No subestimes el poder de una madre

No subestimes el poder de una madre

Cuando una mujer se transforma en madre adquiere inmediatamente una cantidad de poderes tremenda.

Poderes de los que muchas veces ni nosotras mismas somos conscientes.

Soy Esther Mayor de Caracoles Nómadas, y hoy Nohemí me abre las puertas de su casa virtual para ayudarte a descubrir o a no infravalorar tus poderes como madre.

Antes de comenzar me presento, para las que no me conozcáis.

Soy una apasionada de la comunicación, adoro viajar y mi don es acompañar a otras mujeres en su maternidad, para mostrarte que lo tienes todo dentro de ti, que si deseas llegar a la luna, lo puedes lograr.

Trabajo con mujeres en su crecimiento profesional, y considero que la base esencial para emprender siendo madre, es reconocer y poner en valor nuestros dones y poderes.

Me transformé en madre un mes antes de cumplir los 30, la maternidad abrió un enorme abismo ante mi, aún 10 años después continúo aprendiendo del abismo, profundizar en la oscuridad, me ha permitido descubrir que los momentos de luz pueden ser maravillosos.

Soy madre de 3 personas, Dana de 9 años, Cora de 7 años y Alán de 4 años.

Ellas abrieron las puertas a una nueva dimensión en nuestras vidas; las tres completan el circulo que mi pareja y yo comenzamos a crear, nos transformaron como personas y nos enseñaron el significado real de la palabra AMOR.

Hace un año mi situación profesional y económica era un completo desastre, junto a mi compañero de aventuras, David, decidimos dar un enorme salto al vacío e irnos a vivir viajando en una autocaravana viejita.

La primera en nombrar en voz alta el sueño de viajar en familia, fue David, mi costillo, el papá, la parte creativa de la ecuación, paciente y comprensivo; sus cualidades son indispensables para nuestro equilibrio.


Un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Imaginad la responsabilidad que conllevan todos los poderes que la maternidad nos otorga.

Es abrumador lo sé, y hay momentos en los que desearías, soltar todo, abandonar las emociones que se generan a causa del exceso de responsabilidad como la culpa, la incertidumbre, la ansiedad, etc.

Tranquila, con el tiempo, la experiencia te otorga un grado, y comienzas a sortear todas estas emociones y a sacar a flote todo tu potencial.

Mi plan para este artículo es el siguiente:

1º Te voy a nombrar y a dar algunos detalles de 7 poderes que residen de forma natural en cada una de nosotras, y que se potencian después de la maternidad.

2º No te pierdas el pequeño vídeo que he creado para ti, y como regalo para mi anfitriona, con frases de 7 mujeres empoderadas e inspiradoras para tu vida.

3º A continuación, encontrarás 2 documentos que he preparado exclusivamente para regalarte a ti, una guía con recursos para potenciar tus poderes y la rueda de poder, (una versión propia de la rueda de la vida).

Abajo tienes el enlace para suscribirte a mi web y poder descargarlo todo.

4º Y por último en la despedida te propongo 3 preguntas, tu reto de hoy es contestarlas en los comentarios.

Te espero allá abajo, en los comentarios, no te dejes ni una letra por leer.


Los 7 poderes que residen en cada mujer y que la maternidad potencia.

 

Femineidad

Creer y aceptar nuestra naturaleza femenina nos trae seguridad, somos delicadas y poderosas, como te decía antes, todo está en ti.

La femineidad es un poder innato, que nos otorga dones preciosos.

Son muchas las cualidades intrínsecas de la femineidad, como la delicadeza, la capacidad de expresar nuestras emociones, la facilidad para cuidar, la compasión, la tolerancia, nos convierten en seres con un inmenso poder.

El conjunto de cualidades que te otorga tu femineidad es una de tus grandes fortalezas.

Existen muchas formas de expresar tu femineidad, encuentra la tuya y dale alas a este inmenso poder que te ha regalado la madre naturaleza.

 

Resiliencia

Se define como la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

Una mujer después de ser madre incrementa esta capacidad, reponernos y adaptarnos a los constantes cambios que la maternidad nos trae son un simple ejemplo.

Atravesar los duelos que se generan al abandonar nuestra percepción de que somos un ser individual, para integrar que existen una o varias personas, que se han materializado a través de nuestros cuerpos, vivir la unión más absoluta y poco después aceptar la separación.

Y en ocasiones, despedir a nuestras hijas e hijos mucho más temprano de lo que desearíamos.

Pocos duelos tan severos vive un ser humano, solo una madre conoce el transito que ha de hacer para continuar viviendo después de experiencias tan intensas y que nos marcarán de por vida.

Y aquí reside el poder de la resiliencia, en tu inconmesurable capacidad para levantarte cada día y dar lo mejor de ti.

 

Naturaleza Cíclica

Nuestros ritmos emocionales, psicológicos y biológicos son un engranaje perfecto.

Eres una con la naturaleza y con el entorno, los cambios a tu alrededor se manifiestan en ti a través de tus ciclos.

Un proceso natural que nos regenera cada mes, que nos transforma en el embarazo y nos trae calma y sabiduría, con la edad y la experiencia.

Atender a tus ciclos es un deber y un compromiso contigo misma.

Conocerte, descubrir que patrones hay en ti, que influye en cada fase y abrazarte aceptando, que hay más de una mujer en tu interior, es esencial para tu desarrollo.

Personalmente observar y aprender de mis ciclos, me aporta calma, al conocerme y perder el miedo a mis cambios, miedos que se dan debido al desconocimiento y a la desconexión con tu cuerpo, yo hoy soy más auténtica, he conseguido respetarme y amarme más de lo que habría imaginado.

La naturaleza ciclica de las mujeres es un poder que nos es entregado en el mismo vientre de nuestra madre, un poder que nos permite ser muchas en una.

 

Multitarea

Piensa en ti, en cualquiera de tus momentos rutinarios, en casa con la peque en el fular o gateando a tu alrededor, le haces carantoñas, un poco de juego, le das una galleta, un poco de teta, mientras suena música de fondo y cocinas, tienes el portátil sobre la mesa y lees un artículo o revisas un email, atiendes los mensajes del móvil, organizas una reunión de trabajo, reservas unos billetes de avión, preparas un paquete…

Puede que a veces esta situación resulte caótica, pero la mayoría de las veces así es tu día a día, fluye con naturalidad, porque tienes la capacidad de atender varias tareas, actividades o situaciones a la vez.

Haz brillar tu poder porque eres una multitarea todoterreno.

 

Sororidad

Es un concepto que define la hermandad entre mujeres, que se genera por diversas causas, entre ellas el contexto patriarcal en el que vivimos inmersas.

Pero no voy a darle protagonismo hoy al patriarcado, porque la sororidad es algo mucho más antiguo, es algo instintivo que acompaña desde siempre a cada mujer.

Creo sinceramente que este es otro de nuestros grandes poderes, cada mujer es un universo, pero existen unas líneas invisibles, un tejido cósmico, sagrado que nos conecta entre nosotras.

En el útero de cada mujer reside la memoria de todas las mujeres, no es necesario ser madre para sentir o percibir esta conexión.

Aunque cuando la maternidad llega a nuestra vida, es como descorchar una botella de champan, ese corcho jamás volverá a entrar por la boca de la botella, se abre un canal en nuestro universo, un canal que nos conecta con nuestra madre, nuestras abuelas, bisabuelas, con la vecina de enfrente (esa con la que solo has cruzado 4 palabras) y que el día que la ves embarazada de repente sabes que entra a formar parte de algo mucho más grande.

En los tiempos que corren creo que potenciar el poder de la sororidad es imprescindible, por ti, por mi, por nuestras hijas, por la vecina de al lado.

El poder que nos teje.

 

Organización y planificación

Nada te va a poner más en la necesidad de organizarte y planificarte que la maternidad, comienza a hacerte consciente de esta capacidad y desarrolla la autogestión.

Si potencias este enorme poder puede darte sabrosos frutos personales y profesionales, no te subestimes, tan solo pon tu atención en clarificar, organizar y planificar y los momentos caóticos se reducirán considerablemente.

Busca tu manera, ya sea con una agenda en papel, una aplicación para el móvil o para el ordenador.

Haz listas de tus prioridades, de tus ideas, de tus necesidades, crea minitareas para llevar a cabo cada cosa.

Toma acción, sácalo todo de tu cabeza y comienza a gestionar tu vida con responsabilidad, como te decía, un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Se capaz de aceptarlo y desarrollarlo, la satisfacción que te aportará no podrás medirla.

 

Sexualidad

Conectando con el maravilloso poder que nos otorga nuestra naturaleza cíclica, dependiendo de la fase en la que me encuentre hoy mientras te escribo, puedo enfocar el poder de la sexualidad de muchas formas.

También, tu percepción de lo que estás leyendo cambiará, según tu fase.

Yo hoy estoy ovulando, me siento pletórica, libre, creativa, hoy el deseo, el calor de la sexualidad palpita en mi cuerpo.

Si reescribiera esto dentro de 1 semana, mi actitud sería bien diferente, premen… ja…

¿Entiendes ahora donde reside el poder de tu sexualidad?

La maternidad transforma nuestro cuerpo, modifica nuestro cerebro, crea nuevas emociones y nos trae un torrente inmenso de oxitocina, la hormona del amor.

La propia maternidad es sexualidad, el placer de parir, el placer de amamantar, posiblemente la etapa de tu vida en la que tu sexualidad estará peor entendida, mientras que en realidad está en plena ebullición.

Descubre el poder de la sexualidad a través de tu maternidad, transfórmate en una nueva mujer.

 


Traer una vida a este mundo y alimentarla con tus tetas

Por supuesto hay muchos más, algunos que yo no he reconocido aún en mi, y otros que son tan obvios, que no apreciamos lo increíbles que son.

Pero ahí están, y aunque no entre en detalles porque son más que evidentes, no voy a dejar de nombrar los más esenciales para la vida de los seres humanos:

Nuestra capacidad biológica para traer una vida a este mundo, para dividirnos en dos literalmente.

El super poder de hacer leche con nuestras tetas para alimentar a nuestras hijas.

La capacidad de multiplicar exponencialmente el amor que sentimos cuando recibimos a nuestras hijas en nuestros brazos por primera vez.

La paciencia infinita que reside en el corazón de una madre.

Gracias por acompañarme en este viaje de descubrimiento.

Espero que desde hoy nunca jamás vuelvas a subestimar tus poderes, ni los de ninguna mujer y madre.


 

Como te prometí aquí tienes el enlace para acceder a los 2 documentos exclusivos que he creado para las lectoras de Nohemí Hervada.

No son para descargarlos y guardarlos en una carpeta olvidada de tu ordenador.

Descárgalos e inmediatamente organiza y planifica una hora esta misma semana, para leerlos y hacer tu primera rueda de poder.

Si después de hacerla te apetece escribirme y contarme sobre tus resultados, estaré encantada de charlar contigo y ayudarte en tu crecimiento.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA LAS LECTORAS DE NOHEMÍ HERVADA – MIMOSYTETA


 

Y por último, me despido, muy agradecida a Nohemí por haberme dado este espacio en su blog, y muy agradecida a ti, por leerme, por ser mujer,  o por ser madre, por hablar mi mismo idioma y por compartir tus poderes con el resto del mundo.

Gracias.

Te espero en los comentarios:

¿Cuales de estos poderes ves en ti?

¿Cuales te gustaría ver pero no te reconoces en ellos?

¿Y cuales has descubierto en ti que yo no he nombrado hoy aquí?

Cuéntamelo, no te cortes, me encanta aprender de otras mujeres, me nutro de nuestra femineidad.