Nanas

Respondiendo a una consulta del blog acerca de si los bebés han de dormirse solos o no, le comenté a esa mamá que pensara en las nanas… Esas canciones que madres y abuelas de todas las culturas han cantado a sus bebés mientras les mecían en sus brazos …

Me ha dado por pensar en esta mágica costumbre y he encontrado cosas muy interesantes, como algunas letras que tranquilizan al niño asegurándole que mamá velará su sueño o que puede estar tranquilo sobre su pecho.

Estas mujeres entendían lo que nuestra sociedad nos ha hecho olvidar… que para los bebés dormirse solos es algo impensable, que necesitan la compañía de mamá, papá, la abuela … de alguien conocido que les dé tranquilidad. Que para conciliar el sueño hay que estar tranquilo, seguro y relajado… de ahí que todas estas canciones tengan ese ritmo suave y cadencioso. Nada que ver con esas teorías que intentan rendir al niño de puro estrés, miedo,  angustia y desesperación por sentirse solos y desatendidos por las personas encargadas de cuidarles.

Según la Profesora en Letras, Graciela Pacheco de Balbastro, la canción de cuna nace en el momento en el que la madre musicaliza su ternura y hace un nido de sus brazos. Para ella, este género literario es el primero que el hombre disfruta en su vida. Y agrega que pasaron varios años antes de que estas canciones pudieran plasmarse en hojas de papel, y dejar sólo el ámbito de la oralidad.

La importancia de la nana. Las nanas son fundamentales para los bebés. A través de ellas, las madres los cobijan, cuidan y aman. Esto, estrecha la íntima relación madre hijo, donde todo el mundo parece parar y solo existen esas dos personas, una cantando, otra oyendo y ambas sintiendo. La canción sirve como un puente que ayuda al niño a dejar caer sus párpados y vencerse a la tentación del sueño, cayendo seguro en un sueño placentero. (Fragmentos extraídos de www.univisión.com)

Es curisoso que se haya utilizado el título de la nana más famosa en castellano  “Duérmete niño” como título de un libro que es justo lo opuesto al espíritu de una canción de cuna…

Me imagino que el autor del libro (no del método pues ni siquiera es suyo) lo escogió para adornarlo con un halo de humanidad y ternura de las que evidentemente el libro carece. Por no hablar de que al ser una canción transmitida oralmente y sin autor reconocido se libra de pagar derechos de autor.

He encontrado una página llena de nanas preciosas cantadas a capella (Lullaby Link), con letras tan bonitas como esta:

Sleep my baby on my bosom
Warm and cozy will it prove
Round thee mother’s arms are folding
In her heart a mother’s love

There shall no one come to harm thee
Naught shall ever break thy rest
Sleep my darling babe in quiet
Sleep on mother’s gentle breast.

Sleep serenely, baby, slumber
Lovely baby, gently sleep;
Tell me wherefore art thou smiling
Smiling sweetly in thy sleep?

Do the angels smile in heaven
When thy happy smile they see?
Dost thou on them smile while slumb’ring
On my bosom peacefully.

Do not fear the sound of a breeze
Brushing leaves against the door.
Do not dread the murmuring seas,
Lonely waves washing the shore.

Sleep child mine, there’s nothing here,
While in slumber at my breast,
Angels smiling, have no fear,
Holy angels guard your rest.

Mirad por favor las imágenes que acompañan esta canción y que alguien me diga si hay algo mejor que esa sensación de tener a nuestros hijos dormidos cerquita de nosotros…

Qué pena esos padres que se pierden esas sensaciones … crecen tan rápido que dentro de poco muchos de nosotros añoñaremos estos días de cama y sueños compartidos.

Cuando nuestros hijos crezcan y nos pregunten cómo les dormíamos de pequeños… algunos podremos hablarles con una sonrisa en los labios y  tranquilidad en el alma de esas pequeñas canciones que acompañaron esas noches, otros, desgraciadamente, sólo podrán evocar llantos desgarradores en una habitación a oscuras y tras eso, el silencio, silencio que enmascara  soledad y miedo. A nosotros nos toca decidir qué recuerdos  tendrán nuestros hijos  y nosotros de esos días.
Creative Commons License
This obra by mimosytta.wordpress.com is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.
Based on a work at mimosytta.wordpress.com.

Comentarios

  1. Paradójicamente esa canción “duérmete niño” ha sido una de las que nunca canté a mi hijo, pq tal y como llegó a mis oidos, me daba pavor, que mi hijo pudiera tener miedo a dormirse…

    “duérmete niño, duérmete ya, que viene el coco y te comerá”

    Vamos, no me extraña que si le cantamos esa versión, el niño no se duerma ni p’atrás…

    Me encanta las versiones que has puesto…Yo tb le canto canciones, y la primera canción con la que lograba dormirlo era la de “un elefante se balanceaba” y ahora le gusta una canción de navidad catalana…

  2. Hola,
    Me ha encantado el tema.
    Hace poco más de dos años, con la llegada de mi bebé comencé de nuevo a cantarnanas a diario (hacia poco, que sin darme cuenta, lo habia dejado de hacer)
    Mis hijos mayores ( de 10 y 8 años) se ponian a cantarlas tambien y me fijé que algunas de las letras solo las tarareaban y en alguna ocasión cambiaban palabras.

    Entonces pensé en que son canciones que pueden perderse en el tiempo. Aunque creo que lo importante no es la canción si no el acto.

    pergunte a amigas y me sorprendió que muchas de ellas no se sabian ninguna nana, como mucho el estribillo del duerme niño y el coco, (cancion que como dice NESS jamas me gustó, ni me cantaron ni la canto)

    Yo me sé nanas, porque me han cantado mi madre y mi padre, sobre todo recuerdo a mi padre con su hermosa y tranquilizadora voz, mientras me abrazaba y paseaba. Lo recuerdo perfectamente y tambien porque se lo he visto hacer toda la vida, a mi, a mis hermanos, primos, nietos e incluso a vecinos.
    Es algo muy hermoso, un recuerdo que forma parte de mi vida y que deseo transmitir con mi mayor ternura a mi hijos.

    Saludos, feliz maternidad y dulcisimas noches

  3. Aquí otra mami-cantarina…
    y es curioso como los bebés también eligen sus nanas favoritas…. mis niñas tienen cada una la suya…

    un besito

  4. Creo que es una costumbre que no debería perderse, porque es realmente bonita. Yo recuerdo las que me cantaba mi mamá con mucho cariño. Ahora se las canto a mis sobrinos y da un nosequé verles con su carita, mirándote mientras cantas…precioso :)

    Enhorabuena por el blog!

  5. Hola a todos y todas:
    Tengo un niño de 16 meses y todavia se sigue durmiendo en brazos, o con el pecho, o acostado conmigo o con mi marido y por supuesto cantandole nanas. Cuando tenía tres meses le compré un cd de nanas que a su vez vienen las letras con unos dibujos preciosos que transmiten mucho amor; cada vez que le pongo esas canciones sin que se termine el cd ya està dormido y luego se lo dejo un ratito más con un volumen muy bajo; hasta yo muchas veces me quedo dormido, es muy relajante y el niño se quedo con un sueño tan placentero. Y cuando no hay enchufe pues a cantar, que me encanta.
    Mi padre tb duerme a mi niño cantandole, pero él es más creativo, cada canción que le canta la adapta convirtiendola en una nana, yo le he oido cantando canciones de BoneyM con un tono muy suave y tranquilizador que mi niño con él siempre se queda dormido.
    Animos a mamis y papis a cantar.

  6. Que bonito!!!!
    Yo también pienso que ningún padre debería perderse estos momentos con su hijo, pero desgraciadamente ocurre sobre todo por el miedo a malcriarlos, nosotros disfrutamos de cada segundo con nuestra peque y no hay nada mejor que despertarnos por la mañana o en medio de la noche y que nos regale una sonrisa.

  7. Las nanas ayudan a la formación del lenguaje en los bebés, son una forma de comunicación, visiten también la página http://www.imaginaria.com.ar y existe un libro en México que las contiene (de hecho yo lo uso mucho con mi nena de 3 meses) es Lírica Infantil de México, escrito por Vicente T. Mendoza, de la editorial del FCE -fondo de cultura económica- http://www.fce.com.mx, mandan a todo el mundo.

  8. Yo no me sabia casi ninguna nana, estuve buscando por internet para cantarselas a mi niña cuando naciera, pero nada asi que como me regalaron canciones infantiles catalanas le cantava la de “Margarideta llevat de matí” y a partir de ahi a tararear e inventar canciones, es sorprendente la inventiva que tiene una mama cuando acunas a tu bebe sentada en el balancin.
    Ahora me alegro de no haber hecho caso a toda esa gente que me decia que la mal acostumbraria si la mecia para dormirse y que siempre me pediria brazos para dormir.
    Ahora tiene 18 meses y aun la mezo, cuando ella quiere, por que empezo a preferir dormirse echada en nuestra cama conmigo al lado, bebiendose el bibi y cojiendome la mano.
    Aun le sigo cantando pero me entristezco un poco cuando no quiere balancin, creo que lo hecho de menos mas yo que ella.

  9. Hola hola digo hoy con felicidad y con una profunda sensacion de compañia. Mi bebe Olaf que tiene 5 meses y medio comparte la cama conmigo y se duerme despues de la teta, aqui donde vivo en UK hay un casi total escepticismo frente a esta tendencia de volver al origen y criar a nuestros hijos como nosotros fuimos criados!!! asi que estoy feliz de encontrar mas seres humanos dispuestos a abrazar, besar y acunar a nuestros bebes!!! Estoy segura que desde hoy vamos a dormir mejor y sin “cargas” con aquello de estar “malcriandolo”

    Miranda