Mi carta al Sr. Estivill, el señor que vende sueños… malos sueños.

De verdad que lo intento De verdad de la buena De verdad que cada vez que le oigo hablar, me paro, respiro hondo, cuento hasta 10, o hasta 150, incluso he intentado recitar un mantra… De verdad que no es nada personal… aunque reconozco que ya ver su cara me crispa… bueno vale, retiro lo[…]