¿ Qué es lo mejor?

¿ Qué es lo mejor?

“No aspires a hacerlo un poco mejor, aspira a hacer lo óptimo”

Esa frase es una de las que siempre tengo en mente la hacer mi trabajo,  una de las que más utilizo, adaptándola, cuando hablo con las familias o cuando imparto formación.
Las madres ( y padres) queremos lo mejor para nuestros hijos. Nos pasamos la maternidad creyendo que nuestra misión en la vida es buscar lo mejor y dárselo. Así, cuando encontramos a alguien experto en una de las materias relacionadas con el cuidado de nuestros peques, siempre le preguntamos lo mismo:

  • ¿Qué es mejor para él?
  • ¿Cuál es el mejor portabebés?
  • ¿El mejor nudo?
  • ¿El mejor pañal?
  • ¿La mejor forma de amamantar?
  • ¿El mejor biberón?
  • ¿La mejor guardería?
  • ¿La mejor pediatra?

Hasta el infinito…

¿Qué pasa cuando crecen?

Crecerán nuestros bebés y crecerá nuestra experiencia, pero no siempre nuestra confianza y seguiremos preguntando :

-¿Cuál es el mejor cole, el mejor dentista, la mejor actividad extraescolar, el mejor hotel para irnos de vacaciones, etc.?

No es malo pregunta, lo mal es que seguimos preguntando mal.

Cuestión de Responsabilidad

Seguimos sin entender que pedirle a otro que nos dé la respuesta a cuál es la mejor mochila o el mejor biberón o la mejor forma de dormir a nuestro hijo, lo que en realidad evidencia es nuestra falta de responsabilidad.
No quiero decir que los padres que preguntamos somos irresponsables, sino que  al preguntar así, estamos dejando de ejercer nuestro trabajo principal que es tomar decisiones y asumir responsabilidades.

  • No es lo mismo preguntar las diferencias entre sistemas de porteo y decidir, que preguntar qué  mochila es mejor
  • No es lo mismo preguntar las consecuencias de utilizar un sistema de crianza y otro y decidir, que preguntar qué es mejor hacer.
  • No es lo mismo indagar cómo se trata a los bebés en las guarderías de la zona para ver cuáles casan con nuestra propia filosofía y decidir, que preguntar a otro cuál es la mejor.

Porque cuando alguien cataloga algo de “mejor” invariablemente está usando su propia escala de valores, su propia medida. Y juzga en base a ellas y a sus propias circunstancias, a sus propias vivencias y creencias.
No conozco dos familias que piensen igual en todo ni que tengan las mismas necesidades, del mismo modo que no conozco dos bebés iguales, aunque tengan el mismo peso, talla  y edad.
Delegar la toma de decisiones, que va intrínsecamente ligado a  ser el adulto responsable de un menor, en otra persona, por mucho que esa persona sepa de la materia, es irresponsable.
No quiero decir que la formación y la experiencia no sirva de nada, ni quiero decir que los profesionales no hagamos nuestro trabajo. Quiero decir que una cosa es ofrecer información objetiva y  otra cosa es decidir por el caso particular.

Yo puedo saber mucho de porteo, pero si una madre me pregunta qué portabebés es el mejor y yo le doy una respuesta tipo “este portabebés”, no sólo estoy demostrando muy poca profesionalidad, sino que estoy cosificando  a ese bebé y su familia al no tener en cuenta ninguna de sus características particulares.
No hay un portabebés mejor porque hay tantas realidades como personas y  hay tantas dinámicas familiares, culturales, sociales, físicas y emocionales que sería imposible que todas coincidieran en una sola respuesta.

¿Es malo preguntar a profesionales?

Entonces, ¿de qué sirve nuestra formación y experiencia?,¿significa esto que no podemos responder a las familias que nos consultan?
NO. Significa que precisamente nuestra formación y experiencia sirven para explicarle a las familias que la meta no es encontrar “el mejor” nada, sino aspirar a lo óptimo en cada caso.
Suelo decirle a las familias que mi trabajo tanto en el porteo, como en la lactancia, y la crianza, es explicarles “lo óptimo”, lo que el bebé o niño necesita y espera y que es su trabajo aspirar a ello, teniendo en cuenta que cada familia llegará al punto que pueda y quiera.
Si yo te digo que “esto es lo mejor”, te quedas aquí, en este punto. Si te digo qué es lo óptimo a lo que aspirar, llegarás mucho más lejos. Porque la maternidad no es algo estático, no son metas concretas que alcanzar, es un camino, un constante movimiento, aprendizaje y cambio.

[Tweet ” La maternidad no son metas concretas que alcanzar. Es un camino, un constante movimiento, aprendizaje y cambio.”]

El término “mejor”

Hace muchos años desterré de mi vocabulario el concepto “mejor” y nunca me oiréis decir “la lactancia es lo mejor”, o “este portabebés es el mejor”.

Si una madre me llega dando lactancia mixta no presupongo que lo mejor es que intente la lactancia exclusiva, porque si algo sé es que muchas veces lo óptimo en esa díada madre-bebé es el equilibrio que la lactancia mixta permite a esa madre, la red de seguridad que la madre necesita para poder amamantar de forma segura.

Por supuesto en otros casos sí  será lo óptimo recuperar la lactancia exclusiva, pero no siempre sabemos qué caso es cada cual de primeras. No lo sé yo y muchas veces no lo sabe tampoco la propia madre.

La necesidad de juzgar, de etiquetar, de medir y evaluar es muy difícil de eliminar de nuestra vida. Sobre todo del rol de madre sometido constantemente a juicio, el propio y el de casi todos los demás. Ese estar constantemente en la palestra, teniendo que demostrar lo buenas madres que somos tiene como único resultado madres cada vez más inseguras, más frustradas, más infelices. Hasta el punto de irnos al extremo  de hacer apología de ser mala madre, por muy envuelto en humor que lo hagamos,  como si de ese modo reivindicáramos nuestro derecho a no tener que cumplir los objetivos de todo el que se cree con derecho a imponérnoslos. Si entramos en el juego de poner etiquetas: “mejor, buena, mala…” estamos jugando al mismo indecente juego.
Un juego en el que todas perdemos. Tanto, que lo siguiente es llegar a sentirnos arrepentidas, ya no de ser madres, sino de tener hijos, que parece lo mismo pero no lo es.

Quizás si dejamos de poner la medida fuera, si dejamos de preguntar a otros, si dejamos de buscar “la mejor forma” de ser y estar en este y otros roles.  Si empezamos a preguntar con inteligencia y a pensar por nosotras mismas con la información obtenida. Si dejamos de leer libros y miramos más a nuestros hijos y les escuchamos un poco más, con más atención, nos daremos cuenta que muchas de las respuestas no las tienen otros, sino nosotros mismos, nosotras y nuestros hijos.
Mis alumnas siempre me oyen decir que cuando una asesora recibe una pregunta se sabe el tipo de profesional que es por la respuesta:

Una profesional mediocre responde siempre a las preguntas que le hacen.
Una profesional responsable y bien formada no responde, hace más preguntas.

.

 

 

¿Cómo introducir un nuevo portabebés en el mercado y cómo NO hacerlo?

¿Cómo introducir un nuevo portabebés en el mercado y cómo NO hacerlo?

logo red canguroLa abuela cebolleta que hay dentro de mí os contaría cómo hace 11 años en España conocíamos apenas 5 marcas de fulares, menos de bandoleras y los primeros mei tais que se veían los comprábamos en eBay en Estados Unidos.

En sólo una década y gracias al trabajo de forma colectiva,  de asociaciones como Red Canguro, a título individual con cada vez más familias porteando y con empresas de diferentes ámbitos del sector ( fabricantes, marcas, tiendas, asesoras y Escuelas de Porteo) hoy resulta casi imposible conocer  a fondo todas las marcas y  productos que se comercializan.

 

Esto tiene como positivo que a mayor oferta mayor demanda. Es decir, cuantos más portabebés se ofrezcan, más se compran y más se usan. Cuanto más se usan, más se ven, más se conocen y más se demandan. Es un círculo virtuoso. Todos ganamos.

Pero la parte menos positiva es que entre tanto portabebés nuevo y ante un mercado creciente también aumenta la oferta de productos “no tan buenos”.
Ya he escrito en otras ocasiones que la responsabilidad de saber escoger recae en última instancia en el consumidor.

Como padres, antes de escoger un sistema de porteo, deberíamos informarnos de fuentes fiables, para que no nos den gato por liebre, o lo que es lo mismo, para que no nos vendan portabebés ergonómico, por uno que no lo es ( por mucho que lo anuncie así quien lo fabrica, lo distribuye, lo vende o lo usa), o para que sepamos usar el que sí lo es de forma adecudada: recordemos que la seguridad  y el confort no lo dan sólo el modelo elegido sino la forma correcta de uso.

Al final del artículo tenéis algunos enlaces interesantes sobre el tema.

A las marcas

Hoy quiero hablarle a las marcas. A los que fabrican, distribuyen, representan o venden portabebés , “sistemas de porteo” o “accesorios para el contacto”.
Sé que no es fácil hacerse un hueco con un producto nuevo y sobre todo, que no es fácil ganarse la confianza de padres y profesionales del sector. Pero hay cosas que sí se pueden hacer  para introducir tu producto de la forma correcta y otras que precisamente logran el efecto contrario.

Algunas  marcas invierten grandes cantidades de dinero en contratar publicidad. De este modo vemos su producto anunciado en las grandes tiendas de puericultura, en revistas del sector, en ferias, congresos y seminarios relacionados con la infancia… Saben que la publicidad funciona y no escatiman en ello. Muchas de ellas, además, saben que tener el sello de alguien con “autoridad” ante los  padres les da muchísima ventaja y por ello contratan a “expertos” que alaben las bondades de su producto.

Imagen de usbmodels.es

Imagen de usbmodels.es

Esta práctica es sin duda efectiva, es decir, venden mucho. Lo malo es cuando el producto no se corresponde con las expectativas que genera o que anuncia y entonces sufren también la publicidad negativa de comentarios por parte de usuarios experimentados y profesionales independientes que critican los aspectos negativos del producto. Digamos que a las marcas les sigue saliendo rentable porque aunque aumenta su masa crítica entre las familias con experiencia en el porteo, ellos se dirigen sobre todo a los nuevos padres, sin experiencia previa, que se fían de la reputación de la marca, de su presencia en las principales tiendas y del “aval” de profesionales de la medicina ( aunque no sepan específicamente de porteo).

Otras marcas más “modestas” no teniendo presupuestos para grandes campañas, se dedican a hacer su propia campaña en el nicho donde se mueven.

Quienes frecuentamos foros y grupos de porteo, sufrimos casi a diario la irrupción de estas fabricantes, distribuidoras, vendedoras, agentes o amigas de la marca, haciendo lo que yo llamo “un Umbral”, o sea, publicitando su producto incluso cuando las normas prohiben la publicidad,  o respondiendo en casi cada hilo que se abre derivando la conversación hacia su propia marca. Esto es SPAM en toda regla.

Por todo esto, querido/a amigo/a fabricante, distribuidor-a, vendedor-a o representante de la marca o producto, déjame darte algunos consejos para introducir tu producto en el mercado:

  • Si quieres hacer publicidad contrátala en los canales adecuados y,  por supuesto, págala.
  • Que tu marca o producto se asocie a una mala praxis (SPAM)  es totalmente negativo para tu producto, para tu imagen de marca y para ti como “supuesta” profesional del sector
  • No bombardees con tu monotema en grupos donde no se permite la publicidad
  • No bombardees con tu monotema en grupos donde se permite la publicidad (te aseguro que no hay nada más cansino)
  • No bombardees con mensajes privados a la administración de un grupo quejándote de que  “te tratan mal” sólo porque no hablan bien de tu producto.
  • No critiques el trabajo de quienes de forma voluntaria invierten su tiempo en aumentar la cultura del porteo. Es decir, en aquellas personas que hacen posible que exista un nicho de mercado para tu producto.

 

Si quieres introducir de la forma correcta tu producto y que se  hable bien de él en foros  de profesionales y/o de expertos:

  • Asegúrate de que tu producto es bueno
  • Asegúrate de que tu producto es seguro
  • Asegúrate de que tu producto explica con claridad y veracidad qué es, cómo y para qué debe usarse
  • Si es necesario contrata una Consultora de Porteo independiente  para que te haga un análisis del producto y te digo si hay cosas que debes mejorar o modificar tanto en el diseño, la presentación o las instrucciones de uso.
  • No pretendas que te hagan la review gratis
  • No pretendas que paguen por tu producto para probarlo y darte su opinión profesional
  • No pretendas que hablen bien de él sólo porque tú crees que es lo mejor del mercado
  • No pretendas que le guste a quien no le gusta y que no puedan dar su opinión
  • Cuando alguien dice que un producto no le gusta recuerda que está en su derecho a expresarse así
  • Las opiniones negativas sobre un producto no se contrarrestan atacando a quienes la emiten
  • Sé abierto a escuchar las críticas y analiza si hay algo en ellas que puede ayudarte a mejorar en tu producto y en tu trabajo.
  • Ten presente que en un mundo cada vez más conectado entre sí, la mayoría de las personas preguntan por la experiencia que han tenido otros con el producto o la marca. Créeme que no es buena idea ir sembrando cadáveres en un mundo tan pequeño como el nuestro.
  • Y, por último, recuerda que hay dos formas de plantearse el trabajo: construyendo o demoliendo. Tú eliges.

Nohemí Hervada
Escuela de Porteo Mimos y Teta
Consultora de Porteo para marcas y empresas

Otros textos relacionados que pueden interesarte:

¿Qué es más adecuado para pasear a un bebé pequeño?

¿Qué es más adecuado para pasear a un bebé pequeño?

¿Maxi cosi o capazo?

Esta es una de las preguntas habituales de los foros y grupos de padres.
Es siempre interesante observar las respuestas que se dan. En estos lugares la mayoría respondemos según nuestra propia opinión, según nuestro criterio, según nuestra experiencia personal, y a veces, comentando algún dato más o menos científico que hemos leído, expresado con más o menos corrección.
El caso es que cuando preguntamos  en estos medios tan “democráticos”, al más puro estilo Yahoo Answers, las respuestas que obtenemos no  hay garantía de que sean muy fiables, por mucho que leamos lo de ” yo lo hice así y me fue genial” como argumento.

Maxi Cosi mal utilizado como silla de paseo

Lo primero que me gustaría explicaros es que los sistemas de retención infantil están concebidos como eso: como sistemas de seguridad para el transporte de bebés ( y niños) en vehículos. No son sistemas pensados para el paseo, aunque mucha gente los use también para ese fin influenciados por la propia industria de la puericultura.
No siempre la industria que fabrica y comercializa un producto provee la mejor información con respecto al uso correcto y seguro de sus propios dispositivos. Sobre todo porque eso limita su uso, y los que fabrican y venden, en la mayoría de los casos, lo que buscan es que se use mucho su producto.
Casi siempre las limitaciones de uso están marcadas, no por la propia empresa fabricante, sino por las autoridades que legislan y obligan a informar y advertir en su etiquetado e instrucciones de uso.
Tampoco las leyes en ese sentido son infalibles y por eso , inconcebiblemente para algunos, se siguen vendiendo productos correctamente homologados pero claramente ineficaces y/o peligrosos.

El capazo no es un sistema adecuado para el vehículo

Es el caso del uso de los capazos para recién nacidos usados como sistemas de retención en los coches. A decir verdad, como la mayoría de las sillas de seguridad que se comercializan.Incluso organismos supuestamente independientes que hacen pruebas y tests al servicio del ciudadano  emiten informes alejados de la evidencia.
Pongo como ejemplo el caso de las sillas de seguridad a favor de la marcha . Siguen saliendo como los más seguras, más vendidos y recomendados, sistemas  de retención en el sentido de la marcha que son muchísimo menos seguros que otros a contra marcha con eficacia probada y demostrada. Esto como muestra de que no siempre la industria o las autoridades son garantes de la ergonomía y la seguridad.
Como en muchos otros campos, los usuarios vamos por delante de las marcas y los gobiernos.
Las sillas de retención infantil son INSUSTITUIBLES si viajamos con nuestro bebé en vehículos motorizados, y su uso es precisamente ese, para el coche.
No escojas la silla para el automóvil pensando en que además te sirva de silla de paseo, del mismo modo que no te compras  tus zapatillas de deporte negras y con tacón para que te sirva además para ir a la boda de tu primo.

El objetivo de un sistema de seguridad para el coche es ese: la seguridad del bebé en caso de impacto en el vehículo, no su multifuncionalidad y que te sirva para el paseo, de hamaca y de cuna portátil.

El mejor sistema de paseo para un bebé

Los bebés para pasear no necesitan un carrito. Realmente el bebé lo que necesita para pasear es lo que los padres tenemos ya de serie, nuestros brazos. Así que para el paseo diario, nada mejor que usar un portabebés en el que el bebé vaya de la mejor forma posible. Y esta no es, ni tumbado en un capazo mirando el cielo (cuando hay suerte)  o la capota, ni sentado en un maxicosi en una posición peligrosa.

Cochecito a prueba de gas en la que un bebé podría mantenerse a salvo durante un ataque aéreo. El cochecito tiene una ventana con un filtro de máscara de gas. Una pera de goma en la parte trasera se comprime a intervalos forzando el aire viciado y su sustitución por el aire fresco aspirado a través del filtro. 1938. Foto: Mary Evans Picture Library / Especial NEWS.

1938. Foto: Mary Evans Picture Library / Especial NEWS.

Los carritos portabebés no son un invento basado en la necesidad del bebé, sino en una necesidad  del adulto, creada partiendo de mucha desinformación o negación de las necesidades del bebé.
Si los carritos hubieran sido necesarios para el desarrollo del bebé y la supervivencia de la especie, existirían desde que existe la rueda, y no es así.
El origen del carrito fue algo más parecido a un juguete primero y un símbolo de status después, que a  la respuesta de una necesidad real.
Si el motivo de tu paseo con el bebé es disfrutar de un rato al aire libre, nada como hacerlo con el bebé sobre tu cuerpo. De forma correcta, segura y ergonómica con un portabebés adecuado a su nivel de desarrollo, a tu destreza y a vuestras características particulares.

Nada estimula más al bebé que conocer el mundo “de la mano” de su madre ( y/o padre).
Porque en brazos ese estímulo se hace de la forma correcta y en el grado apropiado, con la mediación reguladora que necesita el bebé de su madre para filtrar lo que excede a su umbral de excitación.
En brazos de mamá el bebé puede decidir refugiarse cuando ya tiene bastante o algo le asusta o disgusta.  Si se duerme, lo hace sabiendo que ese movimiento que nota no es sólo un movimiento indescriptible en soledad, sobre una superficie que se mueve bajo su cuerpo sin proporcionarle seguridad, sino el movimiento que ya conoce del cuerpo de su madre.  No es lo mismo dormirse cuando vas en coche y conoces al conductor y confías en él, que si vas en un coche que no sabes quién dirige ni hacia dónde.

El bAmamantando en ruta. Bebé de 1 mesebé sobre el cuerpo del adulto que le portea va desarrollando la propiocepción de su propio cuerpo, algo que no pude hacer de igual modo cuando va sencillamente tumbado un capazo.

El movimiento del adulto al caminar  hace que el bebé vaya desarrollando también sus propios sistemas, ya que el porteo no es una actividad pasiva para el bebé. Contribuye a trabajar sus habilidades psicomotoras, el equilibrio y la agudeza visual, entre otras.

A nivel emocional y social es un bebé con más posibilidades de aprendizaje e interacción con el entorno de la forma correcta.*

 

Dicho esto, la respuesta a la pregunta inicial de qué sistema de paseo es mejor para el bebé, maxi cosi o capazo, la respuesta sería: El mejor sistema de paseo para el bebé es ir en brazos de su madre (y/o padre o adulto de referencia).

Cuando el carro es necesario

No obstante, me consta que el porteo no siempre será la opción ideal para todos los casos particulares, y que el carrito puede ser una herramienta a utilizar. En ese caso,  no está de más tener en cuenta estos puntos:

  • El Maxi Cosi NO ES UN SISTEMA DE PASEO
  • EL capazo NO ES UN SISTEMA DE SEGURIDAD PARA EL AUTOMÓVIL
  • Escoger la silla adecuada al nivel de desarrollo del bebé.
  • No sentarle si no es un bebé que no se mantiene sentado solo.
  • Asegurarnos de utilizar de forma correcta los sistemas de seguridad y sujeción de la silla.
  • Llevar al bebé mirando hacia el adulto, no cara al mundo*.
  • Recordar que el paseo es un medio para un fin, no un fin en sí mismo.
  • No olvidemos interactuar con nuestro bebé cuando está despierto.

 

Cara al mundo o cara a mamá: ¿Importa?

*La Doctora M. Suzanne Zeedyk realizó un estudio en colaboración con The National Literacy Trust para analizar la diferencia entre llevar a los bebés en carrito cara al mundo o cara al conductor.  En este enlace podéis ver su publicación, aquí os pongo un extracto de la conclusión traducida.

 

“Los resultados del Estudio I mostraron que la mayoría de los carritos observados estaban orientados hacia el mundo. El uso de los carritos orientados hacia el mundo están asociados a una reducción de  comunicación hablada entre  padres y bebés.  Para los bebés, la tasa de reducción fue de un tercio y para los padres, la cantidad de comunicación se redujo a la mitad. Curiosamente, los bebés en cochecitos con orientación hacia el adulto tenían el doble de probabilidades de estar durmiendo que los  bebés en cochecitos con orientación hacia el mundo, un hallazgo inesperado que tentativamente se ha interpretado como un indicador de los niveles de estrés.

Los resultados del Estudio II confirmaron que las madres hablaban más cuando llevan a  sus bebés en cochecitos con orientación hacia ellas; cuando sus bebés iban car al mundo, el habla materna se redujo a la mitad. También demostraron que madres y  niños eran más propensos a reír cuando el bebé va orientado hacia su madre y que las madres fueron conscientes y estaban sorprendidas por  este cambio global en las interacciones comunicativas con sus bebés. Por último, los resultados arrojaron una posible evidencia más de la posibilidad de que la orientación  del carrito podría influir en el estrés infantil:
La frecuencia cardíaca infantil disminuyó ligeramente cuando se orientaba el carrito hacia la madre y también los bebés eran más propensos a quedarse dormidos en esta orientación.

El título de este informe se pregunta “¿Cómo es vida en  un carrito de bebé ? . Los resultados de estos dos estudios sugieren que la respuesta es que el bebé está más aislado de lo que muchos adultos creen y que es una experiencia emocionalmente empobrecedora . Estos resultados nos animan, como sociedad, para tomarnos más en serio las experiencias que viven nuestros bebés.

Si existe alguna posibilidad de que el diseño de sillas de paseo esté fallando en promover el desarrollo de los bebés, entonces esto es una preocupación considerable. Casi todas las familias en el Reino Unido  que tienen un niño menor de 3 años será el propietario de un carrito. Si se puede confirmar, en futuras investigaciones, que ‘girando los carritos’ se ejerce una diferencia en el  desarrollo del niño, entonces la fabricación de cochecitos de bebé ‘emocionalmente saludables’ podría ser un medio fácil, asequible y alcanzables de facilitar  a largo plazo la salud mental y física. Se está realizando un esfuerzo considerable por parte del gobierno del Reino Unido y organizaciones benéficas del Reino Unido para brindar apoyo a los padres y las familias durante los primeros años de la vida de los niños. Vale la pena al menos investigar el grado en que el diseño de las sillitas podría encajar con este programa.
Este es un tema pertinente para la salud, académicos y sectores de atención social. Esto hace que sea un problema no sólo para los padres, sino para el conjunto de la sociedad – incluyendo los fabricantes de carritos. En última instancia, sin embargo, son los padres quienes tendrán la mayor inversión en este tema. Si el diseño del cochecito tiene consecuencias para el desarrollo infantil, ya que los resultados de estos dos estudios sugieren que lo tiene, entonces ellos merecen tener acceso a esta información, con el fin de tomar decisiones sobre la mejor manera de cuidar a sus hijos.”

Pregunta a los expertos

Como ves no siempre lo que se vende es lo mejor. Y no siempre lo que te recomiendan otros padres es lo mejor. Ni siquiera “lo mejor” será lo mejor para ti si no se adapta a tu situación particular, por lo tanto mi recomendación aparte de la general de animarte a portear es que cuando tengas que escoger un sistema que afecte a la seguridad de tu hijo consultes con un asesor experto.  Desgraciadamente no todos los que venden asesoran y no todos los que asesoran, asesoran bien, así que  te dejo  enlaces a webs confiables en cuanto a porteo y seguridad .

Asesoras de porteo que no asesoran.

Asesoras de porteo que no asesoran.

Estoy hasta el moño de ese polizón que cargamos a todos lados sin querer.
Estoy harta de que condicione mi vida y la de todas las mujeres que conozco.
Estoy hastiada de que sea tan protagonista de nuestras vidas que al final no sólo se sienta a la mesa, sino que la preside.

.

Nuestra amiga la culpa.

Si quieres verla florecer sólo has de hablar o escribir sobre cualquier cosa que hagamos las madres que allí está ella pavoneándose tanto que no deja ver ni al sentido común, ni a la razón.

Sea que hablemos de lactancia, de partos ( o cesáreas),  colecho, porteo, crianza, etc… la culpa siempre nos empuja a reaccionar desde su posición.

Y como las divas de pro, no pierde fiesta  a la que acudir, así que ahora también se pasea alegremente por el mundo del porteo.

Y mientras algunas trabajamos para ampliar nuestro conocimiento sobre el tema, para aprender y comprender más y mejor qué es la ergonomía, y el confort, y la seguridad,  mientras intentamos que junto a nuestro conocimiento y experiencia crezca nuestra madurez como personas, como madres y como asesoras… pues resulta que la culpa ha conseguido convencer a cada vez más personas que lo más importante de todo es ella.

Y  vemos a asesoras más preocupadas en no ofender que en informar,
más preocupadas en quedar bien “con todos” que en hablar claro,
más preocupadas en no asustar que en aprender a informar sin infundir miedo.

Imagen de EcoRoos para mostrar la postura confortable y la no confortable al portear

Imagen de EcoRoos para mostrar la postura confortable y la no confortable al portear

Nuestros amigos de EcoRoos nos han permitido compartiros esta imagen que usan para enseñar la diferencia para el bebé de ir en una posición adecuada y confortable, de la posición no confortable que adopta el bebé en una mochila tipo “colgona” o en un fular mal colocado.

Al parecer en algunos sectores del porteo profesional  en el reino Unido consideran esta imagen ofensiva para los padres que usan sistemas no óptimos y prefieren no mencionar las posibles consecuencias de portear mal.

A estas “asesoras de porteo” les preocupa más que los padres se molesten al oír que algunos sistemas de porteo no son óptimos, que el hecho de que haya muchos padres porteando peor de lo que podrían si alguien les informara con tacto y franqueza.

Por supuesto cuando formo asesoras, una de las partes de mi trabajo es mostrar cómo establecer un terreno común con aquellos padres que portean con sistemas poco correctos, o que portean con sistemas correctos mal utilizados, para “ganarlos para la causa”.

Es un arte el de asesorar en estos casos, sin juzgar, sin hacerlo siendo alarmistas y no metiendo miedo, sin parecer locas fanáticas e intransigentes, pero asesorar explicando la realidad de la situación.

  • Es cierto que no es fácil
  • Es cierto que casi todas metemos la pata al principio
  • Es cierto que no siempre lo hacemos bien siempre
  • Es cierto que a veces el celo nos desequilibra
  • Pero también es cierto que lo negro no es blanco, ni lo gris es blanco. Ni siquiera el Beige es blanco.
  • Y es cierto que en las situaciones “difíciles” es cuando  se distingue a las buenas profesionales de las “normales”.

Asesorarte

.
Como Divulgadora, Asesora de Porteo, Formadora de Asesoras de Porteo y Consultora de Porteo para empresas
Mi trabajo ES:

  • Trabajar para que todas las familias quieran tener más contacto con sus bebés
  • Trabajar para que todas las familias conozcan cómo el porteo es una de las mejores formas de proveer al bebé el contacto continuo que necesita
  • Trabajar para que todas las familias quieran portear
  • Trabajar para que todas las familias disfruten del porteo
  • Trabajar para que todas las familias porteen de forma ergonómica, confortable y segura para ambas partes.
  • Trabajar para que  todas las familias, además, sientan que sus necesidades particulares son reconocidas y tomadas en cuenta a la hora de escoger sus sistema de porteo.

Mi trabajo NO ES:

  • Juzgar los motivos de las familias de por qué portean o no
  • Juzgar los motivos de las familias sobre cómo portean

Mi trabajo SÍ es:

  • Criticar a los profesionales de la fabricación y venta de portabebés que no cumplen con altos estándares de calidad
  • Criticar a quienes se dedican a la enseñanza de la técnica del porteo y demuestran no ser buenos profesionales
  • Exigir a las empresas del sector que actualicen sus productos y servicios de acuerdo con TODA la evidencia disponible
  • Exigir a los profesionales del sector que cuando asesoren su prioridad no sea el interés económico por delante de la ergonomía, la seguridad y el confort de bebés y adultos que portean
  • Denunciar prácticas que atentan contra la seguridad, ergonomía y confort de bebés, niños y padres que portean
  • Denunciar sistemas de porteo que no cumplen los requisitos para permitir un porteo ergonómico, confortable y seguro.

Mi trabajo NO es:

  • Teorizar sobre cómo recibirán los padres la información veraz, basada en evidencia, experiencia y sentido común, cuando ésta choca con sus ideas preconcebidas o prácticas habituales no ergonómicas, inseguras o incorfortables.
  • Tutorizar a los padres y evitarles la responsabilidad sobre sus decisiones y acciones sobre sus hijos.
  • Aceptar pulpo diciendo que “da igual” cómo se portee mientras se portee
  • Validar con mi trabajo, el trabajo descuidado de quienes tienen otros intereses que no son los míos en cuanto al porteo.

 

Haciendo amigos

Dicho esto, me da igual no ser la más “polite” de este mundo.
Quienes me conocen, y mis alumnas sobre todo, saben que se puede ser correcta con alguien sin decirle “muy bien” a algo que no está bien.

 Si una asesora no es capaz de hacer esto y su única  opción es aplaudir cualquier sistema de porteo por muy antiergonómico que sea, entonces me da igual que sepa hacer 50 nudos con un fular, o que sea la top model de los fulares más fashion del mercado, para mí no es una profesional cualificada.

Para mí las verdaderas profesionales son las que aprenden el arte de ser clara, franca y directa, sin herir, y añadir culpa, ayudando a cada familia a encontrar el punto más cercano a lo óptimo que puedan en su caso particular.

 

-Me da igual que se ofendan las que tuvieron cesáreas cuando decimos que las cesáreas no necesarias son peligrosas, porque la realidad es la que es.

-Me da igual que se ofendan las que dicen que no quieren amamantar cuando leen los riesgos de la lactancia artificial .

Me da igual en el sentido de que es algo que escapa a mi trabajo, a mi ámbito y a mi competencia. La culpa, siempre crece de dentro hacia afuera, no lo olvidemos. Y para erradicarla, hay que hacerlo en ese mismo sentido.

Si una familia permite que su sentido de culpa le nuble el entendimiento, es algo que tendrán que trabajarse ellos. Pero no solo en el porteo, sino en cualquier ámbito de la crianza de sus hijos.

.

Mientras tanto, las colgonas siguen siendo colgonas y no son ergonómicas por mucho que lo digan los pediatras, fisios y matronas que, previo pago de su importe, digan lo contrario en las webs de las marcas que las venden.

asesoras de porteo

Escuela de Porteo: Preguntas frecuentes

Escuela de Porteo: Preguntas frecuentes

 

Si tu sueño es ser Asesora de Porteo, si quieres dar un paso más en la profesionalización de tu pasión, si quieres aprender más que nudos, esta es tu formación.

.

 

asesoras de porteo

.

Preguntas frecuentes

 

  • ¿Puedo hacer la formación si vivo en otro país?

    La formación es completamente on line. Puedes hacerla desde cualquier lugar del mundo si tienes acceso a una conexión a internet de alta velocidad.

 

  • ¿Puedo elegir el horario y el ritmo de trabajo?

    Las clases básicas del curso están grabadas y puedes verlas cuando y cuantas veces quieras.
    Las tutorías periódicas en directo  y clases nuevas que se vayan dando puedes verlas en directos, aunque si no puedes por el horario, quedan grabadas y accesibles con el resto del curso.
    Tú misma te marcas tu ritmo de trabajo. Tú decides.

 

  • Si no participo en directo ¿cómo puedo resolver mis dudas?

    En el grupo de trabajo  de Facebook puedes plantear tus dudas que contestaré bien por escrito o en la siguiente tutoría si requiere una explicación más amplia

 

  • ¿Hay una fecha límite para realizar el trabajo requerido?

    Tienes entre 9 meses y un año  de acceso a las clases, a la plataforma de E-learning  y para presentar tus tareas propuestas.

 

  • ¿Es un título “oficial”?

    Por titulación oficial solemos referirnos a la que avala algún organismo estatal, como el Ministerio de Educación en España. En nuestro país no hay ninguna titulación oficial como Asesora de Porteo. De hecho la Escuela de Porteo Mimos y Teta fue la primera formación en acuñar ese término, inexistente anteriormente.
    Algunas formaciones obtienen algún reconocimiento de organismos oficiales y/o privados declarando el interés de la misma. Normalmente son certificaciones que se obtienen pagando un canon o tasas, tras presentar el temario y al equipo docente. No hay un comité de “expertos en porteo” que auditen la formación en sí.
    Que una formación no presente alguno de estos “sellos”  de autoridades externas no quiere decir que la formación no sea válida.

    Numerosas profesiones han surgido de la demanda de la población antes de que los gobiernos las hayan incluído  en sus programas docentes. Como el caso de los Community Manager o los osteópatas o acupuntores.

  • ¿Quién avala la formación impartida por la Escuela de Porteo Mimos y Teta?

    Mimos y Teta fue la  primera Escuela  de Porteo de España.
    La primera en formar “asesoras de porteo” para distinguirse de otras formaciones de instructoras o monitoras.
    La primera en ofrecer formación on line.
    La primera en llegar a tener centenares de alumnas en casi dos decenas de países.
    la primera en incluir habilidades de comunicación para trabajar la aptitud en el trabajo de asesora.
    La primera en ofrecer un programa de formación continua a sus alumnas.
    La primera en colaborar con diferentes profesionales formándoles en porteo para incluir esta práctica en su trabajo.
    Creadora del concepto Porteo no Hiperpresivo® que busca la ergonomía también del adulto que portea.

    La Certificación como Asesora de Porteo  la avala mi trabajo de años en este campo, con experiencia propia, la  de muchos cientos de familias asesoradas,  la colaboración con diferentes profesionales y los cientos de alumnas formadas.

 

  • ¿Podré trabajar como Asesora de Porteo?

    La formación te ofrece las herramientas, el cómo usarlas dependerá de ti.
    Algunas alumnas hacen formación para su enriquecimiento personal o el de su entorno cercano. Otras ya tienen un emprendimiento relacionado con los bebés y familias y ser Asesora de Porteo es un plus en sus servicios. Las hay que regentan un negocio de venta de portabebés y/o artículos relacionados, madres de día, educadoras infantiles, asesras de lactancia, doulas, etc.
    Sea como sea tu caso, si quieres vivir profesionalmente como Asesora de Porteo tendrás que trabajar para adquirir la experiencia necesaria  que secunde tu formación para ser una buena asesora.
    Las asesoras de porteo somos trabajadoras independientes.
    La formación que recibas es como un trampolín  que te ayude a dar el salto. Demuestra que has recibido unos conocimientos mínimos y que dispones de una “guía de trabajo” o un método que algunas llevamos años trabajando y puliendo. Pero te corresponde a ti trabajar con honestidad y seriedad para que tu emprendimiento sea reconocido y valorado.
    Por supuesto contarás con el apoyo de mi posicionamiento en las redes, y dentro de la opción de Formación Continua, con el servicio de Consultoría para tu marca.

  • ¿Qué opción  de curso me recomiendas?

    La Escuela de Porteo Mimos y Teta ofrece cursos adaptados a cada necesidad:

    • Algunas personas necesitan una información general porque trabajan el porteo de forma paralela a su actividad principal, no van a asesorar específicamente a familias, sino sobre el porteo en general.
    • Otras personas  tienen ya mucha experiencia práctica y quieren la formación teórica y los extras de la formación  para asentar las bases de su trabajo.
    • Hay empresarias del sector que necesitan un curso para su personal que atiende en tiendas.
    • La mayoría opta por el curso completo en el que las certifico como  Asesoras de Porteo, el que aúna clases teóricas con prácticas supervisadas.
    • Hay quien tiene claro que quede enfocar su emprendimiento hacia este trabajo y escoge la opción combinada de la formación completa más el curso para emprendedoras Emprende en Femenino

      Hay quien escoge debido a su necesidad  (por conocimientos previos o disponibilidad de tiempo) y quienes escogen debido a sus posibilidades económica (muchas de mis alumnas viven en países donde el nivel de vida y el cambio de moneda hace difícil el acceso al curso completo).

      En cualquier caso, todas obtienen  un Diploma  acreditativo de haber recibido  formación  de la Escuela de Porteo Mimos y Teta, lo cual supone una garantía de haber tenido una formación de calidad a toda la que desea trabajar de forma profesional.

 

  • ¿Si empiezo por una de las modalidades básicas, luego puedo ampliar?

    Sí.
    Siempre que hagas un curso y quieras hacer más tarde otro de nivel superior tienes un descuento  mínimo del 70% de lo pagado par aplicarlo al precio del curso nuevo.

 

  • ¿Es lo mismo ser Asesora de Porteo que Asesora Continuum?

    No.
    LA formación de Asesoras Continuum es una formación completa como Asesora de Maternidad.  Es una formación intensiva de 1 año de duración.
    Incluye la formación de Asesora de Porteo (con todo el temario que ofrece la formación Mimos y Teta)  de una forma más extensa  y otros módulos no incluidos en la misma.
    El equipo docente Continuum está formado por  4 formadoras principales más un grupo de colaboradores.

 Las alumnas que cursan la formación como Asesora de Porteo Mimos y Teta que desean acceder después a la formación como Asesora Continuum tienen prioridad en la reserva de plaza y un descuento en el precio durante los 2 años siguientes a haber realizado el curso de porteo.

 

asesoras de porteo

 

Si aún tienes alguna pregunta más  no dudes en contactar conmigo por correo electrónico (nohemihervada@gmail.com) o por whastapp ( +34 606 420 529).

Aprovecha la oportunidad de unirte a una Red Internacional de Asesoras de Porteo trabajando unidas para promover el  porteo y el contacto.

¡Accede sin esperas a esta formación única!

¿4 falsos mitos sobre  las mochilas BabyBjörn ?

¿4 falsos mitos sobre las mochilas BabyBjörn ?

“Ladran, luego cabalgamos “
Voy a ver si traduzco esa frase al noruego.

Que una empresa como Baby Björn saque un post  para desmontar 4 “mitos” sobre sus mochilas y lo publique en diferentes medios debe ser una señal de que la gente cada vez se informa más. Ya no somos 4 locas que boicotean marcas, sino profesionales del porteo libres de sospecha de estar pagadas por las marcas.

El artículo que paso a analizar parece haber sido escrito por algún colaborador (que ni siquiera periodista) de esos de la prensa rosa:
-“Corre el rumor…”

Empecemos:

Asesorados por IHDI
Captura de pantalla 2015-08-02 11.03.55

 

 

 

Hace unos 6 años o más me reuní con 2 miembros del personal de Baby Björn como presidenta de Red Canguro. Pagaron 2 billetes de avión, uno desde Noruega y otro desde la península para venir a Gran Canaria a hablarme de su nueva mochila. Si hubieran escuchado algo de lo que les dije ya sabrían lo que por fin les han escuchado a los del IHDI (Instituto Internacional para la Displasia de Cadera).

Pero claro, las madres que porteamos y nuestros hijos no somos tan importantes como un organismo internacional. O eso o es que como nosotras citamos a ese organismo para explicar la importancia de la buena postura, ahora sí es una fuente fiable porque la citan ellos.

O quizás es que cada vez más familias nos escuchan nuestros argumentos porque podemos citar a “médicos” como hacían ellos para avalar sus mochilas. Profesionales como la Dra. Kirkilionis, el Dr. Henrik Northolt , multitud de fisioterapeutas y el mismo IHDI. En España, sin ir más lejos , mi compañera Elena López publicó junto a M.A.Salmerón Ruiz , pediatra  y doctora en Medicina y Cirugía, un excelente trabajo sobre Porteo Ergonómico en la revista Pediatría Integral

porteo
Modificaciones Menores

Las modificaciones “menores” que nombran, imagino que sobre todo  ampliar el puente de la mochila, de “menor” no tiene nada puesto que es la base del diseño de las mochilas de baby Björn durante toda su existencia.

Ha sido la gran lucha contra ese tipo de mochilas, motivo por el cual en su día las bauticé como “colgonas”. Al parecer a los del IHDI sí les han escuchado.

Pero la  cuestión es: si siguen la recomendación de ampliar el puente de la mochila para conseguir una postura algo más correcta, ¿por qué siguen fabricando y vendiendo los modelos con puente estrecho?
¿Van a reconocer alguna vez que esos modelos no cumplen las sugerencias del IHDI?

De hecho, la imagen que muestran en el artículo para desmontar su “mito” es una del modelo típico “colgón” de la marca.

Así que no entiendo, por un lado modifican su modelo para adecuarse a las sugerencias del IHDI y tener su beneplácito, pero siguen defendiendo que la postura de la mochilas que el IHDI no recomienda siguen siendo buenas…
¿Me lo explican por favor?

Esto es como si vendo huevos y quiero la certificación de que son BIO. Tengo una granja productora con gallinas en cautividad y otro par de gallinas sueltas en mi finca.  Un inspector viene a comprobar que los huevos de mis gallinas libres son aptos para tener el certificado BIO y yo ese certificado “lo uso también” con el resto de los huevos procedentes de la granja que evidentemente no cumple esos requisitos. Una vez obtenido que “Yo produzco huevos BIO” ya dejo que la gente crea que TODOS mis huevos son BIO.
Señores de Baby Björn, si los del IHDI les han sugerido modificaciones es porque la posición del bebé en la foto no es la óptima.

.

Niños que cuelgan

Aquí voy a ir a gramática básica: Colgar y caerse no son sinónimos.
No criticamos que los bebés vayan a caerse de sus mochilas. Evidentemente que el bebé no se cae si va sujeto contra el cuerpo y el adulto no se mueve… pero tampoco se caen los bebés que sujetamos boca abajo por el tobillo y no les vamos a llevar así. Buscamos el confort del bebé señores, a ver si les queda claro.

Criticamos que esa no es un postura cómoda, porque independientemente de si el peso recae poco o mucho en los isquiones, ya hemos quedado en que el IHDI no recomienda la posición. Además, unas piernas “colgando” al aire… hagan la prueba señores, tienden a dormirse y no dan estabilidad.

Qué es ergonomía

Me gustaría explicarles lo que es “ergonómico”, porque no han entendido ustedes mucho.
Lean ese post por favor, y aquí les copio el resumen:

Porteo ergonómico

 

Me parece genial lo del test con la almohadilla, cuéntenselo a los del IHDI, a ver qué opinan.

.

 

Espalda en forma de C

Si tengo que explicar que estar tumbado boca arriba  no es lo mismo que ser porteado, apaga y vámonos.
Las presiones que se ejercen en vertical con una mochila rígida que no ajusta punto por punto y más si hay movimiento, no son  ni parecidas a estar tumbado. Tendrían que hacer el experimento de las almohadillas aquí, a ver si así lo entienden.

.

 

Sobreestimulación

Este punto me resulta especialmente gracioso. Porque ni siquiera argumentan contra él. Sólo dicen que “recomiendan los primeros 5 meses llevarles hacia adentro”.

Al parecer la mayoría de los padres que compran sus mochilas no han oído esa advertencia todos estos años, o sencillamente tienen grabada en la retina toda la publicidad que ustedes mismos antes hacían con recién nacidos  mirando hacia adelante

 

Sea como fuere, echo de menos qué pasa con la cadera del bebé en esa posición  y con su piernas. Y con la espalda del adulto.  Y si el bebé se duerme. Y con la visibilidad de adulto. Y  si algo asusta al bebé… En fin, echo de menos lo de siempre: argumentos.

Pero ustedes sigan, que ya hemos conseguido que amplíen el puente de su modelo estrella. Igual en 10 años más acaban dándonos la razón. Eso sí, no lo reconocerán, pero da igual, Google no olvida y nosotras tampoco.

.

 

¿Qué es un Portabebés Ergonómico?

¿Qué es un Portabebés Ergonómico?

cuerpo humano- da vinci.

¿Qué significa ergonómico?

¿Quién decide si un artículo lo es?

¿Llamar a algo ergonómico lo convierte en ergonómico si no lo es?

¿Puede algo ergonómico ser no adecuado en algún caso?

¿Cómo podemos los padres saber cuando nos intentan dar gato por liebre en relación al porteo ergonómico?

.

silla ergonómicaHace años la palabra “ergonómico” no estaba en mi vocabulario. Soy de la generación de llevar bolsos llenos de libros al colegio,  de sentarnos en las mismas sillas y pupitres, midiéramos lo que midiéramos, y de las que hizo deporte con un mismo tipo de zapatillas deportivas, fuera gimnasia, correr o baloncesto.

A mi generación la ergonomía nos llegó tarde, cuando compramos la primera silla para el ordenador de esas de apoyar las rodillas.
.
Pero fui madre y al portear empecé a interesarme en cómo hacerlo bien.
La primera mochila que casi todas las del gremio conocimos como ergonómica, fue la ERGO  y a partir de ahí, según aumentaba nuestro conocimiento y experiencia fuimos aprendiendo a distinguir (más o menos) qué era un portabebés ergonómico y por qué.

Y entonces editamos guías para distinguir los portabebés “correctos” de los que no, sobre todo cuando hablábamos de mochilas. Parecía que estaba claro, se trataba de “ergonómicas” versus “colgonas”.
Pero nada más lejos de la realidad.

El enemigo en casa

mochila anunciada como ergonómica que no lo es

A medida que la práctica del porteo se extendía aumentaban los portabebés “correctos” mal colocados, o sea, que dejaban de ser todo lo ergonómicos que podían ser. Las marcas de mochilas y otros sistemas de porteo no tan ergonómicos, empezaron a sacar sus “versiones ergonómicas” modificando en algo los originales.

Eso hace que la pregunta que más recibo a nivel personal y que más observo en los grupos de porteo, como el de Red Canguro  y otros es:

“¿Me podéis decir si este portabebés es ergonómico?”

Y de ahi surgen mis preguntas del principio.

.

Observo a diario cómo empresas del sector, distribuidores, tiendas, agentes, asesoras, instructoras y educadoras  de porteo y usuarios de determinadas marcas recomiendan :

  • Portabebés concebidos para conseguir el máximo de ergonomía usados de forma totalmente antiergonómica
  • Portabebes que a priori pueden ser ergonómicos ( si se usan a partir de un determinado peso y desarrollo) recomendados para usarlos antes  o después de tiempo con lo que ya dejan de serlo.
  • Portabebés anunciados como ergonómicos, solo porque lo son algo más que algún modelo anterior
  • Portabebés anunciados como ergonómicos sin serlo
  • Portabebés antiergonómicos anunciados como ergonómicos con el aval de algún profesional de la salud

ejemplo de portabebés incumpliendo las normas de porteo seguro

En este contexto repito mi pregunta: Como no hay una “autoridad máxima” que decida  qué es y qué no es ergonómico, y quién puede o no usar ese calificativo, ¿qué hacemos?
Y mi respuesta es sencilla: tener claro los conceptos de qué es ergonomía y qué buscamos al portear y decidir en consecuencia.

 Si yo como Nohemí Hervada, por muy asesora de porteo, formadora de asesoras de porteo y consultora de porteo para marcas y empresas que sea, digo que “este portabebés es ergonómico y este otro no”, habrá quien crea en mi palabra y habrá quien  diga que con qué criterio juzgo, o lo que es lo mismo,  estaré cayendo en  lo mismo que critico que es usar mi “nombre” y mi cargo para justificar un juicio.

Creo que es más interesante definir claramente qué es ergonomía y qué buscamos de un portabebés y que sea esa la vara de medir a la hora de juzgar un sistema de porteo.

Del mismo modo que calcular una medida a ojo no es muy fiable y por eso preferimos usar una medida estándar que no deje lugar a equívocos e interpretaciones personales: el metro.

¿Qué es  ergonómico?

Definición de “ergonomía” :

RAE (Del gr. ἔργον, obra, trabajo, y -nomía).

  1. f. Estudio de datos biológicos y tecnológicos aplicados a problemas de mutua adaptación entre el hombre y la máquina.

Espasa Calpe
1.f. Ciencia que estudia la capacidad y la psicología del hombre en relación con su trabajo y la maquinaria o equipo que maneja, y trata de mejorar las condiciones que se establecen entre ellos.

En mi Escuela de Porteo Mimos y Teta explico a mis alumnas cosas como estas:

  • Según la Asociación Internacional de Ergonomía, la ergonomía es el conjunto de conocimientos científicos aplicados para que el trabajo, los sistemas, productos y ambientes se adapten a las capacidades y limitaciones físicas y mentales de la persona.
  • Según la Asociación Española de Ergonomía, la ergonomía es el conjunto de conocimientos de carácter multidisciplinar aplicados para la adecuación de los productos, sistemas y entornos artificiales a las necesidades, limitaciones y características de sus usuarios, optimizando la eficacia, seguridad y bienestar.
marsupi

La colgona de las llamadas “ergonómicas”

Teniendo en cuenta estas definiciones,   un sistema de porteo sería ergonómico cuando toma en cuenta el conocimiento existente en los distintos campos que se relacionan con el porteo  a fin de conseguir que este se adapte a las necesidades, limitaciones y características de sus usuarios optimizando la eficacia, seguridad y bienestar.

Así que para que un sistema de porteo o portabebés sea ergonómico no podemos obviar la biología, ni la fisiología, ni la fisionomía del bebé/niño y del adulto que portea  en general, ni los conocimientos que se van añadiendo a este campo como la neurobiología o el conocimiento del impacto en el cuerpo de la hiperpresión que produce el ejercicio o el cargar peso.

Dicho esto, cuando una marca en concreto usa el adjetivo “ergonómico” en su publicidad pero su sistema no optimiza la eficacia, seguridad y bienestar de las 2 partes implicadas en el trabajo del porteo, no merece tener ese calificativo.

Esto lo vemos habitualmente en marcas reconocidas de puericutura que valoran la importancia del contacto y la cercanía, pero

  • no tienen en cuenta la posición óptima del recién nacido, ni la forma de cargar peso que menos impacto negativo tenga en el cuerpo del adulto.
    .
  • No sirve que amplíen el puente para que el bebé no cuelgue cuando el resto de puntos a tener en cuenta para optimizar la eficacia, seguridad y bienestar no se cumplen.
    .
  • Tampoco serían ergonómicos  aquellos sistemas que por sus características no permiten la posición y el ajuste correcto que garantice la seguridad y confort máximo, sobre todo en los bebés más pequeños o con algún problema previo, como es el caso de bebé nacidos prematuros o con alguna patología, y que sin embargo publicitan  para ser usados  en esa edad o circunstancias.
    .
  • Incluso portabebés que en principio pueden ser usados de forma correcta en un tramo de edad, peso  y/o  desarrollo concreto, cuando son publicitados y usados fuera de esos márgenes pasan de ser ergonómicos a no ergonómicos.
    .

Creo que quienes trabajamos profesionalmente en el porteo debemos hacer un ejercicio serio de autoexamen y en vez de buscar el producto más vendible, trabajemos por proporcionar información correcta sobre los productos con los que trabajamos.

No hay un portabebés mejor, ni uno que sirva de forma excelente desde el minuto 0 hasta el fin de la etapa del porteo, porque portear bien depende, como hemos visto de múltiples factores, los generales y los particulares de cada tándem bebé-adulto. Por eso en vez de seguir intentando convencer de qué protabebés son ergonómicos y cuáles no, lo ideal sería que todos los padres conozcan las reglas de un porteo seguro y ergonómico, y que aprendan a distinguir en su caso cuándo se cumple y cuándo no.

Ese es el trabajo de las Asesoras de Porteo que formamos, mi equipo de formadoras y yo, tanto en nuestras formaciones individuales, como en la conjunta en Asesoras Continuum.

No queremos enseñarles las respuestas correctas a la pregunta de “¿Qué portabebés es ergonómico?”, sino  a que sepan formularle a los padres las preguntas adecuadas para que lo vean ellos mismos.

De este modo evitaremos seguir viendo fotos de padres orgullosos porteando con sistemas correctos mal utilizados, con sistemas de porteo poco confortables,  y en muchos casos, desgraciadamente,  no sólo poco ergonómicos, sino lo que es peor, poco seguros.

NOTA: LAs imágenes están subidas desde los URL originales donde están publicadas en el momento de la publicación de este post.

Porteo ergonómico

Historia de la Incubadora

Historia de la Incubadora

“¿En qué lugar se debe poner a un bebé que nace antes de tiempo?”
Esa pregunta la he hecho en casi todos los talleres que he realizado en los últimos años en grupos con madres embarazadas y padres.
En el 99% de los casos, y han sido muchos cientos de personas,  la respuesta era unánime: “En la incubadora”.
Nuestra generación ya ha crecido viendo normal que este invento es el medio en el cual completar el desarrollo de estos bebés pequeños.
La ciencia avanza y en general seguimos confiando en las versiones más modernas y sofisticadas de este invento que tiene ya mas de 150 años.

Image of the zinc tub is from Hess, 1922.

Desde Jean-Louis-Paul Denucé, (1824-1889) hasta hoy la neonatología ha experimentado grandes avances.
En plena resaca aún de mi participación en el curso Kangaroula con Jill y Nils Bergman

Equipo de Formación de  Asesoras Continuum con Jill y Nils Bergman

Equipo de Formación de Asesoras Continuum con Jill y Nils Bergman

Y tras mi viaje a Cádiz para hacer llegar esta información a profesionales sanitarios (no sin muchos obstáculos),  tengo una sensación agridulce.

IncubadoraPor un lado me consta que los avances de la medicina  han  contribuido a que la tasa de mortalidad  disminuya notablemente entre los bebés que nacen antes de término, incluso los llamados grandes prematuros.

Pero por otro lado constato que  se sigue obviando una realidad fundamental:

“El hábitat del bebé, sobre todo del nacido antes de término, es el cuerpo de su madre”

Algunos trabajamos por sumar:
-Los beneficios de los cuidados  médicos neonatales y
-Los beneficios del Contacto Piel con Piel entre madre y bebé.
En palabras de Nils Bergman la meta es: “Separación cero mientras se dispensan todos los cuidados que la ciencia hace posible a estos pequeños.”

Pincha en la imagen para ver la historia completa

Pincha en la imagen para ver la historia completa

Mientras tanto, creo que es interesante conocer la Historia de la Incubadora tal y como la conocemos…  y da para pensar el nombre que se le  dio: INCUBADORA.

Podría haberse llamado “Maternadora” ,”Útero artificial”… pero no.

Se llamó incubadora, porque de hecho, se inspiró en aves que incuban, y  en un aparato diseñado para imitar esa acción.

Y ya se sabe que los humanos no somos gallinas incubando pollos, somos mamíferos.

Y la gestación  intra-útero es mucho más que dar calor a un huevo estático.

Te invito a leer esta presentación del Dr. Andrés Morilla Guzmán. Quizás te sorprenda.

[slideshare id=16182391&doc=historiadelaincubadora-130125162530-phpapp01&type=d]
(Si no la ves pincha aquí)

Por qué no me gusta la expresión “Método Canguro”

Por qué no me gusta la expresión “Método Canguro”

Método Canguro es la expresión que más se sigue utilizando en castellano como traducción de Kangaroo Mother Care.
Algunos nos preguntamos por qué.
Es evidente que no es lo mismo.
Y no se trata sólo de una simple diferencia de apreciación en la traducción. Si fuera así pues pasaría como con las películas, que a veces la traducción no tiene nada que ver pero nos da lo mismo.

¿Es lo mismo Metodo Canguro que Cuidados Madre Canguro?

Pues evidentemente NO.
Por eso a nivel profesional cuando hago formación y/o trato con familias  siempre uso la segunda (CMC).
No es sólo cuestión de ser más exactos, es que hay implicaciones mucho más profundas en usar uno u otro término.
El más importante es que cuando decimos “Método Canguro” hemos eliminado de la ecuación la parte más importante: “la MADRE.
Dice Nils Bergman:

Nils Bergman

Lo maravilloso de esta “práctica” es que

ES el cuerpo de la madre lo que consigue la diferencia.

No se trata de que un cuerpo cualquiera dé calor y éste sea más efectivo y constante que una incubadora.

No se trata de que la posición canguro sea la mejor para favorecer el desarrollo del bebé.

No se trata sólo de proveer contención corporal al bebé.

No se trata sólo de proveer contacto humano a una criatura que lo necesita.

No se trata de establecer un tratamiento pautado de X minutos al cabo del día.

Se trata de que

  • ES LA  MADRE la que el bebé necesita.
  • ES LA MADRE el hábitat en el cual el bebé puede desarrollar sus funciones para mantenerse con vida.
  • ES LA MADRE y su cuerpo el lugar donde el bebé tiene derecho a estar 24 h como estaba en el útero.
  • ES LA MADRE la que el bebé reconoce.
  • ES LA MADRE la que puede regular su calor corporal para que su bebé tenga exactamente la temperatura constante que necesita.
  • ES LA MADRE la que provee el alimento único y específico para ese bebé aunque haya nacido muy pronto.
  • ES LA MADRE la que contribuye a mantener los niveles de estrés del bebé controlados.
  • ES LA MADRE la responsable del cuidado de su bebé.
  • ES LA MADRE la que debe “ocuparse” y no sólo preocuparse
  • ES LA MADRE a quien habría que pedir permiso para tocar a ese bebé y no al revés.

Como dice Casilda Rodrigáñez “El abrazo  materno no es un método”.

Cuando personas que no han meditado en estas implicaciones siguen usando Método Canguro en su vocabulario, creo que nuestro trabajo como divulgadores de esta gran verdad es dar a conocer con cariño, tacto y empatía la diferencia.

Y cuando  son profesionales relacionados con la maternidad, con bebés,  los que se empeñan en usar ese término, en lugar del apropiado, es más importante aún hacer ver ese gran matiz, que al final es la diferencia entre de verdad cambiar el paradigma o sencillamente “haber oído campanas” sin saber muy bien dónde.

NO ES UN MÉTODO
NO SE MIDE
NO SE CUANTIFICA
NO SE CONTROLA

Es intentar minimizar el impacto que tiene haber nacido antes de tiempo.
Si un bebé aún debería estar en el útero, el lugar donde debe permanecer todo el tiempo posible fuera de él, es EL CUERPO DE SU MADRE.
Nadie se tomaría a la ligera sacar a un bebé del útero de su madre para ir poniéndolo a ratitos en otros úteros.

 

Los procesos neuro-endocrinos que se ponen en marcha son únicos entre el cuerpo del bebé y su madre. Cuando entendemos esto cambiamos nuestra visión, nuestro enfoque, nuestro vocabulario y nuestra actitud.

 

Y por supuesto, cuando la madre no pueda estar con su bebé ( siempre partimos desde lo óptimo hacia abajo) está el padre.
No todas las realidades familiares permiten a un madre estar disponible 24 horas al día durante semanas.
Pero una cosa es no poder estar 24 horas al día  ofreciendo Cuidados Madre Canguro y otra es creer que 30 minutos  ( o X) cada 3 horas de Método Canguro  alternando entre padre y madre es lo mismo: NO LO ES.

Parte de mi trabajo es concienciar de esta realidad y contribuir a que algún día todas las Unidades Neonatales aúnen sus grandes avances tecnológicos a la gran constante que ha mantenido a los bebés con vida a lo largo de toda la historia de la Humanidad: El Cuerpo de la Madre.

Espero que pronto  todos los hospitales sean lugares que favorezcan  no el Método Canguro con una sillita al lado de una incubadora y acceso limitado y controlado, sino los Cuidados Madre Canguro todo el tiempo que la familia quiera y pueda permitirse estar.
Método Canguro o Cuidados Madre Canguro

¿Son tan malas las colgonas?

¿Son tan malas las colgonas?

En el mundo del porteo  hay de todo, como en todos lados.

  • Portabebés malos, buenos, regulares y pésimos.
  • Portabebés malos usados con las mejores intenciones
  • Portabebés buenos usados muy mal
  • Portabebés para niños  recomendados para recién nacidos
  • Portabebés muy mal escogidos
  • Buenos porteadores con casi cualquier cosa
  • Malos porteadores con portabebés de lujo

Todo eso  y mucho más… como en todos lados.

Aumenta el número de familias que portean, eso es una realidad. Sólo hay que dar un paseo por una zona peatonal o ir al aeropuerto, o a cualquier lugar con mucha gente.

Cada vez se ven más bebés porteados.

Bebés porteados: bien porteados y mal porteados.

Algunos padres compran el primer portabebés que encuentran, otros padres se informan mucho antes de comprarlo, y como pasa en otros campos, depende de quién les asesore pues tendrán información más o menos correcta.
En el mundo del porteo hay vendedores, hay dependientes, hay distribuidores, hay comerciales, hay fabricantes… No todos portean, de los que portean no todos portean bien, y de los que portean bien no todos saben asesorar en porteo, ni saben asesorar en casos de necesidades especiales. Muchos ni siquiera se plantean qué factores se deben tener en cuenta  a la hora de asesorar en porteo.

Así es normal que aumente el número de portabebés no ergonómicos, o el número de mochilas ergonómicas usadas de forma incorrecta o de fulares colocados de formas imposibles.

Cada vez hay más coches en el mundo y cada vez más conductores que infringen las normas de circulación. La cantidad de usuarios no implica un mayor conocimiento de las normas ni un mayor respeto por ellos, a veces es justo lo contrario.

Yo me alegro enormemente de que el porteo esté cada vez más difundido. Siempre digo que un bebé cerca del cuerpo de su madre/padre es donde mejor va. Y por supuesto que me gustaría ver a todos esos bebés ir, además, seguros y cómodos. Ellos y sus padres.

De momento no es así.

Captura de pantalla 2014-12-27 16.13.23Veo bebés en brazos sí, y felices por ello. Pero veo que la industria de la puericultura sigue sin entender el concepto de fondo.
No se trata de inventar el artilugio más sofisticado, sino de ofrecer la mejor solución posible, y como ya se sabe, lo más sencillo suele ser lo mejor.
Veo portabebés que parecen naves espaciales, mochilas con más cierres y broches que un traje de Drag Queen. Veo adultos que portean en posiciones tan en contra de la ergonomía que lo realmente sorprendente es que repitan.

Se trata de comprender que el porteo debe respetar la posición natural de llevar a un bebé en brazos. Que no se trata ni de colgarlos, ni de aplastarlos, ni de espachurrarlos, ni de espatarrarlos… que se trata sencillamente de usar algo para mantenerlos sobre nuestro cuerpo de la forma más parecida a llevarles a pelo.

Captura de pantalla 2014-12-27 16.16.17

No es lo mismo

Me pasa con esto algo parecido a  lo que pasa con el Método canguro  y los Cuidados Madre Canguro. Que parece lo mismo pero no lo es. Se parecen, muchos creen que es lo mismo y quienes lo aplican creen que ya está, que eso es lo que deben hacer. Los que “en su hospital” hacen método canguro se sienten orgullosos. Y cuando te cuentan te dicen que ponen un rato a lo bebés sobre las madres piel con piel. Y entonces una escucha y entiende que se han quedado en el primer peldaño de esa escalera.
Como diría Casilda Rodrigáñez : “el abrazo materno no es un método”.

Del mismo modo el porteo es algo más que usar una mochila cualquiera por muy vendida que sea o muchos premios que reciba.

Entonces ¿por qué?

Captura de pantalla 2014-12-27 16.19.44Y en este punto nos seguimos preguntando por qué siguen fabricando mochilas en las que los niños parecen más cachorros felinos llevados por el cuello que bebés humanos con muy poco desarrollo. Y comprendemos que el cambio quizás no venga de los fabricantes, ni de los distribuidores. Porque al final la industria es eso: una industria. La misma que hace que dentro del mundo del “porteo ergonómico” se anuncie como la panacea mochilas no aptas para recién nacidos, o con posiciones extrañas, o que se use la excepción como la norma… Si no somos críticos desde dentro, ¿cómo lo vamos a ser con los de fuera?.
El cambio vendrá de las propias familias, de ir sembrando información correcta, con sentido común, que respete todos los aspectos del desarrollo del bebé y del cuerpo del adulto.

Que estas personas en vez de creer a pies juntillas las páginas de los propios fabricantes o distribuidores,  se animen a consultar con expertos que les expliquen claramente las diferencias. Con expertas en el porteo, con experiencia propia y formación específica, con capacidad de autocrítica y afán de continuar aprendiendo.
Y mientras… pues mientras iremos viendo que poco a poco van cambiando cosas… de momento a este bebé ya no le van dando patadas al caminar porque por fin lo han puesto “a la altura de sus besos”

 

Habrá que decirles que quiten de su catálogo fotos como estas:

Captura de pantalla 2014-12-27 15.39.40Captura de pantalla 2014-12-27 15.44.22

 

Es cierto que hemos visto marcas dar un paso atrás para no perder cuota de mercado, pero también hemos visto a otras “recular ” en su argumento de que no se debe portear en la espalda, y ahora ofrecen una mochila con esa opción, incluso con un puente más ancho y sostén en la cintura, nada que ver con sus modelos emblemáticos en los que el bebé iba literalmente colgando…

Captura de pantalla 2014-12-27 15.38.59

 

No sé si llegaremos a ver la reconversión total de estas marcas en ergonómicas y si algún día reconocerán la labor de asociaciones como Red Canguro en la difusión del porteo y del porteo correcto. Aunque como ya he dicho ese ninguneo del trabajo de asociaciones como esta no parte solo de la industria de las “colgonas” .
A algunas nos da igual porque no trabajamos esperando ver lo que hacen otros.

Trabajamos por y para los bebés y sus familias.

Intentamos mejorar en lo que sabemos y en cómo lo transmitimos. Formamos asesoras y a profesionales relacionados con bebés y madres para aumentar el conocimiento y la sensibilidad.
No queremos “meter miedo” sobre las colgonas o sobre las malas mochilas. Lo que queremos es que las familias disfruten de ir juntos, de forma cómoda, segura y ergonómica.

Innovamos investigando formas de Porteo No hiperpresivo® porque nos preocupa la salud del adulto también, especialmente de la madre tras el embarazo y parto.

Si eres un padre o madre que busca y/o usa un portabebés y no sabes si es el más adecuado o no para tu bebé y para ti… estamos para resolver tus dudas.

Busca una Asesora de Porteo cualificada: Ese es nuestro trabajo. 

El de las madres y padres es el de buscar la información correcta, decidir y asumir las consecuencias de las decisiones… como en todo otro aspecto de la vida de nuestros hijos.

Y  a la pregunta del título del artículo:
¿Son tan malas las colgonas?

A la que podríamos sumar:
¿Son tan malas las mochilas con reductor?

No te voy a responder yo, mi trabajo es que sepas responderte tú.

Asesorarte