Seguramente hoy has mandado una felicitación a tu madre o a todas las madres que conoces.
Seguramente estos días te has dado cuenta que la publicidad iba toda de madres. TV y medios llenos de anuncios alabando las virtudes de las mamás.
Seguramente has recibido el regalo que tus niños  han elaborado  para ti.
Seguramente alguno de los tuyos ha recorrido estos días las tiendas para encontrar algo especial y no caer en la supina estupidez de regalar un electrodoméstico.
Seguramente hoy toca comida familiar alrededor de esa persona inigualablemente importante en vuestra vida:  mamá.
Seguramente eres de los que crees que no hace falta un día especial para demostrar el amor y el aprecio pero te gusta la idea de que haya al menos un día señalado que sirva de homenaje.

©NOhemiHervadaYo no he mandado ninguna felicitación.
Mis hijos no saben qué día es hoy.
Pero hoy quiero hacer un homenaje  a las madres. No por ser el primer domingo de Mayo, sino porque es domingo, porque estoy sentada en mi sofá con un café que saboreo y porque estos días me apetece escribir y así es como suelo hacerlo.

.Estas últimas semanas  he pensado mucho en el precio que pago por ser madre.

Yo no he tenido que renunciar, como decía en mi artículo más leído “Las Renuncias de las madres” , a una oferta de trabajo tentadora. O no exactamente.
Pero sí he renunciado a cosas. O mejor: He escogido

  • *He escogido no dormir  sin despertares
  • *He escogido pasar mi tiempo de ocio en parques
  • *He escogido ir a la playa y no echarme una siesta al sol o nadar sola mar adentro
  • *He escogido no poder planear mi agenda con antelación
  • *He escogido limitar mis viajes al máximo que mi hija pequeña tolera estar separada de mí
  • *He escogido posponer trabajos interesantes
  • *He escogido perder una relación de pareja que quería ser el primero de mis intereses
  • *He escogido perder  “amistades” que no respetaban a mis hijos
  • *He escogido cambiar novelas por cuentos
  • *He escogido las princesas y los Jedi en vez de las pelis de miedo
  • *He escogido cambiar una casa ordenada por un hogar disfrutable
  • *He escogido  disfrutar desayunos en vez de cenas como vida social
  • *He escogido montar en bici a patinar
  • *He escogido que mis hijos sepan que ellos están antes que los demás, aunque a veces el corazón duela
  • *He escogido ser feliz siendo madre
  • *He escogido ser una madre feliz
  • *He escogido todo el aprendizaje que conlleva : amar de verdad, humildad, a librarme de egos y egoísmo, consecuencia, respeto, humanidad, empatía, paciencia, perdón sin rencor, a encontrar siempre lo realmente importante…
  • *He escogido permitir equivocarme y perdonarme sin culparme
  • *He escogido dejar que ellos me enseñen las lecciones importantes que olvidé
  • *He escogido que mis hijos no sean niños obedientes
  • *He escogido que me quieran imperfecta pero veraz
  • *He escogido  reír con ellos a llorar con otros.
  • *He escogido llorar con ellos a reír con otros
  • *He escogido a mis co-madres, a esas madres y no madres que son como hermanas: mis amigas
  • *He escogido compartir esto contigo y que tengas cada día de tu vida un Feliz Día.

Si quieres hacerme un regalo compártelo con las madres y no madres, con los hijos y sus padres

Quizás te guste leer:
Vender el Alma por un Abrazo