE INFANTIL
    • Se le pueden hacer masajes en posición vertical o tumbado.
    • El masaje ha de ser suave en el sentido de las agujas del reloj y realizando movimientos de flexión de las piernas sobre el abdomen.
    • Un ligero masaje en la espalda también puede aliviar. Se puede realizar mientras se le carga sobre el antebrazo, con una mano en su barriguita y la otra sobre la espalda.

 

  • Si continúa llorando puede intentar calmarle otra persona (el padre, por ejemplo).
    • Si usted está nervios@ el bebé lo percibirá y será más difícil que se calme.
    • Si el llanto del bebé pone muy nervioso a uno de los padres es preferible que intente calmarlo aquél que esté más relajado.
    • Antes de caer en la desesperación, busque el apoyo de otros familiares, para que puedan relevarle y así descansar.

“Por supuesto que sé qué es lo que quiere cuando llora…Te quiere a ti”

  • En algunos casos el llanto puede ser consecuencia de alergia a las proteínas de la leche de vaca (u otro alimento que toma la madre). En este caso, la madre puede suspender la ingesta de lácteos durante al menos una semana a 10 días. Si el problema persiste, puede volver a comer igual que antes.

Texto basado en información de la Asociación Española de Pediatría (AEPED) http://www.aeped.es/lactanciamaterna/index.htm

Más información en
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002397.htm
(en inglés)

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002397.htm (en castellano con un grave error de traducción que copio y corrijo a continuación)

You cannot spoil a baby by holding him or her during infancy.
Traducido sería: tú no puedes malcriar al bebé por llevarle durante la infancia.

Creative Commons License

Fotos Taller Porteo

Taller en el grupo de Lm "Cono Sur" en el CAP "El Lasso"

Taller en el grupo de Lm “Cono Sur” del CAP El LAsso

Muchas mamás y papás se preguntan en qué consiste un Taller de Portabebés. Básicamente se trata de explicar los beneficios de llevar al bebé cerca y de enseñar de qué manera hacerlo para que sea cómoda y segura para el bebé y la persona que lo lleva.

Dependiendo de qué tipo de personas acuden al Taller la parte teórica es más o menos extensa… hay padres a los que primero hay que convencer de que coger a su bebé no es malo… desgraciadamente esa idea está muy extendida en nuestra sociedad… aunque cada vez más me encuentro con grupos de padres que ya están “convencidos” y que sólo quieren aprender a hacerlo bien…

Algunos de estos talleres se imparten en los propios Centros de Atención Primaria, gracias a las matronas. Estas profesionales de la salud tienen un papel fundamental en hacer que esta información llegue a los padres, ya que son las personas que entran en contacto con las mamás (y papás) desde el comienzo y a lo largo de todo el embarazo. Los primeros días y semanas de vida del bebé son muy especiales y ¡qué bueno es contar con toda esta información a tiempo!

Taller con embarazadas en Vecindario

Taller con embarazadas en Vecindario

En estos talleres con embarazadas me gusta explicar la importancia del “Contacto Piel con Piel” y centrarme bien en el tema de la postura correcta del recién nacido. Después pasamos a una parte práctica para que conozcan los diferentes tipos de Portabebés correctos que pueden elegir.

Cuando es un grupo de papás ya con bebés… nos centramos más en la parte práctica… para que puedan “probar”.

MOstrando el atado africano

MOstrando el atado africano

Aquí podéis ver fotos de cómo estos papás experimentan cómo es llevar a sus bebés con un fular por primera vez o cómo aprenden nudos nuevos.

Su primera vez a la espalda

Su primera vez a la espalda

... y asi de bien!!!

… y así de bien!!!

LOs papás también aprenden:

Para ser la primera vez está genial!!!

Para ser la primera vez está genial!!!

Por si hace frio fuera...

Por si hace frío fuera…

Algunas practican antes de tener al de verdad con un muñeco…

Poner el bebé a la espalda no depende de la edad del bebé… sino de la confianza y seguridad del portador…

Otras mamás con diferentes fulares:

Y mientras los demás por ahí disfrutando del buen ambiente….

Fue un rato estupendo aunque no pude dedicar a cada mamá todo el tiempo que me hubiera gustado… pero creo que sirvió para que muchos bebés y papás pasaran un buen rato y como ya he dicho… para crear algún que otro portabebeadicto más….

Gracias a Virginia que hizo las fotos… (que a mí siempre se me olvida la cámara…) por eso no sale en ninguna… ¡Un encanto de mujer y una gran profesional!

Y gracias a los papás y mamás que me dejan disfrutar tanto mientras intento trasmitirles lo poco o mucho que sé sobre estos temas.

Y sobre todo gracias a mi hijo por quien descubrí este apasionante mundo…

Creative Commons License
This obra by mimosytta.wordpress.com is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.
Based on a work at mimosytta.wordpress.com.

Posición ranita

¿Qué significa la expresión “posición ranita”?
¿Es correcta?

La expresión “postura ranita” es una de las habituales en el porteo. Durante años hemos utilizado esta expresión para referirnos a la postura que adopta el bebé al ser porteado respetando su posición fisiológica.

Cuando empezamos a difundir el porteo ergonómico la mayoría de las personas pensaban que portear era llevar a un bebé sujeto de cualquier modo con una mochila cualquiera. La mayoría tenía la imagen típica de un bebé sujeto por la zona  genital con las piernas colgando, así que se sorprendían viendo cómo iban los bebés porteados de forma ergonómica  con las piernas “tan abiertas”. De hecho una de las preguntas frecuentes a los padres que usábamos este tipo de portabebés era: “¿no le haces daño en sus huesos o articulaciones al llevar sus piernas tan abiertas?” o “¿no va “espatarrado”?.

Antes de responder mira estas  imágenes de algunos de los distintos “arneses” o aparatos que les colocan a bebés con displasia de cadera. Todos hemos visto algún bebé  con este tipo de aparatos y sabemos que incluso duermen con ellos… sólo se les quita para bañarles .

¿Por qué?

Porque cuando mantenemos al bebé con sus piernas abiertas, flexionadas y en abducción ( lo que comúnmente se llama postura ranita), sea con un arnés o colocado con un fular,  estamos asegurando que la cabeza del fémur quede completamente encajada en el acetábulo (hueco de la articulación) de la cadera. Incluso cuando ésta es algo plana, con esta posición aseguramos un correcto desarrollo de la articulación.

En algunos casos se llega a escayolar a los niños para asegurar esa posición.

 

 

Para aquéllos a los que les guste la anatomía, esta es la explicación médica de por qué esa postura es la mejor para los bebés.

Cuando las piernas están estiradas con los pies paralelos (posición anatómica), la cabeza del fémur no queda totalmente encajada por el cotilo, su parte delantera permanece al descubierto

 

La posición en la que las superficies articulares tienen un máximo de contacto, es en la combinación de flexión, abducción y rotación externa.

Esta es la posición que se toma espontáneamente para lograr el reposo de la articulación.

 

 

 

Y esa es la posición que adopta el bebé en los portabebés correctos (fular, bandolera, mei tai y/o  mochila evolutiva…) con la ventaja de estar cerca de mamá o papá sin un arnés de estructura dura que le haga rozaduras y con el añadido de poder estar en movimiento de una forma adecuada para su óptimo desarrollo.
Las mujeres de todas las culturas del mundo han cargado a sus bebés en esta postura de forma natural, sin saber de anatomía, de fisiología del bebé ni de abducción de la cadera…simplemente observando cómo su bebé iba cómodo y tranquilo cerca a su cuerpo y se desarrollaba sano…

 

Así pues, esta forma de llevar al bebé con portabebés es la que recomendamos las asesoras de porteo. No obstante hace ya tiempo que algunas dejamos de utilizar la expresión “postura ranita” porque no es del todo correcta. Esa expresión da la idea de un bebé “aplastado” con las piernas flexionadas, por lo que preferimos utilizar otras expresiones más correctas que no den lugar a errores.

 

posición correcta portabebés
El bebé recién nacido ha de ir con las piernas flexionadas, con la pelvis en retroversión y su espalda curvada hacia el cuerpo del porteador.

En este vídeo puedes escuchar la explicación sobre este y otros términos utilizados en porteo

NOTA: El artículo no recomienda  que si tu bebé necesita un dispositivo para la displasia lo elimines si porteas, esa decisión corresponde a los padres asesorados por el profesional competente.

 

Para saber más:

http://www.hip-baby.org/

http://www.healthsystem.virginia.edu/UVAHealth/peds_orthopaedics_sp/ddh.cfm

http://www.vhebron.es/ortopediatria/publicaciones/lcc.htm

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000971.htm

http://www.abcdelbebe.com/etapas/el_bebe/6_a_12_meses/identifique_y_trate_a_tiempo_la_displasia_de_cadera

http://www.storchenwiege.com/babycarrierresearch.htm

PREGUNTAS  FRECUENTES SOBRE PORTEO

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE PORTEO

Estas son las preguntas que solemos hacernos cuando nos planteamos portear a nuestros hijos.
Los consejos  dados en la web son generales, aplicables para casos en los que no hay patologías ni situaciones especiales a tener en cuenta.
Si  tienes una pregunta sobre tu caso particular consulta con una asesora de porteo cualificada.

 

  • ¿Es fácil aprender a portear ?

    Todos los buenos portabebés se comercializan con  instrucciones ilustradas explicando  su uso paso a paso. También tienes videos tutoriales abiertos en Youtube que pueden servirte para aprender de una forma más eficaz.

    Todos los anudados deben poder hacerse sin ayuda ajena ( a no ser que tus circunstancias personales lo requieran).

    Necesitarás un poco de práctica, como para todo lo demás,  incluido  vestir a un recién nacido, cambiarle los pañales, bañarlo y todo lo que conlleva su cuidado. El Porteo no es una  excepción, pero no es más complicado que todo lo demás. Normalmente se empieza por un nudo y cuando lo dominamos, si es necesario aprendemos otro.

    Normalmente se “pilla el truco” en pocos días. Lo ideal es practicar con un muñeco  en las últimas semanas del embarazo y las primeras veces con  el bebé, situarte frente a un espejo.

    También puedes contratar una asesoría de porteo y sacar el máximo provecho a aprender directamente sin fallos ni vicios de una persona experta en ayudarte a identificar lo que necesitas.

  • ¿Qué es un fular exactamente? ¿Una tela larga cualquiera no haría el mismo efecto?

    El fular es una tela larga, de entre 1.5 a 5 metros de largo (según la talla) y 70 cm. de ancho. El tipo de tejido en el que está realizado hace que pueda adaptarse perfectamente a la técnica de anudado que utilizamos hoy en día. Permite la movilidad del bebé, el ajuste punto por punto para adaptarse al  cuerpo del bebé y  bien la suficiente resistencia como para dar un sostén firme.

    Una tela normal no tiene estas características que precisamos para las técnicas que usamos. No aseguraría ni  el confort, ni el sostén punto por punto ni el ajuste que necesitamos.

    Por supuesto una persona que domina la técnica puede portear con cualquier tela pero, en general, recomendamos un porteo seguro y esto es tener en cuenta que hay productos elaborados para darnos la seguridad y la garantía de portear con toda tranquilidad, desde la calidad del material, la inocuidad de los tintes, al sistema de producción.

    Dentro de esta categoría de portabebés los hay de diferentes tipos y tramas de tejido, factores a tener en cuenta dependiendo también de nuestra necesidad particular al portear ( clima, peso, tiempo de uso, etc).

    El fular se ata con un doble nudo porque es el cierre más estable, seguro y adaptable que existe, no se puede soltar, ni estropearse, ni ceder. De esta manera, el fular se adapta completamente a nuestro cuerpo y asegura la sensación de ligereza cuando llevamos al bebé.

    Merece la pena invertir en un producto de calidad dado que podremos utilizarlo a diario durante años sin deformarse.

  • ¿Cuánto tiempo puedo portear a mi hijo?

    Cuando el porteo es ergonómico, el bebé va en una posición correcta  y confortable, así que puedes portearle  tanto tiempo como ambos queráis.

    Aunque no hay límite de tiempo,  el bebé nos  hará saber cuando ya no desea ir cargado. Los bebés más pequeños suelen pasar muchas horas porteados por su madre, incluso a la hora de la siesta, lo que facilita mucho esta etapa.  Por otro lado, tenemos que respetar el momento en que quiera salir, ya que posiblemente sea hora de un cambio de pañal o un cambio de estímulos.

    Con el tiempo el bebé querrá moverse un poco más  y tendrá etapas de mucho suelo. Ese cambio en la demanda de tiempo de porteo es  normal y necesario para su correcto desarrollo.

 

  • ¿Puedo portear  si tengo problemas de la espalda?Prácticamente todos los padres llevan sus bebés  en brazos una cantidad considerable de tiempo. En general, si puedes llevarle en brazos puedes portear, con la ventaja de que al portear puedes hacer que la sensación de peso sea menor al hacer que sea tu cuerpo el que soporte la carga y no sólo tus brazos y hombros.Por lo general con los portabebés adecuados se alivia la sensación de cargar peso ya que este se reparte por todo el tronco ( o gran parte)  o el torso.

    Siempre hemos de portear de forma ergonómica pero cuando hay una patología hay que ser aún más cuidadoso:   escoger bien el portabebés, la técnica de anudado y conseguir un buen ajuste. De este modo la sensación subjetiva de peso disminuye notablemente y el esfuerzo que realiza nuestro cuerpo se minimiza considerablemente.

    Es importante recalcar que la causa de muchos problemas de espalda no es patológica, sino postural. El porteo puede ayudarnos a ser conscientes de nuestro cuerpo y nuestra postura y ayudarnos a corregirla poco a poco.

    Portear con una postura correcta, hace que el bebé no “cuelgue” y no tengamos que compensar el peso con posturas antinaturales (efecto mochila:  hombros curvados hacía delante y espalda hacía atrás).

    La columna agradece la movilidad que proporciona el porteo correcto, sobre todo con telas bien colocadas y ajustadas. Llevar el bebé en brazos nos obliga a veces a mantener posiciones tensas o más estáticas (sobre todo cuando amamantamos). Poder pasear, movernos o amamantar con  libertad de movimiento beneficia a la columna  y a todo nuestro cuerpo enormemente.

    No obstante, mi consejo es que si tienes problemas de espalda  empieces a portear de forma progresiva, observando la respuesta de tu cuerpo, sobre todo si no empiezas con un recién nacido.  Si es una práctica temprana, tu cuerpo se acostumbrará al peso creciente gradual de tu bebé. Portear puede llegar a ser un ejercicio muy beneficioso para tu espalda en particular y para tu salud en general.

    Una asesora de porteo te ayudará a encontrar el sistema de porteo que te ayude a minimizar el impacto en tu cuerpo y evitar sobrecargar la zona que tengas dañada.

  • ¿A partir de qué edad se pueden usar?

    Si no hay ninguna contraindicación, desde el primer día de vida

  • ¿Hasta qué edad se pueden usar?


    Hasta que sea cómodo ergonómico ( seguro y confortable)  y/o necesario para ambos.

     

  • ¿Son iguales todos los sistemas de porteo ?

     

    NO. Hay sistemas de porteo anunciados incluso como ergonómicos que no cumplen con lo que significa ese concepto.

    Algunos de los portabebés preformados, como son las mochilas portabebés, tienen un diseño que no permite la postura natural de un bebé recién nacido. No se adaptan al cuerpo de la forma en que sí lo hacen otras y por eso requieren de sistemas adicionales, reductores y demás. Otras directamente llevan al bebé sujeto  por la zona genital, demasiado en vertical, lo que no es nada confortable ni para el bebé ni para el adulto que portea.

    Otras veces el portabebés tiene un diseño correcto pero no se usa de forma correcta.  Los fulares, por ejempl,o no tienen una forma predefinida, están concebidos para anudarlos como se quiera, así que siendo un portabebés concebido para proveer un porteo ergonómico puede usarse mal y hacer que porteemos de forma antiergonómica e insegura.

    Si tienes dudas en cuanto a si un sistema de porteo  o su modo de uso es ergonómico lee este articulo: ¿Qué es un portabebés ergonómico?

     

  • ¿Va cómodo el bebé tan apretado contra nuestro cuerpo?

    El porteo correcto mantiene la postura que fisiológicamente adopta el bebé. Éste se ha desarrollado en el útero en un espacio reducido, en posición fetal, con su espalda arqueada y sus piernas flexionadas. Esa es la postura que lleva el bebé porteado hasta que su desarrollo normal hace que esa postura se vaya modificando.
    Un recién nacido  necesita sujeción de todo su cuerpo, a medida que crecen y se desarrollan van reclamado más libertad de movimientos y nuestro porteo se irá adaptando a su necesidad cambiante.
    Lo cierto es que en general a los bebés le gusta ir contenidos,  se sienten más calmados, seguros y protegidos que estando en una posición abierta.

     

  • ¿No tendrá demasiado calor?

    Los bebés que van en contacto estrecho con la madre, aparte de otros muchos beneficios, aprenden a regular su propia temperatura caporal antes.

    La sensación de calor se puede minimizar utilizando ropa ligera y de tejidos naturales que faciliten la transpiración. Evitaremos sobre abrigar al bebé ya que el portabebés ya proporciona una capa de tela.

    Además podemos escoger un sistema de porteo más ligero, como la bandolera o un fular corto, así como  evitar pasear a las horas de más calor o exponernos directamente al Sol.

 

  • ¿No se caerá?

    El porteo correcto es muy seguro.

    EL riesgo de caerse del portabebés es prácticamente nulo. La forma correcta de portear hace  que el adulto  note enseguida si el bebé  va poco ajustado al cuerpo,  con lo que puede  reajustarlo inmediatamente.

    El riesgo de caerse aplica de todos modos a cualquier faceta de la vida, no sólo al porteo. La característica particular de esta práctica, es que si el adulto se tropezara con el bebé porteado, tiene las manos libres para agarrarse y/o amortiguar la caída. Cuando uno lleva a su bebé cargado todo el tiempo, adquiere seguridad en sus movimientos lo que minimiza ese riesgo

    Siempre recomiendo, no obstante, usar el sentido común para no portear mientras hacemos alguna actividad de riesgo. Y cuando el bebé ya crece y entorpece la visión, recomiendo portear de forma lateral o en la espalda.

  • ¿No va mejor en el carrito?

    Los carritos son un invento relativamente moderno en la historia de la humanidad. Los bebés han sobrevivido y se han desarrollado perfectamente sin ellos durante milenios, lo que muestra que no son imprescindibles.

    El contacto con el cuerpo de la madre sí es algo necesario para el bebé que nace esperando seguir en su hábitat.  Todos los mecanismos que el bebé tiene para sobrevivir y para permitir su correcto desarrollo se ponen en marcha cuando está en el lugar preparado para acogerle, el cuerpo de su madre.

    Eso no signifique que usar un carrito sea malo, pero una cosa es el uso puntual de una herramienta que puede sernos útill en un momento o situación dada y otra cosa es el abuso de hacer de ello la norma.

    Si el bebé pudiera hablar pediría ir en brazos. 

  • ¿No se acostumbrará a los brazos?

    Hablamos de “acostumbrar” como si fuera algo malo.

    Todos estamos “acostumbrados” a comer cuando tenemos hambre, beber cuando tenemos sed, dormir cuando tenemos sueño y a que nos den cariño nuestros seres queridos. Querer que nuestros hijos  ” se acostumbren a nosotras” es bueno y deseable. Las costumbres que contribuyen a nuestro correcto desarrollo y felicidad son algo que fomentar.

    Te recomiendo leer este artículo: Se te va a acostumbrar”



Asesorarte