Este blog fue pionero en visibilizar la lactancia y en despojarla de su “halo virginal”. Decidí poner el nombre “TETA” porque es la palabra que usan la mayoría de los bebés para pedir comida, porque es el nombre del órgano de las mamíferas hembras  encargado de alimentar a las crías, porque es la palabra como comúnmente se llama a esa parte del cuerpo y porque me da la gana.

Creía que a estas alturas, en una sociedad de la libertad, cuando todo lo relacionado con el sexo está a un solo click, no tendríamos que estar escribiendo sobre esto.

Pero resulta que sí, resulta que sigue habiendo personas que dicen que la lactancia está muy bien siempre que sea en privado o “con discreción”, en lugares específicos, con decoro, “sin exhibicionismos.

Voy a intentar contener la mala leche que me recorre el cuerpo, que no solo las tetas, cuando alguien me habla así, voy a intentar hacer un ejercicio de respeto por quienes evidentemente no lo muestran, a ver si así aprenden algo. O al menos que quede clara la diferencia de quién respeta  o quién ofende a quién.

  • NADIE tiene derecho a decirle a una mujer qué hacer  o no con su cuerpo
  • NADIE tiene derecho a inmiscuirse en la decisión de una madre de amamantar.
  • NADIE tiene derecho a insinuar que lo que mis hijos hacen de forma natural es inmoral u obsceno o pornográfico.
  • NADIE tiene derecho a establecer los límites de la normalidad en un proceso natural en el que ellos no intervienen.
  • NO VOY A TOLERAR QUE NADIE NI SIQUIERA INSINÚE que lo que hacemos mis hijos y yo en esta foto es pornográfico.

 

foto de lactancia denunciada por desnudo

 

A todas esas personas que critican a las mujeres que amamantamos, o sencillamente a las que vivimos sin un pudor pacato e hipócrita, solo recordaros una cosita:

YO AMAMANTO CUANDO, DONDE,  COMO Y HASTA DONDE QUIERO

No ha nacido la persona en este planeta que me lo vaya a impedir,
así que si tú que lees crees que tienes la más mínima posibilidad de coartar mi libertad,
ya te avanzo que no sabes con quién estás hablando.

Ni FAcebook, ni tú, ni 2000 como tú, vais a conseguir que yo deje de hacer lo que me da la real gana.

Ni tu hipócrita moralidad que se escandaliza de ver las tetas de las madres, pero que en la intimidad y anonimato disfruta con pornografía y/o prácticas sexuales digamos “poco habituales”.
Es curioso como cuanto más moralistas somos, luego más nos vamos a los extremos. Eso sí, seguro que luego se os llena la boca con obras de caridad y alimentando a pobres y esas cosas.

Aún no he encontrado a un solo moralista que en el fondo no esconda un depravado.

La moral de facebook

  • Estoy harta de esos machirulos moralistas que se escandalizan de ver a un niño mamar , o una madre amamantando sin pudor, o a una mujer sencillamente libre de expresarse con su cuerpo como desee.
  • Estoy harta de las mujeres que jalean a los machistas cuando hablan en contra de otras  mujeres criticándolas de “putas” o “zorras” o aprovechadas, como si  eso no fuera contribuir a la violencia machista.
  • Estoy harta de ver que cuando alguien no consigue de ti lo que quiere su única salida es volcar su odio criticándote, a ti, a quienes te rodean  y todo lo que haces.  Incluso lo que un día alabaron.
  • Estoy harta de ver cómo en el nombre del amor y la justicia lo único que hay es odio, envidia, complejos, traumas y frustraciones. Que sí, que todos tenemos un poco de eso, pero algunos no vamos echando mierda a los demás para que así no se nos note la nuestra. Algunos nuestra basura la intentamos gestionar sin amargar la vida al resto.

Esa es la diferencia entre unos y otros: el RESPETO.

Yo no soy la mejor madre del mundo y por supuesto meto la pata 100 veces al día. Pero si de algo me voy a encargar con ellos es de enseñarles que son LIBRES.
Y que no dejen que la miseria de los demás les coarte en sus derechos.
Para protegerles si alguien lo intenta ya tienen a su madre, y os aseguro que si me cabreo entonces sí vais a ver la diferencia entre un mamífero cualquiera y una hembra mamífera que cría.

Y por si no ha quedado claro…

MI CUERPO ES MÍO Y LO ENSEÑO SI QUIERO
Y POR ELLO NO DEJO DE SER MADRE NI BUENA PROFESIONAL
ASÍ QUE TÚ QUE ME JUZGAS POR MIS FOTOS, AHÍ TIENES UN REGALITO

 

 

Quizás quieras leer: