El mayor tabú de la maternidad

Haber sufrido un aborto involuntario me hizo darme cuenta de la otra cara de la moneda, de esa parte que desgraciadamente es bastante común, pero de la que se habla muy poco.  A veces son los propios padres quienes no lo hacen, otras veces son los demás quienes no quieren oír. Estos silencios no hacen sino perpetuar el tabú de no hablar de la muerte y  enquistar las emociones asociadas a haber perdido ese embarazo, ese hijo, esa posibilidad.

Creo que es crucial tener información sobre qué es el duelo gestacional y perinatal y cómo afrontarlo. Sufrir una pérdida no nos hace automáticamente capaces de gestionar el suceso. Influye mucho nuestro conocimiento del tema, lo afectados que estamos por mitos y temores y nuestra capacidad de elaborar duelos y gestionar fracasos.

Por todo ese bagaje de años  de aprendizaje y de desaprendizaje, de muchos cientos de madres asesoradas, de replantearme por qué hago mi trabajo, cómo lo hago y de analizar cuál es mi objetivo, hoy mi meta al trabajar no es conseguir más lactancias, ni lactancias más largas. Mi meta es que haya más maternidades placenteras, lo que en la mayoría de los casos incluirá una lactancia exitosa y cuando no, un duelo bien hecho.

Hacer el duelo

 

Demasiados padres siguen adelante como si nada, sin haber elaborado el duelo.

Muchos creen que no hablando más del tema se pasará antes, se olvidará para seguir con la vida.

Lo cierto es que los duelos sin hacer casi siempre reaparecen cuando menos se necesita. En momentos bajos, al enfrentarnos a otros duelos aunque sean de temas no relacionados.

Perder un hijo es una de las peores cosas que pueden pasarle a unos padres,sino la peor de todas, y es arriesgado creer que se puede superar sencillamente olvidándolo.

Es cierto que las creencias propias sobre la vida y la muerte, las expectativas sobre esa maternidad, la madurez para aceptar lo que nos sucede y gestionarlo y otros factores influyen en la capacidad de elaborar el duelo más o menos fácilmente. Pero en demasiados casos hay padres creyendo que asumieron lo que pasó cuando la realidad es que simplemente se instalaron en la negación.

El ser que ya no está merece que le demos un lugar, nosotros merecemos seguir viviendo sin sufrir constantemente por el recuerdo, por eso es necesario vivir cada etapa del proceso, todas, incluidas las tristes y dolorosas, hasta llegar a aceptar la realidad, a incorporarle a nuestra vida y darle un sentido.

No estás sola

Si has vivido esta dolorosa experiencia, piensa que nadie entiende a 100% lo que está pasando porque incluso la misma situación es vivida de forma diferente por cada persona.

Si quieres que te comprendan, tendrás que hablar y contar cómo estás, cómo te sientes y qué esperas.

No dudes en llorar y  desahogarte, no te avergüences ni pidas perdón por tu dolor. Si los demás no están cómodos con el tema, ahora no es problema tuyo preocuparte de eso.

Familiares y amigos

Repasa la Lista de Consejos

Si conoces a alguien que esté pasando por ello y no sabes qué decir, un simple “lo siento” o “¡qué pena!” es suficiente e infinitamente mejor que una frase tópica dicha sin pensar o dicha por la necesidad de cubrir un silencio incómodo.

Mantén la comunicación abierta

Hazle saber a la madre ( y/o padre)  que no te molesta que llore y/o hable del tema todo cuanto desee y todo el tiempo que considere oportuno, incluso después de semanas, meses y/o años.

No evites preguntar

Normalmente los padres deseamos hablar de nuestros hijos, ¿por qué iba a ser diferente con el bebé que ya no está? Era nuestro bebé igualmente y que nadie lo conociera no le hace menos real e importante para nosotros.

Acompañamiento

Existen grupos de apoyo al duelo presenciales y on line. Notas de pasar por esto sola.

Si necesitas el acompañamiento privado de una persona especializada en acompañamiento al duelo perinatal  y/o conoces a alguien que pudiera necesitarlo, contacta conmigo.

Si en el pasado pasaste por esta experiencia  aparentemente sin consecuencias y conocer otro caso cercano te “remueve” algo por dentro, párate y tómate tu tiempo para pensar en lo que te ocurre, en por qué te ocurre, si tuviste el duelo necesario, si le asignaste a ese bebé el papel que merece en tu vida…
Nunca es tarde para curar las heridas y un duelo no vivido será una herida sin cicatrizar que puede reabrirse cuando menos lo esperas.

Artículos e información sobre duelo

En esta categoría del Blog encontraréis, artículos, experiencias, consejos, reflexiones, etc.  Herramientas para que quienes hayan sufrido (o conozcan alguien que haya sufrido) un aborto tengan más información que los consabidos comentarios poco afortunados que la gente  hace en esos momentos.

Vídeos

Conociendo el Duelo Gestacional y Perinatal

Cómo ayudar a quien ha sufrido un aborto

Parte 1

Parte 2

Parte 3

En mi libro encontrarás varios artículos relacionados con este tema.

Cómpralo aquí impreso o en versión kindle.

Enlaces  y recursos de interés

Libros

  • “La Cuna Vacía”
  • “Las voces olvidadas”
  • Aborto espontáneo, libro para padres. Johnson, Joy
  • Brazos vacíos. Sobrellevando un aborto espontáneo, el nacimiento de un bebé muerto y la muerte infantil. de Sherokee Ilse
  • Déjame llorar, Anji Carmelo
  • Un nuevo embarazo; después de la pérdida, la esperanza de Carol Cirulli
  • La muerte, un amanecer de Elisabeth Kübler-Ross
  • El tratamiento del duelo: asesoramiento psicológico y terapia, de Worden, J.William

 

Recursos para profesionales


(Recopilación de la Web Uma Manita)
  • Brazos vacios
    Programa de Enfermería de Salud Mental de Acompañamiento en Duelo Perinatal desde un Centro de Salud Mental.
    Adaptación de la Comunicación presentada al XXV Congreso de la Asociación Nacional de Enfermería de Salud Mental, celebrado en Salamanca del 12 al 14 de Marzo de 2008.
    Por Ana Pia Lopez García de Madinabeitia y José Ignacio Zuazo Arsuaga

Teléfono

+34 606420529

Email

nohemihervada@gmail.com

3 + 1 =