Por Mely, mamá de Dafne e Indira

Quienes me conocen saben que hablo muchas veces de que no hace falta hacer grandes (o ninguna) inversión de dinero para realizar lo que quieres. Sólo se necesita ejercitar un poco el ingenio y la imaginación. Probablemente ello lo tienen más fácil personas de otras generaciones en las que no se tenía al alcance todo lo que materialmente se quería, como mi padre, que se hacía coches con 4 latas de conserva y una caja de fruta, o mi madre, que sabía ver la magia en las pompas de jabón que salían de la pila de lavar de su vecina.

Por eso, personas como mi madre, a pesar de tener una hija que tiene varios fulares elásticos y tejidos, portabebés de medio mundo, bandoleras, etc… prefiere inventarse sus propios portabebés, véase el ejemplo de la imagen…

Por eso, personas como mi madre, a pesar de tener una hija que tiene varios fulares elásticos y tejidos, portabebés de medio mundo, bandoleras, etc… prefiere inventarse sus propios portabebés, véase el ejemplo de la imagen…

Sí, sí, lo estáis viendo bien. Se trata de un delantal vuelto hacia arriba complementado por un pañuelo de esos como otro cualquiera que nos ponemos al cuello, haciendo las veces de tirante sujetador del improvisado portabebé. ¡Premio a la originalidad de la abuela! ¡Esto sí que es una “edición ilimitada”!

Abrir chat