Sueño Infantil

Uno de los temas que más preocupa a los padres junto a la alimentación del bebé es el tema del sueño… Tanto es así que aparecen supuestos “expertos” dando consejos para conseguir que lo bebés duerman “toda la noche”…

¿Es esto posible?

¿Tienen nuestros hijos un problema real del sueño?

¿ O más bien tenemos nosotros un problema
al pretender que ellos se amolden a lo que más nos conviene a nosotros?

El tiempo nos ha dado la razón cuando decimos que intentar poner horarios y controlar la lactancia suele resultar en fracaso… Pues algo parecido sucede con el tema del sueño infantil… Podemos comprender cómo duermen los bebés o cerrar los ojos a sus necesidades e intentar por todos los medios que “no molesten” mientras nosotros descansamos…

Por otro lado, es curioso como a los padres que optamos por el colecho (compartir la cama el bebé con uno o ambos padres) todo el mundo se ve en la libertad de criticarnos… Oímos comentarios como:

-“Nunca lo vas a sacar de ahí”

-“Es malo para su desarrollo”

-“Va a arruinar vuestra vida de pareja”

-“No es sano”

…  y uno que me hace mucha gracia

-“¿Qué te dice el pediatra de que duerma con vosotros???”

Como si al pediatra le importara cómo dormimos en mi casa… del mismo modo que a mi doctora de familia no le importa si mi marido yo dormimos en cama de matrimonio o en camas separadas o en casas distintas…

Pero esto es otra prueba más de que estamos dejando la crianza de nuestros hijos en manos de profesionales… de la enfermedad… porque algunos no se merecen ser llamados profesionales de la salud…

Si te apetece dormir junto a  tu hijo: ¡adelante!, si te resulta más cómodo tenerlo en una cama o cuna separada de tu cama y levantarte a atenderlo: ¡adelante! …

Cada familia ha de encontrar cuál es la solución más adecuada en su caso… eso sí… teniendo en cuenta las necesidades del más indefenso…

A continuación tenéis una recopilación de textos sobre este tema que espero os sirvan para ver la realidad de este tema… por mucho que intente el señor Estivill hacernos ver otra cosa…




Creative Commons License

22 Comentarios

  1. Davinia

    Hola !! Todo lo que escribes…..todoooo.. y demàs llevas mucha mucha razòn. Ojalà todos los papas pensaran igual. Mi hijo ya tiene 17 meses y duerme conmigo , ¡¡¡me encanta estar siempre a su lado!!! Y es curioso pero dormimos tanto èl como yò mucho mucho màsss… y muy muy tranquilos. Y cuando quiere el pecho , se pega èl solito y a comer…. je je je. Y con respecto al papa !!pues èl todo èsto lo ve normal ,es màss !!! Lo ve y siempre lo ha visto genial!!!, ¡¡còmo tiene que ser !!.

    Un abrazo muy grande Nohemì. ¡¡ Te keremossss …..!!.

    Responder
  2. Noelia

    Hola Noemí,

    Soy Noelia, la madre de Sheila. Espero que te encuentres mejor por el recuerdo de la pérdida de tu niña. Yo he pasado por lo mismo, ya que antes de tener a mi niña tuve una pèrdida con unos dos meses de embarazo, por lo que sé por lo que estás pasando. Seguro que tu hijo Iker te ayuda mucho aunque no sea consciente de ello.

    Tanto tu página web como tu me han ayudado mucho, ya que no se si te acuerdas que al principio me costó mucho que la niña se agarrara al pecho, pero gracias a tu ayuda actualmente doy el pecho a mi niña sin problemas. Sirve de gran ayuda sobre todo para las primerizas, ya que la maternidad es algo nuevo para nosotras y con un reto tras otro que a veces no sabemos cómo enfrentar, pero que gracias a la experiencia de otras madres los vamos superando y aprendiendo nosotras a la vez.

    La niña tiene ya 3 meses y me duerme toda la noche, unas 7 u 8 horas de un tirón, lo que para dormirla tengo que mecerla mucho. Mi marido quería aplicar el método Estivill, del libro “duérmete niño”, pero yo no estoy de acuerdo en dejarla llorar sola. He visto que en la página hay información sobre ello, pero me gustaría pedirte tu opinión al respecto.

    Yo quiero irla acostumbrando poco a poco a que se duerma ella sola sin cogerla en brazos y tener que mecerla siempre, pero que tenga siempre mi presencia y así la voy distrayendo un poco, ya que está muy acostumbrada al brazo, y no puedo hacer nada, supongo que por todo el tiempo que la tenía cogida al principio para darle el pecho.

    El pediatra fué el que me acosejó que siguiera el método del libro y que la dejara llorar, pero como te digo, no estoy de acuerdo en aplicar el método tal y como se describe en el libro, ya que no creo que sea bueno para la niña que llore sin la presencia de sus padres.

    No sé si me puedes dar algún consejo para que se vaya acostumbrando, igual también es con el paso del tiempo y mi idea es irla distrayendo hasta que se vaya acostumbrando ella sola.

    Veo que también hay información sobre la introducción de otros alimentos además del pecho. Esto también me va a venir bien, ya que en enero me incorporo al trabajo y mi idea es seguir dándole el pecho a la misma vez que introducir alimentos sólidos como el puré.

    Gracias y un beso,

    Responder
    • mihmita

      HOla Noelia:
      Gracias por tus palabras… y siento que tú también sufrieras la pérdida de tu bebé… Al final es cierto que pasa más de lo que pensamos lo que hace por un lado que parezca “normal” y por otro que los profesionales de la salud que suelen ser quienes nos dan la noticia en la mayoría de los casos lo hagan de uan forma tan fría e impersonal..
      Por otro lado qué bien que vuestra lactancia os vaya tan bien, me alegra oírlo y saber que el grupo de apoyo a la lactancia consigue su fin.
      Sobre el tema del sueño… la información que recopilo en el blog sobre este asunto recoge totalmente mi punto de vista. Las teorías que “predica” el libro que citas y otros tantos parecidos no hacen más que alimentar el mito de que los bebés han de dormirse solos en sus cunas separados de lo único que de verdad necesitan: mamá y/o papá.
      Tú no has hecho nada para acostumbrarla a los brazos guapa… los bebés nacen ya “acostumbrados” a nosotros… se han desarrollado dentro de nuestros cuerpos y siguen necesitando ese contacto constante… Si no fuera así seríamos reptiles, que ponen huevos y se van… Nuestros hijos nos necistan para dormirse, igual que nos neceistan para comer, para cambairse, lavarse o rascarse si les pica algo… Quien se empeña en decir lo contrario sólo tiene un propósito: lucrarse vendiendo libros paa dar soluciones a un problema que no existe… Un bebé que no se duerme solo no tiene un problema, el problema lo tienen los padres cuando creen que esto ha de ser así. Piensa por un momento en las nanas… existen en todas las culturas a través de toda la historia de la humanidad… ¿por qué? Porque todas las madres, abuelas u otras personas encargadas de cuidar bebés saben que un bebé no se duerme solo, que neceista movimeinto, abrazos y palabras de cariño… Si todos nuestros antepasados hubieran decidido no seguir su instinto y hubiera salido el “cromañivill” de turno diciendo que los dejaran solitos… pues igual nos habríamos extinguido… No me imagino a un bebé en el año 3000a C sobreviviendo solo en una cueva aparte de la de los padres… y más si lloraba… que venía el lobo y se lo comía…
      para tu niña no ha pasado el tiempo, no sabe si ha nacido en el SXXI dC o en el SXXI a C, no sabe si vive en unpalacio o en una chabola, sólo sabe que necesita vuestra compañía para darle seguridad al dormirse…
      Quien te aconseja que la acostumbres dejándola llorar para mí merece el mismo respeto que los talibanes que piensan que las mujeres no merecen hablar, ni estudiar, ni trabajar… y que tienen que acostumbrarse al sometimiento que ellos creen justo y necesario. Parece una exageración pero haz la prueba, imagina ese consejo de cómo tratar al bebé aplicado a una mujer, a una persona mayor o discapacitada …se consideraría maltrato… ¿por qué va a ser distinto sólo por el hecho de que sea a bebés????
      Los niños llega el momento que se duermen solos del mismo modo que llega el momento que comen solos, hacen pipí solos, se visten solos y salen a la calle solos… De nada sirve intentar acelerar un proceso fisiológico normal… Pregunta a tus padres y abuelos cómo dormían ellos de pequeños… quizás te sorprendas…
      Disculpa porque cuando trato este tema a veces me “exaspero” un pelín… es que no entiendo cómo profesioanles con años de estudio y que se supone que buscan elbienstar de los niños pueden recomendar este tipo de cosas… Primero porque dormir no es una enfermedad a ver si ahora mi doctora de cabecera me va a decir si puedo o no abrazar a mi marido de noche… que igual me sale con que eso no es bueno para su independiencia y luego no se quiere levantar a ir a trabajar… y Segundo porque como médicos deberían saber los efectos secundarios que ya se conocen de dejar a los niños llorar sin atenderles… Puedes mirar las entradas del blog sobre “El cerebro del bebé” para saber de qué hablo.
      Escucha a tu instinto y aprovecha cada instante que puedas abrazar a tu niña y mecerla y cantarla y domirla en brazos… algunas echamos de menos no poder hacerlo con algunos de nuestros hijos.
      Un abrazo

      Responder
  3. Noelia

    Hola Nohemí,

    Ahora si escribo bien tu nombre, es que la última vez no me fijé que iba con la “h” intercalada…

    Muchas gracias por tus consejos, estoy de acuerdo contigo, sobre todo con el tema de que el pediatra sea quien nos aconseje este método tan agresivo para los bebés. Aunque es mi primera hija, pienso que como dices, llegará el día en que se duerma ella sola y que no hay que forzar la situación, ya que todo lleva su tiempo y no hay necesidad de forzar su progreso natural, sobre todo porque creo que no sea nada bueno para la niña.

    Ya le he echado un vistazo a la información que tienes en la página sobre el sueño infantil, pero la miraré más detenidamente, sobre todo lo que mencionas del cerebro del bebé.

    Muchas gracias de nuevo por tus consejos y un abrazo a ti también.

    Responder
  4. Natalia

    Hola!

    Me encantan los artículos que han presentado.
    En mi caso, tengo 2 hijos. El mayor de 3 años con el cual he practicado colecho y cuando cumplió sus 2 años y medio comenzó a dormir en su habitación solo y toda la noche.
    Ahora practico colecho con el menor de 9 meses. Jamás logré que durmieran toda la noche (aún con el colehco) pero estando en la cama con nosotros él come cuando quiere y aparte disfruta mucho de dormir junto a sus papá.

    Todo llega… a disfrutar mientras quieren estar con nosotros que luego crecen y hacen sus vidas!!!! ;D

    Saludos

    Responder
    • Nohemí

      Felicidades Natalia por dsifrutar y permitir que tus hijso disfruten de vuestra compañía cuando más la necesitan.
      Un abrazo 🙂

      Responder
  5. Jadeisa

    Hola Nohemí:

    Quiero plantearte un par de dudas relacionadas con este tema. De momento no he investigado mucho pero quizás tú sepas algo y me ayudes. ¿Es perjudicial para los bebés dormir con luz?, ¿Cuándo se les puede poner almohada y de que tipo?.

    Me vienen a la cabeza imágenes de nuestros antepasados en las cavernas y de las actuales tribus que duermen frente a una hoguera y me pregunto si por esos lares abunda la miopía y la escases de melatonina.

    Me gustaría que me contaras tu (si quieres) experiencia al respecto.

    Besos

    PD: Nunca pierdo de vista tu maravilloso blog.

    Responder
    • Nohemí

      Hola Jadeisa:
      Te voy a dar mi opinión personal porque no he “estudiado” nada concreto sobre el tema…
      Creo que antes de existir la luz artificial, los bioritmos del ser humano eran regidos por los ciclos naturales del día y la noche… Yo que tengo un marido, que por su trabajo, trabaja de noche y duerme de día doy fé de lo complicado que es alterar ese ciclo natural.
      Creo que el hecho de dormir con algo de luz no es en sí por el hecho de dormir sino por el miedo ancestral a la oscuridad… miedo que en los adultos tras racionalizarlo lo hemos superado en parte pero que en los bebés y niños es muy presente… Sobre todo teniendo en cuenta que muchos de ellos duermen solos en sus habitaciones lejos del cuerpo-refugio de sus madres (y/o padres).
      Además las “hogueras” de nuestros antepasados tenían otra función, la de dar calor y ahuyentar a las fieras. Hoy en día no las necesitamos, al menos no la inmensa mayoría de nosotros.

      He leído algo sobre como en las zonas polares donde tienen medio año de noches con luz tienen problemas de sueño que les afecta a otras funciones vitales… pero la verdad no he profundizado…
      Mi opinión es que durante el día los bebés no tienen problema para dormir con luz y por la noche…como en teoría. Aunque nosotros debemos dormir también, pues no es necesaria una gran fuente de luz. Disponemos de interruptores al alcance de la mano para iluminarnos si lo necesitamos puntualmente…
      Sobre la almohada… pue sno recuerdo cuando Iker empezó a usarla… como duerme en la cama familiar y tenemos como 3 ó 4 almohadas dispersadas en los 3 metros de cama… me imagino que empezó a usarla cuando le apeteció..
      En principio se me ocurre que mientras el bebé no sea capaz de darse la cuelta por sí mismo para ponerse cómodo… mejor no usarla, pero ante la duda consulta a algún profesional 😉

      Un beso y gracias por tu comentario… a vecs no tengo tiempo de dedicarle al blog todo el tiempo que querría.. pero es un rinconcito que me gusta cuidar.

      Responder
  6. Madredeincógnitojeje

    Hola,

    Llevo durmiendo con mi hija desde que nació. Jamás tuve una cuna en mi casa ni la tengo ahora que falta un mes para que cumpla el añito de vida.
    Ayer, hablé con la tía de mi marido, vive lejos y ni siquiera ha venido nunca a conocer a mi hija. Con mi marido habla a menudo, pero conmigo no. Ayer le cogí yo el teléfono y estuve haciendo tiempo con ella en lo que llegaba mi marido que estaba ocupado y en esos cinco minutos me dijo que si iba a poner a la niña en una guardería. Le dije que no, que pensaba quedarme con ella todo el tiempo que pudiera, que si me salía una oferta de trabajo fantástica pues no me quedaría más remedio, pero mientras, conmigo. Y que hasta los dos años, ni siquiera haría nada por buscar esa oferta.
    Ella contestó: pero a partir de los dos años tienes que ponerla en la guardería para que aprenda a estar con otra gente y porque si no los niños se hacen muy padreros y eso no está bien. Siguiente pregunta de tirón: ¿y donde duerme, en la cuna? Le dije que no, que dormía con nosotros y se rió de mi e hizo alguna crítica que ni siquiera escuché.

    Yo ya sé que la gente es así, pero por alguna razón hoy me siento indignada. Ha hablado con mi marido un montón de veces y nunca le ha preguntado donde duerme mi hija, pero tuvo dos minutos al teléfono conmigo y fue como un interrogatorio. ¿Le he preguntado yo alguna vez donde duerme algún miembro de su familia? Ella tiene un marido y cuatro hijas y jamás le he preguntado por la distribución de las camas de su hogar y eso que he estado allí, me han cedido alguna habitación y podría tener interés en saber a quien le estaba quitando la cama no??

    No se lo quiero decir a mi marido porque tampoco quiero que se ofenda y piense que tengo algo contra su familia, pero la verdad es que me alegro de que estén lejos.

    Necesitaba desahogarme. Gracias por estar ahí.

    Besitos!!

    Responder
  7. lauraylucía

    hola, solo decir respecto al colecho que tanto mi marido como yo estamos encantados de practicarlo. Mi niña tiene 6 meses y el primer sueño (hasta las 5 de la madrugada) lo hace en su cuna, pero cuando se despierta viene directa a nuestra cama, donde se duerme solita enganchada a la teta y donde nos despierta sobre las 7 de la mañana a “MANOTAZO LIMPIO” nos encanta.

    Un beso muy grande

    Responder
  8. lauraylucía

    hola madredeincógnitojeje … me parece genial lo que haces y ya sabemos lo “RARO” que resultan estas cosas a ojos de otra gente, lo mejor es lo que haces, desahogarte por otros medios que no sean tu marido y pasar olímpicamente de la gente (que saben mucho dar buenos consejos)

    BESOS

    Responder
  9. elsa

    soi la mama de una niña de tres meses tambien hago colecho doi el pecho y es una esperiencia estupenda no uso el carrito ya que uso siempre el fular y en mi familia tambien esta el tipico comentario de que la niña siempre esta en ese trapo y que la tengo que acostumbrar al carro nohemi me ha ayudado mucho . ojala muchas madres crien a sus hijos con apego emocional y no se dejen yebar de la gente un beso a todas 😀

    Responder
    • Nohemí

      Gracias Elsa… para mí es un placer sentir que he contribuído aunque sea poco en que haya más familias felices…
      Un beso

      Responder
  10. mcgoofyy

    Hola,yo tengo dos niñas,una de dos años y otra de 4 meses.
    La mayor durmio en su cuna y me sentaba a darle el pecho 20 minutos de cada teta despierta a las 4 o 5 de la mañana cuando lo pedia y luego a su cuna,ni que decir tiene que a los 4 meses fracaso la lactancia que era una agonia por las noches.
    La pequeña se acuesta en su cuna y cuando pide la meto en mi cama y alli se despierta al dia siquiente,dormimos las dos y sigo con el pecho.
    Para mi la gente de fuera comentando hace mucho daño y crea muchas inseguridades a la mama primeriza….

    Responder
  11. rocío

    Hola a tod@s, tengo una niña hermosa de 3 meses a la que le cuesta coger el sueño si estamos en casa. Explico, si vamos en coche no problema, si está en el capazo, no problema, si está en el fular tampoco ha problema… es decir la cosa es que miniña necesita meneo para quedarse dormida. De madrugada por ejemplo se queda dormida cuando le estoy dando pecho y sigue durmiendo sin problema. Últimamente no sé si lo lleva peor o le ha cambiado el llanto porque se coge unas perretas tipo grito que creemos que le duele algo. No sé si puedo hacer algo para que no sufra tanto para quedarse dormida. también me está consumiento los comentarios de la gente, que si se acostumbró a los brazos, que es culpa nuestra en fín… la pediatra que siga el libro de Estivill… del que paso directamente. No soportaría oírla llorar por que sí.
    Bueno espero respuesta o compartir experiencias. Gracias.

    Responder
    • Nohemí

      HOla Rocío:
      BIenvenida al mundo de la realidad infantil… Los bebés son exactamente como tu hermosa niña… no les gusta estar solos, diría más NO PUEDEN estar solos. Ellos traen de serie el mecanismo para asegurarse que no les dejan solos por eso su forma más segura de dormirse es en tus brazos o con movimiento lo que le asegura que hay alguien con ella.
      Cuando unos padres entienden que eso es lo normal sufren menos porque no comparan lo que ocurre con falsas expectativas creadas por métodos que solo sirven para conseguir que los niños no “molesten”.
      Sobre que un médico especialista en niños recomiende un método conductivista con consecuencias negativas demostradas … pues opino lomismo que sobre la tortura para conseguir doblegar la voluntad de un adulto… No digo que no funcione… pero ¿a qué precio?? Creía que la medicina se basaba en la evidencia científica… me parece que en lo que refiere al método han olvidado el rigor científico por completo… En fin… luego vienen los pediatras y se ofenden por mis comentarios… Pero qué diferencia hay entre no oir las quejas de las mujeres en algunos pueblos y no oir el llanto de un bebé en la noche?? Al parecer la única diferencia es que un “médico” lo avale…
      un abrazo

      Responder
  12. alma

    Gracias por el blog y los mil vídeos de porteo en internet.
    Soy madre de tres hijos de 9 años, 7 años y 3 meses…
    Y he llorado mucho al leer “Dormir sin lágrimas” de Rosa Jové y recordar las noches de insomnio junto a la cuna de mi hijo mayor, recién nacido, que lloraba incesantemente…. ¿por hambre, por miedo? Yo me sentaba junto a su cuna y le hablaba, luego lo cogía y le acunaba en mis brazos, le besaba y lo volvía a dejar en su cuna… ¡Sintiéndome mal por haberlo cogido!
    Era lo que me decían: “no lo cojas, déjalo llorar que lo malcrías, que llore y se calmará, tiene mamitis, ¿vuelve a tener hambre? no le toca no le des que ha de acostumbrarse a aguantar 4 horas…”
    Y ahora me arrepiento mucho de no haberlo cogido más, de no haber dormido con él cada noche y de haber dejado la LM a los 4 meses porque yo estaba ya desquiciada de no dormir y no saber cómo llevarlo.
    Y doy gracias por la oportunidad de haber aprendido, con mi tercer hijo, lo bello que es ser madre de un bebé. Algo que antes recordaba con pavor… Duermo con él, le doy pecho cuando pide y he dejado de escuchar los comentarios negativos que me rodean.
    Gracias a todos los pediatras, madres, grupos de ayuda, blogs… que apoyan la maternidad natural y que nos están enseñando lo precioso que es. No podía ser de otra manera, si la naturaleza lo manda…

    Responder
    • Nohemí

      HOla Alma:
      Muchos de nosotros hemos sentido con el timpoq ue nuestros hijos han sido, parafraseando a Maflada, “hijillos de indias”. Lo importante es si hemos aprendido en el camino a tomar nuestras propias decisiones y no guiarnos por supeustos expertos con intereses más que dudosos…
      La mayoría de las que e cierto modo somos “activictas” d eun modo u otro en estos temas venimos de fracasos personales en uno u otro aspecto… así que puedes ver tu vivencia como una oportunidad de comprender a tantas familias que empiezan como tú con tu priemr hijo… de seguro de ese modo sacarás muco positivo.
      Y ya sabes que no hay nada que el cariño no logre compensar…
      Un abrazo

      Responder
  13. Eugenia

    Hola, me gustaría dejar un comentario en este post en el que todo el mundo critica “al supuesto experto”.

    Mi bebé de 4 meses durmió conmigo el primer mes. Después le pasé a su cunita, que está a mi lado, y ahí está desde entonces. Alguna vez le he puesto a dormir en nuestra cama, pero no es que le haga mucha gracia, así que, cada uno en la suya.

    También porteo a mi bebé desde que nació, y le doy el pecho y ahora que vuelvo a trabajar seguiré sacándome leche para que le dé los biberones mi marido, que se queda con él.

    En cuanto al libro del Dr. Estivill, creo que la gente critica muy fácilmente, y peor aún, sin ni siquiera haberse leído el libro. Y lo de llamarle “supuesto experto”, francamente, Estivill es uno de los mayores expertos del sueño de España, y de eso no cabe duda, guste o no lo que dice. Ha ayudado a miles de personas a dormir, tanto a niños como adultos.

    Creo que el debate es si creemos, como Jové/González, que el sueño se va desarrollando poco a poco y ya dormirá el niño cuando quiera; o si creemos, como Estivill, que el sueño es un hábito que se adquiere. Yo soy seguidora de Estivill, y he seguido sus consejos para que mi niño duerma bien porque he comprendido lo importante que es el sueño para los bebés. Y he de decir que siguiendo sus consejos, paso jugando un buen rato con él, le doy el pecho, le pongo el pijama, le canto una canción y le dejo en su cunita… y se duerme. Sin lágrimas. Lo de dejarle llorar es a partir de los 6 meses, y sólo si sus consejos para antes no funcionan.

    Con esto quiero decir, que no hay que generalizar y decir que las que seguimos a Estivill somos unas talibanes o malas madres (os aseguro que yo beso muchísimo a mi bebé y le cojo lo que haga falta). Simplemente creo que el sueño es un hábito, igual que lo es el comer, y creo que ambas cosas se pueden enseñar. Y a cuento de esto, mi cuñada, que sigue los consejos de González (ese señor que dice que si un niño no quiere fruta, pues que no la coma!) piensa que los niños tienen que comer lo que quieran, resultado: sus tres niños tienen problemas de crecimiento. Que no digo yo que no sea un problema genético, pero vamos, como comen lo que quieren, pues no comen nada y claro está, eso afecta a su desarrollo.

    Sólo quería dejar mi experiencia aquí, porque las cosas no son blancas o negras. Dicho esto, que cada uno haga lo mejor que crea para sus hijos, y evitando caer en tópicos tipo: lactancia artificial MAL, lactancia materna BIEN.

    Gracias por el blog y por los videos, me son muy muy útiles

    Responder
  14. Mónica

    Eugenia, personalmente creo que en esta página se informa mucho más que etiquetar bien o mal un modelo de crianza. Otra cuestión son las opiniones personales, que a mi parecer son un desahogo necesario de las madres. De todas maneras creo que hay un error de base en tu argumentación y que diferencia claramente la elección de una crianza natural que respeta las necesidades del bebé y sus ritmos fisiológicos a lo largo de su desarrollo, y el aprendizaje de unos hábitos por repetición que se amolden más a las necesidades de los adultos.

    Pienso que los hábitos son buenos y necesarios siempre que se respeten los tiempos de desarrollo. Mi hija tiene 11 meses y ella es la que me enseña, y me marca la pautas. Lo que no quiere decir que vaya a ser la que dirija la crianza, pero creo que hay que respetar la individualidad desde la base. Hasta ahora la he escuchado y el resultado está ahí (con colecho, lactancia a demanda y porteo), ella también me escucha, mi hija sólo viene a mí cuando realmente me necesita, tiene hambre, sueño o necesidad de contacto. Tan fácil, tan simple y en esta sociedad neurótica, tan complicado de llevar por la presión laboral y social.

    Suerte a todas

    Responder
  15. estela

    Hola
    Soy mama de noa una nena de 5 meses. Os he conocido por nuestra profe de yoga y os voy a contar mi problema a ver si m podeis ayudar.
    Yo despues del maravilloso parto me desangre y estuve al borde de la muerte y tras operarme y trasfundirme mucha sangre pude estar con mi hija en casa. Durmio con nosotros hasta los dos meses porque yo estaba muy debil para levantarme a darle el pecho, pero empezo a estar incokoda con nosotros y la empece a hechar en su cuna y desde los 2mss a los 4 dormia tranquila y solo m pedia una vez el pecho,pero empezo un dia a llorar porque se le callo el chupe,se lo poniamos y ya,pero empezo q ser esto cada hora y me la he intentad meter en la cama pero no se duerme,solo quiere jugar en nuestra cama y solo duerm en su cuna pero se no hace imposible dos meses sin drmir dos horas seguidas.
    Necesito ayuda

    Responder
  16. Lucy

    Hola! Me encanta leer tus blogs Nohemí. Te conocí en una clase pre-parto de mi matrona. Tú ibas a explicar lo de los portabebés. Qué genial por cierto! Gracias a mi matrona y a sus clases sé todo lo que necesité cuando nació mi niña.
    Y una de estas cosas, era el colecho. Antes de quedarme embarazada lo veía muy hippy. No era lo “normal” en las personas que me rodeaban. Lo “normal” era y es todavía, dejar al bebé en su cuna que llorase solito y que a los pocos meses tuviera su propia habitación y pasase a ella.

    Pero cuando nació Lucía, que por cierto, fue un parto estupendo, la primera noche dormimos juntas. Para mí, esa noche, fue la más bonita de mi vida. Nadie me dijo nada (ni las visitas, ni l@s enfermer@s).
    Y así tb los casi tres días que estuvimos juntitas. Si la primera noche fue la más bonita de mi vida, la tercera fue la peor. Lucía se quedó varios días en neonatos y yo me quedé destrozada.

    Pero eso quedó atrás. Por lo menos, saqué muchas cosas positivas de su estancia. Yo estuve allí casi todo el tiempo. Conocí a madres maravillosas y gracias a varias enfermeras (no todas) aprendí muchísimas cosas. Sobre todo la forma correcta de dar el pecho. Tb gracias a que el Materno tiene dentro de neonatos una sala de lactancia con sus sacaleches para las mamás que tienen a sus bebés prematuros.

    A lo que iba, que si empiezo no acabo jejejje.
    Los primeros meses Lucía se quedaba dormida conmigo pero luego la pasaba a la cuna. Era tan pequeña que me daba miedo. Pero con el paso del tiempo me dí cuenta que era más cómodo para las dos, quedarnos juntas todas las noches. Así hasta el día de hoy. Ya cumple los ocho meses y le cuesta quedarse dormida. Pero su papá o yo le cantamos, le acurrucamos y el pechito y a dormir…
    Porque yo siempre le he dicho a su papá, si existen las nanas y se venden cositas para balancearlos, por algo será.

    Y sí; “que le acostumbras”, ” que luego le cuesta dormir sola” y bla bla bla…

    Aquí la tengo al lado. En el sillón, mientras yo escribo ella duerme.

    Y así hasta que ella me diga: ” Vete al otro sillón mamá”

    Consejo de todo esto: Disfrutar de vuestros hijos

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Sueño Infantil « Mimos y Teta - [...] Sueño Infantil [...]
  2. Declaración sobre el llanto del bebé (de Mimos y Teta) | Mami Kanguro - […] Nota original: mimosytetablog.com/sueno-infantil/ […]

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *