Nieto de copito de nieve

Lo que el nieto de Copito de Nieve me enseñó

Hoy estoy muy contenta. Hoy puedo compartir con vosotros un vídeo que he buscado por años. Gracias  a  Marta de Te cuido con-tacto  alumna de la formación Asesoras Continuum  que lo ha encontrado y me avisó enseguida <3 Vi este programa cuando lo emitieron en la TV y en su día no le di demasiada importancia hasta que[…]

Cultiva tu presente con propuestas de futuro (Septiembre 2013 – Junio 2014)

¿Quieres aprender con los mejores desde la comodidad de tu casa? ¿Nos invitas? Te lo ponemos fácil. Allí donde estés, te ofrecemos posibilidades ilimitadas de crecimiento a través de diez seminarios monográficos con los profesionales especialistas más destacados del momento. Ahora más que nunca es cuando vamos a marcar la diferencia: abriendo nuevas vías de[…]

Cuidemos a quien cuida

Hoy es el día mundial del sueño infantil. Y pensaba hacer una entrada “típica” apelando a lo que ya sabemos que necesitan nuestros bebés. Pero no. Hoy no voy a hablar de lo que necesitan nuestros bebés de nosotras, sino de lo que necesitamos nosotras para cuidarles a ellos. Creo que los métodos para adiestrar[…]

El debate científico sobre la realidad del sueño infantil.

“La irrupción de la ciencia en la cultura popular  tendrá unas consecuencias insospechadas en la vida cotidiana de la gente” Eduard Punset   Dos mujeres científicas, María Berrozpe, doctora en Ciencias Biológicas, y Gemma Herranz, doctora en Ciencia e Ingeniería de Materiales, aúnan su experiencia investigadora con su condición de madres y nos ofrecen una puesta[…]

Estivill afirma que su método no es para bebés

Me levanto, me hago el café, me dispongo a ver qué pasa por el mundo virtual en el que me muevo,  abro el facebook y veo que se comparte el enlace a una entrevista al Sr. Estivill  donde entre otras preguntas y respuestas está esta que copio:  He leido el libro “Duérmete niño”, y tengo[…]

Para reír… o para llorar ¿Qué opináis? (método Ferber-Estivill en acción)

Gracias a Alejandro Busto, de Psicología Ceibe por compartir esto en su muro de Facebook: “En la serie “Loco por ti” se atrevieron con una critica feroz contra el método ferber de “enseñar a dormir a los niños”. Este es el método que se inspiro, robó o como sea el Dr Estivill en España. Brillante[…]

Mi carta al Sr. Estivill, el señor que vende sueños… malos sueños.

De verdad que lo intento De verdad de la buena De verdad que cada vez que le oigo hablar, me paro, respiro hondo, cuento hasta 10, o hasta 150, incluso he intentado recitar un mantra… De verdad que no es nada personal… aunque reconozco que ya ver su cara me crispa… bueno vale, retiro lo[…]

"Sobre el "Sentido Común" de algunos de nuestros pediatras"-por María Berrozpe

Esta semana nos hemos enterado de la publicación del nuevo libro del Sr. Estivill y, para variar, no nos deja indiferentes. Va por delante que en principio respeto todas las formas de crianza mientras no sean nocivas o lesivas para los hijos… de ahí que cuando hablamos de los “consejos” de este señor algunas no[…]

derechos de los niños

Descubriendo la infancia… empecemos por respetarla

Artículo escrito originalmente para la revista Digital “Descubriendo la Infancia” Los Derechos de Los Niños En muchas sociedades avanzadas para su época, convivían ciudadanos con derechos con otros que carecían de ellos. En algunos casos estos no-ciudadanos eran esclavos, o extranjeros o mujeres o niños. Incluso en sociedades consideradas cuna de las libertades había individuos[…]

Lo que "el Sr. que vende libros" nunca explica…

Quienes me conocen o han ido a alguna de mis charlas saben de quién hablo… Un señor que tiene como carta de presentación haber escrito el libro sobre sueño infantil más vendido en España… Que digo yo, que su “éxito” es la prueba más evidente de que lo que predica es una mentira: Él asegura[…]

Nanas

Respondiendo a una consulta del blog acerca de si los bebés han de dormirse solos o no, le comenté a esa mamá que pensara en las nanas… Esas canciones que madres y abuelas de todas las culturas han cantado a sus bebés mientras les mecían en sus brazos …

Me ha dado por pensar en esta mágica costumbre y he encontrado cosas muy interesantes, como algunas letras que tranquilizan al niño asegurándole que mamá velará su sueño o que puede estar tranquilo sobre su pecho.

Estas mujeres entendían lo que nuestra sociedad nos ha hecho olvidar… que para los bebés dormirse solos es algo impensable, que necesitan la compañía de mamá, papá, la abuela … de alguien conocido que les dé tranquilidad. Que para conciliar el sueño hay que estar tranquilo, seguro y relajado… de ahí que todas estas canciones tengan ese ritmo suave y cadencioso. Nada que ver con esas teorías que intentan rendir al niño de puro estrés, miedo,  angustia y desesperación por sentirse solos y desatendidos por las personas encargadas de cuidarles.

Según la Profesora en Letras, Graciela Pacheco de Balbastro, la canción de cuna nace en el momento en el que la madre musicaliza su ternura y hace un nido de sus brazos. Para ella, este género literario es el primero que el hombre disfruta en su vida. Y agrega que pasaron varios años antes de que estas canciones pudieran plasmarse en hojas de papel, y dejar sólo el ámbito de la oralidad. […]

Reflexiones sobre el método Estivill. Rosa Jové

Rosa Jové, psicóloga clínica y psicopediatra, expone en este artículo sus reflexiones y opiniones sobre el conocido Método Estivill para enseñar a dormir a los niños.

Reflexiones

1. No estoy en contra del método. Simplemente quiero lo mismo que se les pide a otros métodos o fármacos; es decir, que alguien me demuestre que no son perjudiciales para la salud.

De momento no hay ningún estudio que demuestre que a los niños que se les ha aplicado este método no tengan secuelas psicológicas de mayores. En cambio hay estudios científicos importantes (Spitz, Harlow, Bolwby, Mckenna, …) sobre lo perjudicial que es dejar llorar a los niños, no consolarlos, dejarlos solos, etc…

El día que me demuestren que no es perjudicial para la salud quizás lo recomiende, mientras tanto … no.

2. No estoy en contra del método. Simplemente quiero que me demuestren lo que dicen. […]

Declaración sobre el Llanto de los bebés

Cuando un recién nacido aprende
en una sala de nido que es inútil gritar…
está sufriendo su primera experiencia
de sumisión. (Michel Odent)


Hombres y mujeres, científicas y profesionales que trabajamos en distintos campos de la vida y del conocimiento, madres y padres preocupados por el mundo en el que nuestros hijos e hijas van a crecer, hemos creído necesario hacer la siguiente declaración:

Es cierto que es frecuente que los bebés de nuestra sociedad Occidental lloren, pero no es cierto que ‘sea normal’. Los bebés lloran siempre por algo que les produce malestar: sueño, miedo, hambre, o el más frecuente, y que suele ser causa de los anteriores, la falta del contacto físico con su madre u otras personas del entorno afectivo.

El llanto es el único mecanismo que los bebés tienen para hacernos llegar su sensación de malestar, sea cual sea la razón del mismo; en sus expectativas, en su continuum filogenético no está previsto que ese llanto no sea atendido, pues no tienen otro medio de avisar sobre el malestar que sienten ni pueden por sí mismos tomar las medidas para solventarlo.

El cuerpo del bebé recién nacido está diseñado para tener en el regazo materno todo cuanto necesita, para sobrevivir y para sentirse bien: alimento, calor, apego; por esta razón no tiene noción de la espera, ya que estando en el lugar que le corresponde, tiene a su alcance todo cuanto necesita; el bebé criado en el cuerpo a cuerpo con la madre desconoce la sensación de necesidad, de hambre, de frío, de soledad, y no llora nunca. Como dice la norteamericana Jean Liedloff, en su obra The Continuum Concept, el lugar del bebé no es la cuna ni la sillita ni el cochecito, sino el regazo humano.

Esto es cierto durante el primer año de vida; y los dos primeros meses de forma casi exclusiva (por eso la antigua famosa ‘cuarentena’ de las recién paridas); luego, los regazos de otros cuerpos del entorno pueden ser sustitutivos algunos ratos. El propio desarrollo del bebé indica el fin del periodo simbiótico: cuando el bebé empieza a andar: entonces empieza poco a poco a hacerse autónomo y a deshacerse el estado simbiótico.

La verdad es obvia, sencilla y evidente. […]