Mi carta al Sr. Estivill, el señor que vende sueños… malos sueños.

De verdad que lo intento

De verdad de la buena

De verdad que cada vez que le oigo hablar, me paro, respiro hondo, cuento hasta 10, o hasta 150, incluso he intentado recitar un mantra…

De verdad que no es nada personal… aunque reconozco que ya ver su cara me crispa… bueno vale, retiro lo de que no es nada personal…. porque a estas alturas ya sí lo es.

Que digo yo, Sr. Estivill,  que visto que últimamente le va a usted el humor, debe ser que  para ser mediático con la música no da usted el tipo,  por qué no va al Club de la Comedia en vez de a las Cutretertulias  mañaneras, donde se asiente a todo aunque sea la barbaridad más absurda que se sea capaz de expresar, eso sí con una sonrisa que quede bien en pantalla???? (eso para otro post… la lobotomía maternal de la mayoría de presentador@s, colaborador@s, de la TV).

Me lo habían dicho, que había ido usted a la TV no hace mucho. Pero como ya dije en el post sobre el Baby Boom, no veo TV, y la verdad, si no la pongo para ver  a algún actor guapo que me alegre el día,  tipo Dr. Shepherd (Sarai esto va por ti 😉 ), me va usted a perdonar que no la ponga para verle a usted.

El caso es que esta mañana leyendo el post de Alba Padró:   El Dr. Malson ataca de nou! (santa paciència),   no he podido resistirme y he visto su intervención.

Como Alba le ha respondido maravillosamente , no voy a repetirme, léala usted a ella y a ver si aprende algo. Que lo que es EVIDENTE es que de lactancia materna usted va muy pero que muy mal servido.

Pero sí quiero decirle un par de cositas…

¿No le ha pasado nunca oír que alguien  dice:

-Se ha muerto Fulanito

y otro responde:

-Pero si ayer mismo le vi y estaba tan bien… 

Y es cierto…  ayer estaba bien, y hace una hora, y hace 2 minutos… porque para morirse solo hay que estar vivo…

Del mismo modo... por pura definición… para dormirse hay que estar despierto.


Y vuelvo a alucinar de cómo hace usted de una obviedad  un descubrimiento.

O sea que para dormir a un bebé primero tiene que estar despierto… O-O

Creo que en vez de escribirle esta carta voy a proponerle para el Nobel. O para los premios a la charlatanería…

Lo triste  de esto Sr. Estivill es que hay tantos padres que le oyen y le creen que hasta cuando intento hacer humor con usted se me vuelve negro.

Lo triste es que usted antes al menos les daba la tregua de los primeros 6 meses y ahora ya empieza usted desde el primer día… ¿Qué pasa Sr. Estivill, tiene usted miedo que en esos 6 meses que les decía que esperaran para aplicar su método, estos padres descubran la verdad? ¿Tiene miedo de que encuentren otros libros, otros padres, otros blogs,  su propio instinto?

Y no me refiero a que los bebés NECESITAN dormir junto a sus padres, sino a la otra, la de que a la mayoría de los padres les gusta dormir con sus hijos cerca, y que nos parece placentero cantarles, acunarles , acariciarles y ver cómo se van durmiendo abandonándose entre nuestros brazos.

Pero claro, usted eso no lo sabe…

¿Alguna vez Sr. Estivill le durmieron en brazos?
¿Alguna vez le cantaron nanas mientras le acariciaron la carita o la cabeza?
 ¿Alguna vez alguien sintió su respiración de bebé o niño dormido sobre su pecho y suspiró de puro placer??

¿No? Pues lo siento…. pero ese no es motivo para que usted prive de ese placer a los padres , abuelos, hermanos mayores y tíos de ahora.

En alguna ocasión alguien con más autoridad que yo en ese campo le recomendó hacer terapia. Yo, sin ir a eso, que no es mi terreno, lo que le recomendaría es venir un día a mi grupo de crianza, o a cualquier otro de los muchos que hay en España, y tiene usted suerte, que además en Cataluña nos llevan ventaja y hay más que en ninguna otra comunidad.
Venga usted y vea a las madres y a sus bebés,  mamando sin horario, incluso tomando bibe, pero sin imposiciones estrictas de horario. Vea usted la cara de las madres hablando con las otras mientras sus bebés se van durmiendo en sus regazos…
Y si tiene usted la oportunidad, y alguna madre se presta, coja usted a uno de esos bebés, satisfechos, y póngaselo en el regazo… y observe cómo se duerme… déjelo ahí, cierre los ojos y sienta…  No piense, ni mire el reloj, solamente experimente el placer de sentir un cuerpo pequeño y caliente ser mecido apenas al ritmo de su respiración…

Sé que tiene usted hijos y nietos… y me pregunto… ¿lo ha hecho usted alguna vez? Porque si lo ha hecho… de verdad que no lo entiendo. A no ser que tengan razón los que piensan que usted arrastra traumas profundos.

Sea como fuere Sr. Estivill deje usted en paz a los bebés… y a los fetos…  Porque mucho me temo que su próximo libro va usted a pretender enseñar a los fetos a dormir como usted quiere.

Por último una cosita que usted ha olvidado…

Dice usted que los fetos en el útero saben dormirse solitos… que digo yo… ¿solitos?????????

Verá señor Estivill, me da que ha confundido usted a los mamíferos con algún tipo de reptiles. Sí, de esos que ponen huevos, los entierran y cuyas crías se desarrollan solas. Por definición, el útero materno es un órgano interior que pertenece al cuerpo de la madre, con lo cual, un bebé dentro del útero NO ESTÁ NUNCA SOLO.

De hecho
NUNCA EN LA VIDA VOLVEMOS A ESTAR IGUAL DE ACOMPAÑADOS QUE EN EL ÚTERO DE NUESTRA MADRE

 Así que me da usted la razón… el bebé fuera tiene que dormir como ya sabe, como lo ha estado haciendo dentro… acompañado de ese ruido de fondo al que yo me refiero siempre como “la banda sonora de su vida”, el sonido del latir de mamá.
Lo demás es demagogia, ganas de molestar, desconocimiento, ignorancia, maldad, afán de lucro, necesidad de los adultos… me da igual, cada uno tendrá sus propios motivos para hacer lo que quiera… pero la realidad es la realidad…
Si algún día la especie humana mutara en reptiles, pues entonces esas criaturas serán como usted vende, mientras tanto Sr. Estivill, no nos venda usted sueños… sobre todo, no nos venda malos sueños.


Quizás le interese leer:
*Dale la vuelta al “se te va a acvostumbrar”
*En mi casa lo hacemos así
*Respuesta a comentario sobre lactancia y colecho en niños mayores 

Comentarios

  1. Pues como éste señor se entere de que intento volver a dar teta a mi hija de casi siete años……:)

  2. Siempre genial! Si no hay más sordo que el que no quiere oir o en este caso leer. El problema es que tiene muchos seguidores.
    Besos guapa!

  3. Genial, sobre todo lo del placer de domir con nuestros hijos, si, un placer que como primates necesitamos

  4. Totalmente de acuerdo contigo Nohemí. No puedo soportar tanto maltrato disfrazado de conductismo. Este horrible método y sus seguidores debe ser denunciado con más fuerza. Gracias por este post. Besos de leche y colecho!

  5. Nohemí y olé, amazona lactante por las causas justas!! Me encantas!! Al señor Stivill se le va a congelar la sonrisa del rapaplovo (deben estar cayéndosele todas las cosas de las manos…)

  6. Así me gusta! Dejando las cosas claras! Como, de todas formas, ya nos tienes acostumbradas! Al menos siempre nos quedará nuestro Dr. Shepherd, jajajajajajaja ;)))

    Un besazo guapa! Y gracias por la mención 😉

  7. Bravo Nohemí!!! Una madre “pasados los 40” que aún colecha y da el pecho a su hija recién cumplidos los 5 años. Y eso, a pesar de que el primer regalo que recibí fue el dichoso libro del Estivill (me salió un pareado). No lo siento por él, bastante debe arrastrar internamente para atreverse a escribir estos consejos, lo siento por las madres que ponen todo en manos de alguien que creen con todo el conocimiento, por lo que se pierden y por lo que privan a sus hijos :(

  8. Genial post!! Yo tambien aluciné cuando ecuché que para que un niño se duerma antes tiene que estar despierto, la verdad es que la entrevista no tiene desperdicio ¡Voto por que le hagan psicoterapia a el!

  9. inmejorable expresión de lo que siento, dede la lobotomía de l@s conductor@s de tv hasta las exasperantes pautas que este vil supone que son tan inprescindibles como él mismo. clap clap clap!!!

  10. Totalmente de acuerdo, es que en realidad no tiene morro para seguir lucrandose con la privación del placer natural de los demás, y como dices, hay tantos que creen, que esto es lo que se debe hacer, que eso es lo que debe ser… Genial como siempre Nohemi, lo comparto.

  11. Yo antes de quedarme embarazada tenia muy metido en la cabeza (por lo visto en mi entorno cercano) eso de “cada vez que llore no le cojas, que luego se acostumbra”.Por suerte al quedarme embarazada empecé a buscar información por internet: descubrí blogs (uno de ellos el tuyo),recomendaciones de libros,información sobre portabebés. Por suerte supimos antes de que nuestro bebe naciera lo que significaba la crianza con apego.Me he llevado muchos disgustos por comentarios de mi entorno por llevarle siempre encima,por darle teta cuando ha querido,por dormir en la cama con él,por darle tantos mimos,…Hoy es el día que cada vez que mi pareja y yo le vamos a dormir por la noche a la cama y entre canciones,abrazos y teta vemos como echa pequeñas sonrisas poniendo carita de placer, y poco a poco se le van cerrando los ojos…recordamos lo afortunados que hemos sido por haber descubierto esta manera de criar. Lo que has escrito en este post describe con pelos y señales cosas que siento cuando estoy con mi hijo!!!GRACIAS

  12. Ole tu!! Cada día tienes mas razón hija…no, en serio, desde lo mas profundo, gracias, yo, con este hombre, no puedoooo!!! Un abrazo

  13. Gracias por poner en palabras el pensamiento de tantos pabres que disfrutamos con nuestros hijos y de nuestros hijos. Mientras escribo tengo a mi peque echándose su siesta pegadito a su teti, aunque a lo mejor no se ha dormido porque está tranquilo y feliz sino porque cuando lo he cogido estaba despierto. Ainssssssssssssssss, si es que sería hasta gracioso si no fuese porque hay niños que sufren por sus absurdas teorías.
    Un abrazo.

  14. Uau! Qué asombro maravilloso y regocijo siento tras leer este post. Mi único consuelo al respecto ha sido algún libro de Carlos Gonzalez y Rosa Jové, que no acababan de calarme al 100% como lo acabas de hacer tú; porque TODO mi entorno (hasta la pediatra!), me decía que DEBÍA poner en práctica el maldito método estivill, y a mi mi cuerpo, mi mente, mi instinto me lo impedian. Mi precioso amor ha dormido conmigo en la cama, con su teta al alcance hasta los 14 meses. Y felices como perdices. Ahora lleva un mes durmiendo en su camita en su cuarto tan ricamente, sin trauma alguno y sin despertarse, tan pancho, porque antes de caer en brazos de morfeo sigue teniendo su ración de teta, caricias y canciones. Se duerme feliz, y descansa toda la noche. Nadie me ha apoyado (excepto mi pareja, me refiero al resto de familia, amigos y pediatrs) pero me daba exactamente igual,
    porque era y es lo que nos hace felices a los
    dos. Total, ha sido reconfortante y mucho ver que no soy la única que no puede con ese hombre que no merece su fama.

  15. No sé si llegaría a la intensidad y dureza de tus palabras pero lo cierto es que del libro de Estivill saqué un par de ideas interesantes (suavizándolas) y todo lo demás me pareció monstruoso. El conductismo funciona pero ¿a qué coste humano? Un saludo!

  16. Me parece estupenda tu visión de la maternidad/sueño infantil. lo que no comparto es tu ataque personal a ese señor .Yo creo que no vale la pena. Además tienen más culpa los que le dan voz (esos programas y esos productores que en su mayoria no sabe coger un bebé en brazos) que él mismo. No vale la pena ni escribir su nombre. Le das publicidad. Un abrazo.

  17. Muy buena entrada, no renuncio al placer de sentir como mi niña se siento totalmente segura entre mis brazos, y se duerme, aunque fuera cayeran bombas, me encanta ver como en sueños le aparece en la cara esa meda sonrisa que refleja sueños bonitos, o como sin casi despertarse calmamos sus pesadillas, su respiración acompasada, sus despertares con pedorretas y risas. Eso se pierden muchos padres que siguen a este señor, sea poi convencimiento o por ignorancia, muy triste.

    Un abrazo!

  18. Qué egoístas tus argumentos. O sea, que todo es por “el placer de que se te duerma el niño encima”… A TI? Y el niño? Y cuándo se acaba esa práctica? Cuando tienen 7 años o 13 o 34? No será mejor dejar al niño que duerma en paz, sin ruidos, sin molestias, sin que nadie le altere o le mueva? No me va ni me viene el doctor Estivill, pero tus argumentos son bastante flojos y tu inquina hacia ese señor te quita credibilidad. No me convences nada.
    Mi hijo dormía fatal precisamente porque no le dejábamos en paz y cuando empezó a dormirse solo, sin interrupciones, sin compañía, empezó a descansar muchísimo más, y no sólo eso, sino que se le regularon las funciones vitales, los ciclos de energía y la alimentación y evacuación.
    No es una cuestión de fundamentalismos ni de ser esclavos de un señor quien sea o de una teoría, pero el caos por el caos tampoco, creo que debe de haber un término medio. Y sí, cuando son pequeños, hasta los 6 meses o hasta la ingesta de sólidos, el vínculo materno es muy profundo pero qué tendrá eso que ver con dormir con ellos? Tus ciclos de sueño como mujer adulta necesitan de una profundidad que no alcanzas si estás alerta, cosa que ocurre cuando tienes al niño en la cama, por mucho gustito que te dé su calorcito o su respiración, que no lo niego! Pero no puede ser una práctica común. Yo sigo dando de mamar a mi hijo de 10 meses y cumplimos sus horarios de sueño en la medida de lo posible y estoy igual de unida a él que tú, y disfruto igual de su calor, de su respiración, y le hago las mismas caricias y no es ningún desatendido ni es infeliz ni nada por el estilo.
    Y que conste que no tengo nada en contra de ti porque no te conozco, pero como me parece que hay libertad para expresarse pues así lo hago.

    1. V el colecho es lo natural para cualquier mamífero, hay estudios (si quieres te los paso) que indican que dormir con los padres hace no que se alteren los ritmos del niño, sino que se desarrollen adecuadamente. No creo que Nohemi únicamente coleche por comodidad o placer suyo, sino porque considera que es lo mejor para sus hijos. Yo al menos lo hago porque Emma descansa muy bien, no se llega a despertar porque antes al tenerla al lado puedo reaccionar a sus necesidades, ella se siente más segura, y desde luego que no queremos alargar esta etapa más allá deelo que ella necesite, no va a llegar a los 34 durmiendo con nosotros te lo aseguro :p simplemente creo que en éste post se ha querido plasmar otra faceta del colecho más allá de los datos contrastados sobre posibles beneficios del mismo. El placer de dormir a tu hijo, que no el caos de hacerlo, en miecaso los horarios de sueño se respetan absolutamente, la niña los necesita para encontrarse bien, así que no van de la mano el dormir a o con tu hijo y el no respetar su sueño te lo aseguro. De todos modos, cada niño y cada familia es un mundo, en tu caso lo más adecuado ha resultado ser dormir separados pues estupendo, por muchos estudios que digan lo que quieran cada madre decide hacer lo que mejor le viene a su hijo desde luego. Y tú lo has hecho porque has comprobado que él está mejor y más sano, pues estupendo.

  19. Muy buena carta. Me ha encantado. Para mí uno de los mejores placeres después de sentir a mi hija dentro de mí ha sido dormirla en brazos agarrada a mi teta que es su chupete. Aún con 10 meses la duermo en mis brazos y hasta que mi espalda aguante porque es lo más satisfactorio que hay. Cuanto daño hace este “hombre” y que los padres le hagan caso??? Jesús!! Cuanto poco sentido común… Mis padres no me cogían en brazos para no “malcriarme”, me han dejado llorar y aún que soy una mujer normal (gracias a mis tíos, marido y amigos) he tenido muchos miedos e inseguridades que sé que vienen de mi infancia, doy gracias a gente como vosotros/as que hacéis ver que hay otras formas de criar con amor, cariño, respeto, empatía, etc… Mi hija es muy afortunada. Gracias!!! Por último OLE OLE Y OLE!!!!!! Un abrazo 😀

  20. He tenido los pelos de punta desde la primera a la ultima palabra. Gracias, de verdad, has sabido expresar justo lo que pienso y pensamos muchas madres. Yo tengo a dos niños, y la verdad es que para mi ha sido siempre un placer inmenso dormir con ellos. El mayor estuvo en nuestra cama hasta los 3 años, edad en la que decidió “independizarse” por si solo y el pequeño que ahora mismo tiene dos años creo que va por el mismo camino. Nunca he podido entender como se puede dejar llorar un niño hasta que no se queda dormido por el agotamiento, siempre he dicho que no valgo para eso y jamás se me ha ocurrido comprar este libro que creo se ha hecho tan famoso por el simple hecho de hacer hincapié sobre una característica propia del ser humano: el egoísmo. Si porque no encuentro otra explicación a tan enorme difusión de este método, ya que creo que todos los padres que consideran las palabras de este señor coherentes simplemente están buscando una solución a su propio cansancio y falta de sueño. Gracias de nuevo por difundir y compartir tus reflexiones.

  21. Me parece que no todos los niños son iguales, que unos son mas independientes que otros…obviamente es una independecia limitada, siempre cerca de mama y papa, lo bueno es que si…coincido con vos, mi nene tiene 1 año y 2 meses, duerme en su cuna solito, pero a las 23hs cuando es la hora de dormir toma la mamadera en la cama junto a papá y mamá, es la unica forma que duerma…no entiendo como muchos padres pueden quedarse siquiera tranquilos que sus niños sean inducidos al sueño mediante una buena sesion de llanto o dejandolos a merced de dios…si vuelcan su leche, si se ahogan, si les pasa algo? Dr. Estivill…esta usted a favor de la muerte subita? seria esa mi pregunta, me parece muy traumatico y peligroso dejarlo llorar…mas sabiendo que uno que es grande, cuando llora a veces se atraganta con la saliva…me parece que cada padre es amo y señor de como calmar a su niño, nadie deberia decirle como, ya que cada niño es diferente y todos PERO TODOS, algunos antes y otros despues, al final del cuento terminan madurando de igual manera. Me encanto tu post!

  22. Yo tambien me pongo mala, tan solo con oir su nombre. “¿Que nueva tonteria se le habra ocurrido al tipo este (“Estivill”)????”

  23. ¿Alguien vio el programa de Buenafuente el domingo día 6? Yo ayer de casualidad a las tantas, puse la tele mientras decoraba una tarta y estaban dando la repetición de este programa.De repente escucho a Berto Romero hablar de su paternidad y de que a los niños les exigimos cosas que ni siquiera se le exigen a los adultos, a continuación comenzó ha hablar de modo despectivo de un doctor que escribe libros, sobre como dormir a los niños, entre cosas dijo ¿qué pasaría si el que llorara fuera un adulto?.Me quede clavadita mirando la tele.Hicieron un sketch muy bueno en el que trataban, en diferentes situaciones a un adulto, como se suele hacer con los niños.Si os apetece verlo pasaros por la web de Antena3, cuelga los programas enteros, no se en que minuto sale, porque a mi internet me va a pedales y no puedo ver el vídeo, pero se que fue al final del programa.La verdad es que yo terminé mi tarta y me fui para la cama feliz, por fin alguien en televisión, para variar, aunque sea en clave de humor, pone a este señor en su sitio, por algo se empieza. ¡¡¡Bravo por Berto!!!!

  24. […] Mi carta al señor Estivill, el señor que vende malos sueños, de Mimos y Teta: http://mimosytta.wordpress.com/2012/05/02/mi-carta-al-sr-estivill-el-senor-que-vende-suenos-malos-su… […]

  25. […] el bebé Sobre el “sentido común” de algunos de nuestros pediatras, de Reeducando a mamá Mi carta al señor Estivill, el señor que vende malos sueños, de Mimos y Teta El 80% de los niños duerme en compañía, de Bebés y Más. Artículos sobre […]

  26. […] Sobre el “sentido común” de algunos de nuestros pediatras, de Reeducando a mamá Mi carta al señor Estivill, el señor que vende malos sueños, de Mimos y Teta El 80% de los niños duerme en compañía, de Bebés y Más. Artículos sobre […]

  27. […] el bebé Sobre el “sentido común” de algunos de nuestros pediatras, de Reeducando a mamá Mi carta al señor Estivill, el señor que vende malos sueños, de Mimos y Teta El 80% de los niños duerme en compañía, de Bebés y Más. Artículos sobre […]

  28. […] Mi carta al señor Estivill, el señor que vende malos sueños, de Mimos y Teta […]

  29. […] Mi carta al señor Estivill, el señor que vende malos sueños, de Mimos y Teta […]