Igual no lo sabéis, pero las madres somos “un grupo de presión con un gran poder mediático”, no lo digo yo, lo dice el Dr. González Cano y lo recoge un periódico digital al comentar la noticia de la cancelación de la presentación de su libro.

El ilustre médico que se ha consagrado por ir en contra de todas las recomendaciones y políticas de salud pública, no sólo española (AEPED), sino mundial (OMS), al parecer se siente víctima de todas las mujeres que hemos boicoteado su trabajo.
Mira por donde sí va  a haber  víctimas de la lactancia materna en esta historia:

  • El ego del pediatra
  • la librería que iba a presentar el libro
  • la editorial, sino es que fue autoedición
  • y espero que las empresas que directa o indirectamente se beneficiaban de la publicación del mismo.

 

Y le leo comentar que  “ha sufrido “inadmisibles presiones de grupos “lactivistas””  y me pregunto qué entiende este hombre por inadmisibles presiones. ¿Acaso hemos ido a su casa a pedirle explicaciones? Que yo sepa hemos hecho lo mismo que él pero con la razón y la evidencia científica de nuestro lado. Y lo hemos hecho usando el poder que tenemos, porque es nuestro.

  • Hemos exigido que no use su rol de profesional sanitario de un sistema público para ir en contra de la evidencia científica
  • Hemos pedido que apoye con estudios fiables lo que argumenta (creo que es lo habitual en ciencia si no me equivoco)
  • Hemos pedido que se le inhabilite de su cargo como responsable de la salud de cientos de niños cuando está recomendando el destete a los 4 meses, en favor por supuesto de la alimentación artificial, sabiendo todo lo que eso implica en la salud y en la economía de las familias.
  • Hemos pedido respeto por todas las madres que decidimos amamantar
  • Hemos pedido respeto incluso para las que no quieren amamantar porque es su decisión adulta y madura, no influenciada por argumentos paternalistas de “no te preocupes que no pasa nada porque es lo mismo”
  • Hemos pedido que se disculpe con todas las personas que trabajamos para ayudar a las madres que queriendo amamantar se encuentran con dificultades y con profesionales que recomiendan cosas obsoletas y contrarias a la verdad.
  • Hemos pedido que las autoridades sanitarias de este país, de una vez por todas se mojen y actúen con responsabilidad para con la actuación de este miembro de su colectivo
  • Hemos pedido que la industria de alimentación infantil deje de pasarse por el forro la Ley que les prohíbe usar a los profesionales sanitarios como enlaces para promocionar sus productos en detrimento de la lactancia materna
  • Hemos pedido en definitiva que este caso sirva para que se vea de una vez por todas si “apoyar la lactancia materna” es de boquilla o hay verdadera actitud de saber qué significa esta práctica, creer de verdad qué implica para el bebé, para la madre, para la familia y para la sociedad, y que se actúe en consecuencia.
  • Hemos pedido dejar  de  centrar el foco en las madres que no quieren amamantar, y trabajar por aquellas que queriendo no lo consiguieron e intentar aprender de sus experiencia para por un lado que consigan encontrar la forma de hacer su  duelo sanamente, y por otro saber cómo podemos contribuir a que no haya más historias de ese tipo.
  • Hemos pedido que se deje de catalogar a las madres en buenas y malas  y de alimentar una guerra que no beneficia en ningún caso ni a las madres ni a nuestros hijos.
  • Hemos pedido que todos esos miles de pediatras que según sus propias palabras suscribirán su libro  ( “su libro será “suscrito por miles de pediatras experimentados que hay en cualquier país occidental”) asuman su responsabilidad y se actualicen y se formen o que se dediquen a otra cosa. A visitadores médicos de Nestlé y compañía por ejemplo, visto lo bien que conocen ya las bondades de sus productos.

Todo eso hemos pedido Sr. González Cano, y si usted es incapaz de digerirlo y como dice siente ” “tristeza como ciudadano, tras constatar que la presión ejercida de ciertos grupos con enorme poder mediático han logrado lo que era práctica habitual en épocas que ya creíamos olvidadas en nuestro país, la cancelación de la presentación de un libro, máxime sin haberlo leído o analizado previamente”, pues le animo a que la próxima vez tenga usted en cuenta a las madres, a nuestra capacidad de reacción cuando nos tocan lo nuestro, cuando nos insulta un señor que no sabe lo más mínimo de lo que es amamantar, cuando nos llama dogmáticas  a quienes hemos dedicado miles de horas voluntarias a acudir a la llamada de socorro de madres con gritas, mastitis, baja producción, obstrucciones, perlas de leche y muchas cosas más.
A quienes cuando en realidad hay un problema nos molestamos en buscar una solución, no en saltar del barco. Porque se le olvida a usted Sr. González Cano, que ese barco es nuestro y usted no es más que alguien que cree que estaba invitado.

Carta al Doctor jose mª Gonzalez cano

 

No te pierdas estos otros artículos:

Verdugos de la lactancia materna
El científico que quería  ser vedette
El Comite de Lactancia Materna de la AEPED en desacuerdo con el libro “Víctimas de la lactancia materna”
Declaración de IHAN acerca de la publicación del libro “Victimas de la lactancia materna.