¿ Qué es lo mejor?

¿ Qué es lo mejor?

“No aspires a hacerlo un poco mejor, aspira a hacer lo óptimo”

Esa frase es una de las que siempre tengo en mente la hacer mi trabajo,  una de las que más utilizo, adaptándola, cuando hablo con las familias o cuando imparto formación.
Las madres ( y padres) queremos lo mejor para nuestros hijos. Nos pasamos la maternidad creyendo que nuestra misión en la vida es buscar lo mejor y dárselo. Así, cuando encontramos a alguien experto en una de las materias relacionadas con el cuidado de nuestros peques, siempre le preguntamos lo mismo:

  • ¿Qué es mejor para él?
  • ¿Cuál es el mejor portabebés?
  • ¿El mejor nudo?
  • ¿El mejor pañal?
  • ¿La mejor forma de amamantar?
  • ¿El mejor biberón?
  • ¿La mejor guardería?
  • ¿La mejor pediatra?

Hasta el infinito…

¿Qué pasa cuando crecen?

Crecerán nuestros bebés y crecerá nuestra experiencia, pero no siempre nuestra confianza y seguiremos preguntando :

-¿Cuál es el mejor cole, el mejor dentista, la mejor actividad extraescolar, el mejor hotel para irnos de vacaciones, etc.?

No es malo pregunta, lo mal es que seguimos preguntando mal.

Cuestión de Responsabilidad

Seguimos sin entender que pedirle a otro que nos dé la respuesta a cuál es la mejor mochila o el mejor biberón o la mejor forma de dormir a nuestro hijo, lo que en realidad evidencia es nuestra falta de responsabilidad.
No quiero decir que los padres que preguntamos somos irresponsables, sino que  al preguntar así, estamos dejando de ejercer nuestro trabajo principal que es tomar decisiones y asumir responsabilidades.

  • No es lo mismo preguntar las diferencias entre sistemas de porteo y decidir, que preguntar qué  mochila es mejor
  • No es lo mismo preguntar las consecuencias de utilizar un sistema de crianza y otro y decidir, que preguntar qué es mejor hacer.
  • No es lo mismo indagar cómo se trata a los bebés en las guarderías de la zona para ver cuáles casan con nuestra propia filosofía y decidir, que preguntar a otro cuál es la mejor.

Porque cuando alguien cataloga algo de “mejor” invariablemente está usando su propia escala de valores, su propia medida. Y juzga en base a ellas y a sus propias circunstancias, a sus propias vivencias y creencias.
No conozco dos familias que piensen igual en todo ni que tengan las mismas necesidades, del mismo modo que no conozco dos bebés iguales, aunque tengan el mismo peso, talla  y edad.
Delegar la toma de decisiones, que va intrínsecamente ligado a  ser el adulto responsable de un menor, en otra persona, por mucho que esa persona sepa de la materia, es irresponsable.
No quiero decir que la formación y la experiencia no sirva de nada, ni quiero decir que los profesionales no hagamos nuestro trabajo. Quiero decir que una cosa es ofrecer información objetiva y  otra cosa es decidir por el caso particular.

Yo puedo saber mucho de porteo, pero si una madre me pregunta qué portabebés es el mejor y yo le doy una respuesta tipo “este portabebés”, no sólo estoy demostrando muy poca profesionalidad, sino que estoy cosificando  a ese bebé y su familia al no tener en cuenta ninguna de sus características particulares.
No hay un portabebés mejor porque hay tantas realidades como personas y  hay tantas dinámicas familiares, culturales, sociales, físicas y emocionales que sería imposible que todas coincidieran en una sola respuesta.

¿Es malo preguntar a profesionales?

Entonces, ¿de qué sirve nuestra formación y experiencia?,¿significa esto que no podemos responder a las familias que nos consultan?
NO. Significa que precisamente nuestra formación y experiencia sirven para explicarle a las familias que la meta no es encontrar “el mejor” nada, sino aspirar a lo óptimo en cada caso.
Suelo decirle a las familias que mi trabajo tanto en el porteo, como en la lactancia, y la crianza, es explicarles “lo óptimo”, lo que el bebé o niño necesita y espera y que es su trabajo aspirar a ello, teniendo en cuenta que cada familia llegará al punto que pueda y quiera.
Si yo te digo que “esto es lo mejor”, te quedas aquí, en este punto. Si te digo qué es lo óptimo a lo que aspirar, llegarás mucho más lejos. Porque la maternidad no es algo estático, no son metas concretas que alcanzar, es un camino, un constante movimiento, aprendizaje y cambio.

[Tweet ” La maternidad no son metas concretas que alcanzar. Es un camino, un constante movimiento, aprendizaje y cambio.”]

El término “mejor”

Hace muchos años desterré de mi vocabulario el concepto “mejor” y nunca me oiréis decir “la lactancia es lo mejor”, o “este portabebés es el mejor”.

Si una madre me llega dando lactancia mixta no presupongo que lo mejor es que intente la lactancia exclusiva, porque si algo sé es que muchas veces lo óptimo en esa díada madre-bebé es el equilibrio que la lactancia mixta permite a esa madre, la red de seguridad que la madre necesita para poder amamantar de forma segura.

Por supuesto en otros casos sí  será lo óptimo recuperar la lactancia exclusiva, pero no siempre sabemos qué caso es cada cual de primeras. No lo sé yo y muchas veces no lo sabe tampoco la propia madre.

La necesidad de juzgar, de etiquetar, de medir y evaluar es muy difícil de eliminar de nuestra vida. Sobre todo del rol de madre sometido constantemente a juicio, el propio y el de casi todos los demás. Ese estar constantemente en la palestra, teniendo que demostrar lo buenas madres que somos tiene como único resultado madres cada vez más inseguras, más frustradas, más infelices. Hasta el punto de irnos al extremo  de hacer apología de ser mala madre, por muy envuelto en humor que lo hagamos,  como si de ese modo reivindicáramos nuestro derecho a no tener que cumplir los objetivos de todo el que se cree con derecho a imponérnoslos. Si entramos en el juego de poner etiquetas: “mejor, buena, mala…” estamos jugando al mismo indecente juego.
Un juego en el que todas perdemos. Tanto, que lo siguiente es llegar a sentirnos arrepentidas, ya no de ser madres, sino de tener hijos, que parece lo mismo pero no lo es.

Quizás si dejamos de poner la medida fuera, si dejamos de preguntar a otros, si dejamos de buscar “la mejor forma” de ser y estar en este y otros roles.  Si empezamos a preguntar con inteligencia y a pensar por nosotras mismas con la información obtenida. Si dejamos de leer libros y miramos más a nuestros hijos y les escuchamos un poco más, con más atención, nos daremos cuenta que muchas de las respuestas no las tienen otros, sino nosotros mismos, nosotras y nuestros hijos.
Mis alumnas siempre me oyen decir que cuando una asesora recibe una pregunta se sabe el tipo de profesional que es por la respuesta:

Una profesional mediocre responde siempre a las preguntas que le hacen.
Una profesional responsable y bien formada no responde, hace más preguntas.

.

 

 

Escuela de Porteo: Preguntas frecuentes

Escuela de Porteo: Preguntas frecuentes

 

Si tu sueño es ser Asesora de Porteo, si quieres dar un paso más en la profesionalización de tu pasión, si quieres aprender más que nudos, esta es tu formación.

.

 

asesoras de porteo

.

Preguntas frecuentes

 

  • ¿Puedo hacer la formación si vivo en otro país?

    La formación es completamente on line. Puedes hacerla desde cualquier lugar del mundo si tienes acceso a una conexión a internet de alta velocidad.

 

  • ¿Puedo elegir el horario y el ritmo de trabajo?

    Las clases básicas del curso están grabadas y puedes verlas cuando y cuantas veces quieras.
    Las tutorías periódicas en directo  y clases nuevas que se vayan dando puedes verlas en directos, aunque si no puedes por el horario, quedan grabadas y accesibles con el resto del curso.
    Tú misma te marcas tu ritmo de trabajo. Tú decides.

 

  • Si no participo en directo ¿cómo puedo resolver mis dudas?

    En el grupo de trabajo  de Facebook puedes plantear tus dudas que contestaré bien por escrito o en la siguiente tutoría si requiere una explicación más amplia

 

  • ¿Hay una fecha límite para realizar el trabajo requerido?

    Tienes entre 9 meses y un año  de acceso a las clases, a la plataforma de E-learning  y para presentar tus tareas propuestas.

 

  • ¿Es un título “oficial”?

    Por titulación oficial solemos referirnos a la que avala algún organismo estatal, como el Ministerio de Educación en España. En nuestro país no hay ninguna titulación oficial como Asesora de Porteo. De hecho la Escuela de Porteo Mimos y Teta fue la primera formación en acuñar ese término, inexistente anteriormente.
    Algunas formaciones obtienen algún reconocimiento de organismos oficiales y/o privados declarando el interés de la misma. Normalmente son certificaciones que se obtienen pagando un canon o tasas, tras presentar el temario y al equipo docente. No hay un comité de “expertos en porteo” que auditen la formación en sí.
    Que una formación no presente alguno de estos “sellos”  de autoridades externas no quiere decir que la formación no sea válida.

    Numerosas profesiones han surgido de la demanda de la población antes de que los gobiernos las hayan incluído  en sus programas docentes. Como el caso de los Community Manager o los osteópatas o acupuntores.

  • ¿Quién avala la formación impartida por la Escuela de Porteo Mimos y Teta?

    Mimos y Teta fue la  primera Escuela  de Porteo de España.
    La primera en formar “asesoras de porteo” para distinguirse de otras formaciones de instructoras o monitoras.
    La primera en ofrecer formación on line.
    La primera en llegar a tener centenares de alumnas en casi dos decenas de países.
    la primera en incluir habilidades de comunicación para trabajar la aptitud en el trabajo de asesora.
    La primera en ofrecer un programa de formación continua a sus alumnas.
    La primera en colaborar con diferentes profesionales formándoles en porteo para incluir esta práctica en su trabajo.
    Creadora del concepto Porteo no Hiperpresivo® que busca la ergonomía también del adulto que portea.

    La Certificación como Asesora de Porteo  la avala mi trabajo de años en este campo, con experiencia propia, la  de muchos cientos de familias asesoradas,  la colaboración con diferentes profesionales y los cientos de alumnas formadas.

 

  • ¿Podré trabajar como Asesora de Porteo?

    La formación te ofrece las herramientas, el cómo usarlas dependerá de ti.
    Algunas alumnas hacen formación para su enriquecimiento personal o el de su entorno cercano. Otras ya tienen un emprendimiento relacionado con los bebés y familias y ser Asesora de Porteo es un plus en sus servicios. Las hay que regentan un negocio de venta de portabebés y/o artículos relacionados, madres de día, educadoras infantiles, asesras de lactancia, doulas, etc.
    Sea como sea tu caso, si quieres vivir profesionalmente como Asesora de Porteo tendrás que trabajar para adquirir la experiencia necesaria  que secunde tu formación para ser una buena asesora.
    Las asesoras de porteo somos trabajadoras independientes.
    La formación que recibas es como un trampolín  que te ayude a dar el salto. Demuestra que has recibido unos conocimientos mínimos y que dispones de una “guía de trabajo” o un método que algunas llevamos años trabajando y puliendo. Pero te corresponde a ti trabajar con honestidad y seriedad para que tu emprendimiento sea reconocido y valorado.
    Por supuesto contarás con el apoyo de mi posicionamiento en las redes, y dentro de la opción de Formación Continua, con el servicio de Consultoría para tu marca.

  • ¿Qué opción  de curso me recomiendas?

    La Escuela de Porteo Mimos y Teta ofrece cursos adaptados a cada necesidad:

    • Algunas personas necesitan una información general porque trabajan el porteo de forma paralela a su actividad principal, no van a asesorar específicamente a familias, sino sobre el porteo en general.
    • Otras personas  tienen ya mucha experiencia práctica y quieren la formación teórica y los extras de la formación  para asentar las bases de su trabajo.
    • Hay empresarias del sector que necesitan un curso para su personal que atiende en tiendas.
    • La mayoría opta por el curso completo en el que las certifico como  Asesoras de Porteo, el que aúna clases teóricas con prácticas supervisadas.
    • Hay quien tiene claro que quede enfocar su emprendimiento hacia este trabajo y escoge la opción combinada de la formación completa más el curso para emprendedoras Emprende en Femenino

      Hay quien escoge debido a su necesidad  (por conocimientos previos o disponibilidad de tiempo) y quienes escogen debido a sus posibilidades económica (muchas de mis alumnas viven en países donde el nivel de vida y el cambio de moneda hace difícil el acceso al curso completo).

      En cualquier caso, todas obtienen  un Diploma  acreditativo de haber recibido  formación  de la Escuela de Porteo Mimos y Teta, lo cual supone una garantía de haber tenido una formación de calidad a toda la que desea trabajar de forma profesional.

 

  • ¿Si empiezo por una de las modalidades básicas, luego puedo ampliar?

    Sí.
    Siempre que hagas un curso y quieras hacer más tarde otro de nivel superior tienes un descuento  mínimo del 70% de lo pagado par aplicarlo al precio del curso nuevo.

 

  • ¿Es lo mismo ser Asesora de Porteo que Asesora Continuum?

    No.
    LA formación de Asesoras Continuum es una formación completa como Asesora de Maternidad.  Es una formación intensiva de 1 año de duración.
    Incluye la formación de Asesora de Porteo (con todo el temario que ofrece la formación Mimos y Teta)  de una forma más extensa  y otros módulos no incluidos en la misma.
    El equipo docente Continuum está formado por  4 formadoras principales más un grupo de colaboradores.

 Las alumnas que cursan la formación como Asesora de Porteo Mimos y Teta que desean acceder después a la formación como Asesora Continuum tienen prioridad en la reserva de plaza y un descuento en el precio durante los 2 años siguientes a haber realizado el curso de porteo.

 

asesoras de porteo

 

Si aún tienes alguna pregunta más  no dudes en contactar conmigo por correo electrónico (nohemihervada@gmail.com) o por whastapp ( +34 606 420 529).

Aprovecha la oportunidad de unirte a una Red Internacional de Asesoras de Porteo trabajando unidas para promover el  porteo y el contacto.

¡Accede sin esperas a esta formación única!