Parir de otra forma… ¡es posible!

Desde muy pequeña supe cómo se tenían los bebés… recuerdo estar en la cama con mi madre y ella explicármelo con un libro muy bonito que se titulaba “¿De dónde venimos”. Es curioso cómo reaccionan los niños a las verdades… con normalidad absoluta. Pero poco a poco esa verdad completamente asumida y aceptada con normalidad[…]