Hoy me he despertado con el ABC publicando la entrevista que me hizo la periodista Gema Lendoiro sobre el tema de mi bloqueo en Facebook por la foto de la SMLM.

En ella Gema ha obtenido respuesta de Facebook a por qué censura fotos y bloquea perfiles donde aparece un pecho desnudo:

“…«La red social no está en contra, en absoluto, de la lactancia materna, lo consideramos algo precioso y natural. Nos alegra que sea importante para las madres compartir su experiencia en Facebook y la mayoría de las imágenes que se comparten relacionadas con este tema cumplen con nuestras políticas»  … «las fotos que muestran imágenes con un pecho desnudo violan nuestras políticas de desnudos, que son claras en nuestras normas comunitarias» pero, añade, «una mujer que está amamantando a su hijo, como son la mayoría de las imágenes que se comparten relacionadas con este tema, cumple con nuestras políticas». (…)”

 

O sea, que Facebook lo que quiere es esto?

Lo dije en la entrevista: no son consecuentes.

Porque según mi entender entonces podemos mostrar nuestras lactancias mientras no se enseñe el pecho?

Tanto poder tienen nuestras tetas?

Me acaban de bloquear por tecera vez

Facebook bloquea a Nohemí HervadaPor esta foto:

Facebook censura fotos

Y ahora me comunican que son 3 días de “castigo”  y que la próxima me cancelarán la cuenta.

facebook censura foto

Vamos que les falta escribirme una nota para mis papás diciendo lo mala que he sido.

Pues no señores de Facebook, no se sostiene su argumento. Porque esto es lo que ustedes responden cuando se reportan cosas que sí son obscenas:
lo que facebook permite

Y estas son las tetas y  culos que ustedes permiten, incluso alientan con su publicidad:

Lo que Facebook permite

 Y esto me choca un poco con la respuesta de Lola Banos representante de Facebook:

 

«Para mantener un equilibrio entre las necesidades y el interés de una comunidad global Facebook protege toda expresión enmarcada en nuestras normas comunitarias y nuestras normas son claras respecto a desnudos»

Me va a perdonar señora Banos pero claras, claras… pues  no son… porque para ustedes al parecer desnudo es solo si se ve un pezón… y tampoco porque han censurado algunas fotos de madres donde ni el pezón se veía.

Así que me temo como dije en más de una ocasión que Facebook no es más que la muestra de la mojigatería colectiva de una sociedad que por otro lado hipermegasexualiza el cuerpo de la mujer…eso sí, siempre que sea al servicio de la industria o del placer de otros que no sea ella misma o su(s) hijo(s)

 

Voy a copiar lo que le escribí a la periodista Gema Lendoiro para su artículo:

¿Quién es el enemigo? Facebook o la persona que pidió que te bloquearan la cuenta?

Soy consciente de que Facebook no tiene nada personal contra mí y no creo que la o las personas que reportaron mi foto tampoco lo tengan, no soy tan importante a nivel individual. Lo que sí es cierto es que la actuación de ambas partes es reprobable bajo mi punto de vista, cada uno con su grado de responsabilidad. Facebook es una red social que saca lucro de la información personal que ponemos voluntariamente en ella los usuarios, y tiene derecho a tener unas normas y unos límites en “su casa”, por supuesto.

Otra cosa es que sus normas sean arbitrarias, sin sentido y lo peor, muchas veces incoherentes. Estamos hartos de ver cómo se reportan páginas y perfiles ya no con imágenes de alto contenido sexual, donde entraríamos en el debate de dónde establecer los límites, sino con cosas ilegales como son la apología de la violencia, pederastia, prostitución, xenofobia, etc., y responden con la famosa frase de “Hemos revisado la página/perfil y no viola nuestras normas”.

Yendo más allá, incluso si sus normas fueran coherentes y claras, creo que ninguna política de empresa debería jamás atentar contra las libertades fundamentales del ser humano y los derechos inalienables de los individuos. Aquí no hablamos de centímetros de piel exhibida o de pezones, hablamos de la libertad de amamantar cómo, cuándo y dónde queramos. Y te diría más, hablamos de la libertad sobre nuestros propios cuerpos, independientemente de si lactamos o no.

Por eso se nos han sumado a la Revolución Blanca Mimos y Teta no solo madres lactantes, sino madres que dan biberón, mujeres que no son madres, hombres sean padres o no… cualquiera que entiende que el atentado a una libertad es al final un atentado a cualquier libertad. En ese sentido la persona que vio algo en esa foto y le molestó, lo único que tenía que hacer era eliminarme de sus contactos o salir de mi página. Internet es muy sencillo: con un click puedo acceder a todo y del mismo modo, con un click puedo eliminarlo de mi vista. No es un visitante pesado en tu casa que no se va y al que hay que soportar.

Yo no juzgo qué les pasa a esas personas para que vean pornografía en donde evidentemente no la hay, no soy psicóloga ni terapeuta. Pero no hay que serlo para ver que algo no va bien en sus cabezas, que sus “conciencias” están distorsionadas, pero me da igual. Sea como fuere, a esas personas les exijo respeto.

Como escribí hace tiempo en un artículo en mi blog llamado “Lactancia y Erotismo”, acepto que haya quien vea en esas imágenes contenido sexual aunque no sea eso lo que se pretendía..

Yo respeto que tú veas eso, respeta tú a los demás que no lo vemos. Es así de sencillo. Es la base de la vida en sociedad.

 

-Facebook asegura no estar en contra de la lactancia, simplemente aplica una política de desnudos muy estricta donde, por desgracia, va todo enas pa el mismo saco…¿esto lo puedes comprender o por el contrario crees que es una aberración?

Soy empresaria y trabajo con internet. Sé las connotaciones que hay detrás de las imágenes que subimos a Facebook, o a cualquier otro lugar de la red.

Como madre por supuesto me preocupa que fotos totalmente inocentes puedan ser usadas para otros fines por eso yo misma me pongo límites en cuanto al contenido de las fotos de mis hijos que comparto precisamente por ese tema. Pero no permito que ese miedo coarte mi vida ni la de mis hijos.

Si mi hija pequeña está en la playa y quiere desnudarse la dejaré. El mayor no lo hace porque tiene ya una conciencia propia sobre la desnudez y el pudor que respeto y que le he enseñado a hacer respetar. Protejo a mis hijos de los depredadores sexuales también cuando les educo sobre sexualidad. Y cuando les enseño con palabras y con hechos el derecho sobre el propio cuerpo. Y si hablamos de la política de desnudos de adultos… pues ahí es donde entra la incoherencia total de permitir contenido sexualmente explícito siempre y cuando no sea un pezón lo que se ve.

Para muestra: la misma foto censurada sigue en mi perfil tras haber tapado simplemente nuestras tetas. Insisto en que este debate no es por una teta. Es una muestra de la doble moral de una sociedad que ha puesto en los pezones de nuestras tetas el espejo de toda su pacata mojigatería mientras permite inmoralidades de otros tipos.

-¿Cómo has vivido toda esta situación? ¿qué te ha traído como positivo?

En principio asombrada con la reacción multitudinaria de la gente y con la repercusión que ha traído. Pero muy agradecida porque me he sentido acompañada en mi reivindicación.

Porque creo que por muy natural que sea la lactancia y que “oficialmente” todo el mundo la apoya, en realidad es un tema que siempre levanta ampollas. Todas nos sentimos atacadas: las que damos teta porque la damos y las que no porque no. Esto en sí es muestra de que la lactancia es algo más que dar nuestra leche a nuestros hijos.

La lactancia es parte de nuestra sexualidad como humanos y como todas las pulsiones primitivas, nunca dejan indiferente. Pero en esta ocasión creo que todas hemos encontrado el enemigo común: la censura a nuestra libertad. Quizás por eso, por primera vez unas tetas han unido a todas las madres, a todas las mujeres, a todos.

Y siendo práctica, desde el punto de vista de una empresaria, este tema me ha traído una publicidad impagable. He multiplicado por 3 el récord de visitas a mi Blog Mimos y Teta en un día y la página de Facebook creada con este motivo ya tiene más de 2000 seguidores en menos de una semana.

-¿Un mensaje para facebook?

Un poquito de coherencia por favor

-¿Otro para la persona que te denunció?

Primero: mírese usted lo suyo porque si le molesta ver tetas lo va usted a pasar muy mal porque me da que las madres cada vez somos más impúdicas.

Y segundo: Gracias, es usted el mejor Community Manager que podría contratar