Vivimos un guión marcado

¿Qué tienen en común Laura Gutman y Elsa Punset? Viendo este video de Elsa Punset que  no explica nada que no hayamos comentado otras veces, no he podido evitar acordarme del último libro de Gurman “El poder del  discurso materno” Ambas nos explican, cada una desde una perspectiva diferente, lo mismo:  que somos lo  que[…]

"Desde la voz del recién nacido" por Laura Gutman

Artículo publicado originalmente en la Newsletter de Junio de 2011: Hoy las mujeres trabajamos a la par de los hombres, hecho que vivimos con orgullo y satisfacción. Además ninguna mujer está dispuesta a volver al pasado de sometimiento económico, religioso o moral. Nos sentimos libres al gozar por fin de la autonomía largamente merecida. Luego[…]

"Estoy segura de que podemos hacer la revolución en casa"Entrevista a Laura Gutman

Entrevista publicada en Clarín.com

La psicoterapeuta familiar Laura Gutman vuelve al ruedo editorial con La revolución de las madres y traza un paralelo entre la imposibilidad de nutrir afectivamente a los hijos y problemas de alimentación como la anorexia, la bulimia o la obesidad.

“Prefiero ser niñóloga: traigo la voz de los niños”, dice Laura Gutman y allana el terreno para avanzar sobre las responsabilidades de madres y padres sin precaución de ofender. En su último libro, La revolución de las madres, Gutman apunta que casi todos los niños sufren el abandono de sus padres aunque permanezcan físicamente a su lado; que dejar llorar al bebé toda la noche hasta que se calme solito es la muerte espiritual de ese niño; que dejar de darle de mamar al bebé en el quinto mes porque el médico así lo indica, es un desatino y que la leche vacuna es mala para la salud.

Desafiar convenciones, escuchar la voz que desde el interior señala lo que es mejor para los chicos, es un rasgo de madurez necesaria, dirá Gutman, para que los padres puedan dar, nutrir y criar a sus hijos saludablemente. Y si la mirada de esta psicoterapeuta familiar resulta demasiado incómoda para algunos lectores, ella no retrocede: “No es duro lo que yo digo, dura es la vida de la gente, dura es la vida de los niños.” […]