#YoViajoSeguro

Regresa con fuerza  la campaña “Ni un peque más en peligro”, con el fin de conseguir que todos los niños menores de 4 años (como mínimo), viajen siempre en el coche en sillas acontramarcha, concienciando a los padres de los graves peligros a los que enfrentan a sus hijos por no hacerlo.

Está demostrado que viajar de espaldas es hasta 5 veces más seguro. Estos sistemas de retención infantil, que siguen el modelo nórdico, han sido diseñados para eliminar por completo el riesgo de lesiones, tanto en niños como en ocupantes del vehículo.  Algo imposible de evitar en dispositivos instalados de frente.

#YoviajoseguroUna iniciativa de profesionales relativos a la infancia, salud y seguridad vial, y por supuesto de padres, que se desarrollará dentro de la Semana Europea de la Movilidad (del 19 al 25 de septiembre), concretamente el día 21, Día Mundial Sin Muertes en Carretera.

Por ello, ese día, con el hashtag #yoviajoseguro, difundiremos en las redes sociales un vídeo informativo donde se verán imágenes de niños viajando a contramarcha, desmontando así aquellos mitos y miedos normales que puedan surgir a quienes nunca han oído hablar de esta forma de llevar a los más pequeños en el coche, para explicar que sólo se viaja seguro a contramarcha.

Gracias a la colaboración ciudadana que ya conoce y disfruta de esta medida de seguridad,  la red se llenará de fotos de niños viajando en dispositivos ACM (a contramarcha), utilizando nuestro hashtag, y animando al resto a sumarse para disfrutar de la verdadera seguridad en carretera.

Viajar con un dispositivo orientado al contrario del sentido de la marcha puede marcar la diferencia entre tener un susto, y lamentar una desgracia. Quienes lideran y promueven esta campaña lo saben bien; Algunos aún se están recuperando del susto. Otros, lamentablemente, jamás se recuperarán de la desgracia, ni del hecho de saber que podría haberse evitado si, en lugar de un sistema de frente, su hijo hubiera viajado en uno de espaldas.

El pasado 19 de mayo se hizo la primera campaña de concienciación. Una idea que surgió desde el blog “Una mamá de otro planeta de la fisioterapeuta Marta Erill, y que se pudo llevar a cabo con éxito gracias a la colaboración del grupo de Facebook A contramarcha salva vidas, y de los integrantes de la web Acontramarcha.com”. Contó además con la inestimable ayuda de voluntarios, padres y madres, que aceptaron el reto de llevar esta información a todos los hogares españoles.

Aquel día la propia DGT, Ponle Freno, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid,  el Ministerio del Interior y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, junto con más de 50 blogsyoutubers, profesionales de puericultura, salud y medios, unieron sus fuerzas hasta conseguir que el hashtag #niunpequemasenpeligro, lanzado en la primera campaña, se mantuviera como Trending Topic durante más de 12 horas.

Por eso hoy 21 de septiembre, Día Mundial Sin Muertes en Carretera, las redes sociales y medios de comunicación volverán a llenarse de información de vital importancia para nuestros hijos con un nuevo llamamiento bajo el hashtag #yoviajoseguro.

Su seguridad depende de ello, y es responsabilidad de todos protegerles. Si los padres no acceden a esta información, es imposible que los menores  viajen a salvo, y sabemos que gracias a la difusión en  prensa de nuestra campaña, y del ciber apoyo, entre todos, ayudaremos a salvar infinidad de vidas.

Una vez más, las voces resonarán con más fuerza si cabe para que todo el mundo sepa que la seguridad viaja de espaldas a la marcha.

Contamos con el apoyo y el testimonio de los padres de Gabriel. Su popular historia se conoce en las redes como ¨Gabriel el Vikingo y la Leyenda de la Ola Verde¨. El pequeño viajaba en una sillita a favor de la marcha y con escudo. Paradójicamente una de las más premiadas en los rankingsautomovilísticos y que, desgraciadamente, sigue vendiéndose como una de las mejores. Lamentablemente viajar en esta silla acabó con su vida. Según los expertos, si hubiera ido en una ACM, probablemente estaría ileso. Sus padres, a pesar del dolor, se unen a la campaña con la intención de que el fallecimiento de su hijo nos demuestre las espantosas consecuencias de viajar a favor.

¿Por qué a ACM?Lo dice la física, los expertos lo corroboran:

La física no es opinable. Es infalible. Toda esta teoría se basa en la Primera Ley de Newton que reza: “Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él.

  • “Tras 15 años asistiendo a toda clase de accidentes, a día de hoy, aún no vi un solo menor herido implicado en accidente, que hiciera uso de un sistema de retención infantil a contramarcha. Sin embargo, sí que he tenido la desgracia de acudir a demasiados accidentes, donde menores con edad y cuerpo como para ir en sillitas ACM, resultaban heridos, y en más ocasiones de las que nos imaginamos, de un modo irreversible, incluso letal, por utilizar sistemas a favor de la marcha¨. Jesús Rodríguez, Guardia Civil, experto profesional en Seguridad Vial. Premio Ciudadano Ponle Freno 2015.
  • Desafortunadamente en nuestro país, hay muchos mitos y falsas creencias sobre las sillitas en contra de la marcha, y la mayoría de los padres no son conscientes de lo importante que es llevar a los niños “a contramarcha” en el automóvil al menos hasta los 4 años (y a ser posible más). Los pediatras debemos velar por la seguridad infantil y alertar a los padres de que viajar en contra de la marcha es la opción más segura para sus hijos. Dra. Cristina Puente Sánchez. Pediatra del Hospital Ruber Internacional
  • Tanto en una colisión frontal, como en una por alcance, la inercia del movimiento desplaza a los ocupantes del vehículo hacia delante, tirando de nuestras cabezas en ese sentido, ya que nuestros cuerpos quedan sujetos por el cinturón o el arnés. Para un niño pequeño, eso supone estirar su cuello con una fuerza tan alta que no puede soportar. La única manera de proteger ese cuello, es impedir el desplazamiento de la cabeza, y eso sólo puede ocurrir utilizando una silla ACM“. Ana Urbieta, Dra. en Ciencias Físicas y Profesora Titular de la Facultad de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid.
  • ´´El cuerpo de un niño menor de 4 años tiene poco que ver con el de un adulto. Entre otras muchas diferencias, su cabeza supone un 20-25% de su peso, mientras que en un adulto supone alrededor de un 6%, lo que la convierte, en caso de impacto, en un proyectil lanzado a una gran aceleración. Además, su columna vertebral no está osificada aún, es prácticamente cartílago, y su musculatura no está lo suficientemente desarrollada como para resistir una tracción intensa. Lo que en un adulto puede suponer un latigazo cervical, en un niño menor de 4 años puede significar una decapitación interna (una luxación completa de la primera vértebra cervical que provoca la separación de cráneo y columna vertebral). Hablamos de lesiones graves, en muchos casos irreversibles y letales¨. Marta Erill Pérez, Fisioterapeuta. Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid.
  • “Cuando viajamos con el niño en una silla de frente y el coche se detiene bruscamente se ejercen dos fuerzas sobre él: la de sujeción (del torso) debido a las fuerzas impresas que evitan que se mueva y la de proyección (de la cabeza) como consecuencia de la perseverancia del movimiento uniforme y rectilíneo que llevaba el coche antes de detenerse. Ambos (torso y cabeza) están unidos por el cuello, el cual no tiene resistencia para soportar los 300 kilos que pesa la cabeza de un niño de 3 años a 50 km/h y se rompe nada más empezar el choque. Es inevitable. La única manera de evitar una lesión medular grave o mortal es desviando la fuerza de sujeción hacia la silla y sujetando la cabeza.  Esto solo es posible con un sistema orientado al contrario del sentido de la marcha, cuyo respaldo se encarga de hacer ambas cosas.” Cristina Barroso Hernán. Consultora en SRI y Portavoz del Modelo Sueco de Seguridad Vial Infantil.

#yoviajoseguroLos países nórdicos cuentan con la tasa de mortalidad infantil por accidente de tráfico más baja del mundo. En Suecia llevan más de medio siglo practicando y promoviendo esta forma de viajar, y sus vecinos no son una excepción. En 2015 ningún niño menor de cuatro años falleció en Noruega como ocupante de un vehículo. La posición a contramarcha es la clave de ese resultado.
http://www.thelocal.no/20151204/no-norway-kids-have-died-in-traffic-this-year

Ahora es nuestro turno, demos un giro  de 180º a nuestros niños, y sobre todo a nuestras mentes y costumbres. Sabemos que el riesgo existe, y cuando ocurre, lamentablemente no hay vuelta atrás. Sus vidas dependen de este tipo de decisiones, y solo A CONTRAMARCHA están a salvo.

#yoviajoseguro

 

Nota de Prensa de la organización de la campaña “Ni un peque  más en peligro”
Correo electrónico
medios@niunpequemasenpeligro.com